Presidente Santos convocará a las fuerzas políticas para abrir un diálogo nacional

Las Farc señalaron que mantienen su voluntad de paz y reiteraron su disposición de usar la palabra como arma de construcción hacia el futuro.

Paz

Millones de colombianos han participado de la jornada este domingo.

AFP

Gobierno
POR:
Portafolio
octubre 02 de 2016 - 02:47 p.m.
2016-10-02

Una hora después de conocer los resultados del plebiscito, en el que el No se impuso, el presidente Juan Manuel Santos anunció que convocará a todas las fuerzas políticas del país para abrir espacios de diálogo.

“Mañana mismo (lunes) convocaré a todas las fuerzas políticas y en particular a las que se manifestaron hoy por el 'no' para escucharlas, para abrir espacios de diálogo”
, dijo el jefe de Estado en una alocución desde la Casa de Nariño, sede del Ejecutivo.

Ante la invitación del presidente, el senador Álvaro Uribe se declaró dispuesto a aportar su experiencia en "un gran pacto nacional". 

"Queremos aportar a un gran pacto nacional, nos parece fundamental que en nombre de la paz no se creen riesgos a los valores que la hacen posible", afirmó Uribe en una declaración leída ante periodistas y seguidores en su finca en Rionegro (Antioquia).  

"Sabemos que nuestros compatriotas del 'sí', al recibir el mensaje de nuestra buena voluntad, nos escucharán y los escucharemos, pedimos lo mismo al Gobierno, a sus negociadores y a la comunidad internacional", puntualizó Uribe.

"Corrijamos, la democracia de nuestra patria ha sido superior a toda la presión oficial para imponer el 'sí", agregó.

El exjefe de Estado advirtió de que "la economía del país está en dificultades que podrían agravarse con los acuerdos y llegar al punto de que por frenar la confianza de inversión no hubiera los recursos para cumplir lo pactado con la Farc".

Minutos antes, el líder de las Farc, Timoléon Jiménez, también conocido como “Timochenko”, anunció que sigue el compromiso del grupo guerrillero para sellar la paz.

“Las Farc mantienen su voluntad de paz y reiteran su disposición de usar solamente la palabra como arma de construcción hacia el futuro”.

Timochenko lamentó "que el poder destructivo de los que siembran odio y rencor haya influido en la decisión de los colombianos”.

Agregó que “con el resultado de hoy, sabemos que nuestro reto como movimiento político es más grande, y nos requiere más fuerte para construir una paz estable y duradera”.

Asimismo, dio un mensaje de aliento tras la decisión de los colombianos. “Al pueblo colombiano que sueña con la paz, que cuente con nosotros. La paz triunfara”.

“Timochencko” y el equipo negociador de la guerrilla que participó en los diálogos de paz se reunieron a puertas cerradas en La Habana, para analizar el resultado del plebiscito.

LOS RESULTADOS  

Colombia votó "No" este domingo al acuerdo de paz que buscaba ponerle fin a 52 años de guerra con la guerrilla Farc.

El No se impuso con el 50,22% de los votos, al Sí, que obtuvo el 49,77%. 

Paz

Paz

Reuters

¿QUÉ VIENE AHORA?

A pesar del llamado a reorientar los acuerdos, lo cierto es que el país se enfrenta a un proceso de incertidumbre, pues en los acuerdos firmados oficialmente el 26 de septiembre en Cartagena por Santos y alias Timochenko, máximo jefe de las Farc, no aparece un ‘plan B’ frente al escenario del 'No'. Tampoco, un protocolo para que las Farc se devuelvan a sus campamentos.

El escenario real es que desde el 29 de agosto pasado está activo el cese del fuego y hostilidades bilateral. Este se fijó a través del decreto 1386 del 26 de agosto del 2016, firmado por el Ministro de Defensa. 

Paz

Paz

Héctor Fabio Zamora

Consultado sobre si esta guerrilla podría regresar a la guerra, el director del semanario Voz, Carlos Lozano, citó precisamente que en la pasada X Conferencia ese grupo armado ya optó por iniciar su proceso para ser un partido político.

“El 'No' busca reconsiderar los acuerdos, pero eso no tiene sentido porque ya fueron aprobados por ambas partes. Las Farc ya tomaron la decisión de no volver a la guerra. (…) pero una victoria del 'No' generaría una incertidumbre porque cualquier cosa podría pasar, incluso que la guerrilla vuelva a la guerra aunque ya haya dicho lo contrario”, explicó Lozano.

Por su parte, la exsenadora Piedad Córdoba explica que la guerrilla está decidida a convertirse en un partido político.

“Están expectantes de lo que suceda en el plebiscito, pero sinceramente los veo apegados a los acuerdos y con la idea de hacer política sin armas independientemente del resultado electoral. De todas formas el plebiscito no es vinculante”, indicó.

Para la profesora de ciencias políticas de la Universidad Javeriana, Patricia Muñoz, la decisión de volver o no a la confrontación dependería más de las Farc que del Gobierno.

“Así las Farc quieran iniciar una vida política no podrán hacerlo sin una justicia transicional y el levantamiento de los compromisos con la justicia ordinaria que tienen. No pueden dar ese paso por sí solos. En la práctica queda en las manos de las Farc decidir que hacen si gana el 'No', ¿volverán a la clandestinidad? No hay claridad frente al camino a seguir”, explica Muñoz y añade que existe otro escenario: una estrecha victoria del 'Sí' en el plebiscito.

"Si se aprueba por una pequeña diferencia, el Presidente queda facultado para implementar los mecanismos, pero queda en entredicho la legitimidad de su proyecto. Es decir, el respaldo ciudadano para ejecutar el acuerdo será mínimo, aunque tenga la vía libre para actuar. Todo quedaría reducido a la voluntad política de ambas partes por iniciar o no un nuevo acuerdo”, agrega.

Renegociar es el escenario que defienden los partidarios del 'No': una reapertura de los diálogos con el fin de modificar lo acordado en materia de participación política y justicia transicional para los miembros de las Farc.

Y Alfredo Rangel, senador del Centro Democrático, dice que “la decisión de las Farc de ingresar a la vida política ya es irrevocable. Por lo tanto, es falso el dilema de que si se vota 'No' volverán a la guerra. Al ganar el 'No' el Gobierno deberá mantener la negociación, pero hacer cumplir el mandato mayoritario que no respalda el acuerdo al que llegaron con las Farc”.

RIESGOS PARA LA ECONOMÍA 

Uno de los aspectos más complejos es la estabilidad de la economía, que podría verse afectada por el triunfo del No, en aspectos claves como el trámite de la reforma tributaria estructural que el Gobierno planea presentar la próxima semana al Congreso.

El nuevo panorama político podría generar dificultades en su aprobación, pues esta ha sido duramente criticada por el partido Centro Democrático que lideró el rechazo a los acuerdos de paz con las Farc y que triunfó en las urnas.

Sin embargo, los expertos aseguran que el ajuste tributario no es una opción sino una obligación para que el país pueda mantener el grado de inversión, lo que garantiza mejores condiciones para el endeudamiento.

Otro tema que genera incertidumbre es la acción que tomarán las calificadoras de riesgo ante los resultados. Como se sabe, los temas políticos y de seguridad hacen parte del análisis que hacen estas firmas sobre el perfil crediticio de Colombia.

De hecho, durante el tiempo que se llevaron a cabo las negociaciones del proceso de paz con las Farc, las agencias calificadoras confiaron que llegarían a feliz término, y que al hacerlo, la economía del país sentiría grandes beneficios por cuenta de la mejora en las condiciones de seguridad, y habría una menor percepción de riesgo en materia de gobernabilidad.

El viernes pasado, Lisa Schineller, de la calificadora Standard and Poor’s dijo que si el no ganaba en el plebiscito, el perfil del país podría deteriorarse, pues al afectarse el capital político del Gobierno del presidente Juan Manuel Santos, habrá menos agilidad en la búsqueda de nuevos recursos para compensar la caída de los precios del petróleo, lo que pondrá presiones en la situación fiscal.