El desperdicio de electricidad
vale 4 billones de pesos al año

El país pierde el 10 % de toda la energía eléctrica que produce, que
equivale a lo que genera el Guavio. El malgasto se da en todos los sectores.

El sistema energético del país se encuentra al límite.

El sistema energético del país se encuentra al límite.

Archivo particular

Gobierno
POR:
Pedro Vargas Núñez
febrero 28 de 2016 - 07:00 p.m.
2016-02-28

En estos momentos en los que Colombia tiene que importar energía eléctrica de Ecuador por la falta de lluvias y el daño en la central hidroeléctrica de Guatapé, la electricidad que desperdicia el país está por el orden de los 3,96 billones de pesos, o lo equivalente a la generación del Guavio durante el mismo periodo de tiempo, revelan cifras de la Unidad de Planeación Minero Energética (Upme).

La entidad sostiene que el país malgasta el 10 por ciento de toda la energía que produce, unos 6.000 gigavatios hora año en todos los sectores: industrial, residencial, comercial, salud y público.

Es más, por el solo hecho de dejar electrodomésticos y equipos electrónicos conectados (no prendidos) las 24 horas del día, se desperdicia el tres por ciento de toda la energía generada, es decir, todo lo que produce la represa de Betania (1.200 megavatios) durante un año.

Jorge Valencia, director de la Upme, afirma que se tiene que trabajar en todos los sectores, especialmente en el industrial, en el cual algunas calderas y motores eléctricos son muy antiguos y con poca eficiencia energética, especialmente entre la pequeña y la mediana industria.

82
%
es el porcentaje de ineficiencia
energética en el sector de transporte.


Carlos García, Subdirector de Demanda de la misma entidad, asegura que el promedio de antigüedad de equipos en esta clase de empresas es de 25 años, “lo que quiere decir que algunos tienen hasta 50 o 60 años”.

Por esto, el gran desafío de esta industria es enfrentar un cambio muy fuerte con automatización de procesos, incorporación de tecnologías y medición automatizada, entre otros.

En el sector comercial, en donde se presenta mayor ineficiencia es en la iluminación, refrigeración, acondicionamiento de ambientes y fuerza motriz.

Las personas dejan la luz prendidas de los locales mientras estos están cerrados, los aires acondicionados funcionando con las puertas abiertas, mientras que cuando utilizan equipos de refrigeración, estos son demasiado antiguos.

A DESCONECTAR EQUIPOS

En el residencial, cada vez más eléctrico, se ha detectado que las neveras consumen casi el 50 por ciento de la demanda de energía en el hogar, en un país en el que se calculan que existen más de 12 millones de estos electrodomésticos.

Por esto recomiendan adquirir neveras, televisores, lavadoras, secadoras con un uso más eficiente de la energía y sobretodo no venderlos o regalarlos sino chatarrizarlos.

“Normalmente la gente los regala, los pone en habitaciones de huéspedes, o los lleva a fincas, casas de campo”, pero consumen mucha energía.

"El solo hecho de que el parque automotor se vaya renovando va a reducir el consumo energético real".

COMPARTIR EN TWITTER


La recomendación de la Upme respecto a desconectar equipos mientras no estén en uso es usar multitomas y apagarlas cuando se sale de casa, para que no consuman energía (los equipos antiguos consumen más que los nuevos).

LA INEFICIENCIA DEL GAS

El subdirector de demanda de la Upme afirma que el sistema de gas doméstico tiene una eficiencia de solo 50 por ciento, por lo que eventualmente los equipos como cocinas y calentadores migrarán a la electricidad nuevamente.

“El sistema de gas parece que llegó al techo tecnológico, se pierde calor y no se utiliza el residual”, explica.

García subraya que este es un problema especialmente en estufas, en el cual el diseño de las mismas es deficiente para el ahorro de energía.

1 % DEL PIB EN INEFICIENCIA

El impacto del uso ineficiente de todas las clases de energía (carbón, gas, gasolina, diésel, gas licuado de petróleo, energía eléctrica) en Colombia es del orden de 17,1 billones de pesos al año, cerca del uno por ciento del Producto Interno Bruto (PIB), según cálculos de la Upme.

El que más desperdicia es el sector del transporte con pérdidas anuales de 10.309 millones de pesos por este concepto, seguido por el sector residencial con 2.501 millones de pesos, el industrial con 1.725 millones de pesos y el agropecuario y minero con 1.567 millones de pesos.

Pedro Vargas Núñez
Subeditor Portafolio