En Cartagena se contrató a una ferretería para entregar alimentos a estudiantes

La firma, entre los documentos de legalización y las facturas de cobro, aumentó el valor de la libra de pollo de 7.000 a 40.000 pesos.

Contralor

Archivo

Archivo

POR:
Portafolio
noviembre 27 de 2017 - 10:51 a.m.
2017-11-27

La Contraloría General de la República encontró en Cartagena una irregularidad más en los Programas de Alimentación Escolar (PAE). En el segundo semestre del año pasado, la empresa Comercializadora La Nueva Esperanza, que en la Cámara de Comercio de esta ciudad registra como actividad principal el comercio al por menor de artículos de ferretería, pintura y productos de vidrio, cobró una libra de pechuga de pollo a 40.000 pesos.

(Lea: Los billones de pesos que la corrupción le roba al futuro del país)

Además de que su actividad comercial no se relaciona con la preparación y distribución de alimentos, la Contraloría General de la República pudo establecer junto con la Dirección de Impuestos Nacionales (Dian), que “no aparecen reportes de declaraciones de IVA por el contribuyente Comercializadora La Nueva Esperanza SAS”. Sin embargo, en la auditoría que realizó el organismo de control se verificó que en las facturas que presentó la empresa contratista (Consorcio Proescolares), entre ellas la de compra de pechuga por 40.000 pesos, se deducía el valor del IVA.

(Lea: Abren pliego de cargos contra implicados en el 'cartel de la fruta')

Este fue uno de los casos señalados como preocupantes por parte del Contralor Edgardo Maya Villazón durante la rendición de cuentas de la Contraloría, realizada la semana pasada en Bogotá.

El ente de control fiscal estableció que para el suministro del programa de alimentación escolar para el segundo semestre de 2016, se celebró el 5 de agosto del mismo año un contrato con el Consorcio Proescolares, por valor de 15.831 millones de pesos, con recursos provenientes de regalías. Adicionalmente el 26 de diciembre se aprobaron vigencias futuras por 7.000 millones 886 mil pesos, para ampliar el servicio contratado en 28 días calendario, con el mismo contratista.

Se corroboró que para legalizar un anticipo por 4.749 millones de pesos el consorcio presentó facturas con valores como:
- Kilo de Pechuga a 7.000 pesos
- Kilo de Carne a 11.000 pesos
- Kilo de Carne molida a 10.000 pesos
- Kilo de Bofe a 9.000 pesos

Sin embargo, para legalizar los pagos ante el Distrito de Cartagena, el contratista soportó sus gastos en alimentos con facturas donde los valores anteriores se incrementaron:
- El Kilo de Pechuga pasó de 7.000 a 40.000 pesos
- El Kilo de Carne pasó de 11.000 a 25.000 pesos
- El Kilo de Carne Molida pasó de 10.000 a 38.000 pesos
- El Kilo de Bofe pasó de 9.000 a 15.000 pesos.

Adicionalmente se cobraron 2.539 millones de pesos en la compra de alimentos para la elaboración de las raciones alimentarias, sin embargo esto no fue debidamente verificado por el Distrito.

“Varias Veedurías Ciudadanas de la ciudad alertaron durante el proceso licitatorio sobre señalamientos por irregularidades del proponente Consorcio Proescolares, que pese a ello, resultó favorecido con el contrato, sin que la Secretaria de Educación tuviera en cuenta dicha alerta”, indicó la Contraloría.

Siga bajando para encontrar más contenido