Por escasez, los industriales salen a rebuscarse la papa

Productores dicen que el abastecimiento es normal. Sin embargo, las cifras del Dane revelan que los tubérculos, en especial la papa, subieron 17,74%.

Proponen intercambiar papas canadienses por médicos cubanos

Los industriales piden que se les permita importar papa fresca.

Gobierno
POR:
Portafolio
abril 19 de 2016 - 09:24 p.m.
2016-04-19

Los precios de la papa desataron una polémica entre la industria procesadora de este alimento, y los productores, esta vez, respaldados por el Ministerio de Agricultura.

Mientras los procesadores del tubérculo afirman que no encuentran la materia prima suficiente para desarrollar su actividad, la Federación de Cultivadores de Papa, (Fedepapa) y el ministro de Agricultura, Aurelio Iragorri, señalan que el país está bien abastecido, aunque reconocen que existen algunas dificultades con la oferta de papa industrial.

En medio de la polémica están las cifras del Dane. El rubro de tubérculos y plátanos, que incluye papa, yuca y otros productos, se encareció 17,74% en los últimos 12 meses, mientras que solo en marzo pasado subió 4,4%. En la plaza de mercado de Paloquemao, en Bogotá, una libra de papa supera los 1.000 pesos, mientras que hace apenas un año rondaba los 600 pesos. Esta situación ha llevado a algunos restaurantes populares del centro de la ciudad a eliminar o reducir el tamaño de la papa que ponen en el menú diario.

En el pulso entre industriales y papicultores, el gremio está en desacuerdo con la solicitud hecha por las marcas de papas fritas para que se autorice la importación de unas de 5.000 toneladas de papa fresca.

En el 2015, el país importó 42.000 toneladas del alimento, especialmente precocido, mientras que entre enero y febrero de este año llegaron 2.300 toneladas.

Los cultivadores dicen que la papa criolla sí está cara, pues un bulto vale entre 150.000 y 250.000 pesos.

Por su parte, el gerente de Fedepapa, José Manuel García, insiste en que no hay escasez.
Sin embargo, este argumento no tiene soporte técnico, pues las cifras del Dane revelan que el precio está al alza.

“Por estos días, la oferta quizás haya mermado porque se surte de los departamentos de Nariño y Antioquia; en este último se tiene por costumbre gastronómica consumir las variedades de papa que demanda la agroindustria”, anotó el dirigente gremial.

Vale la pena aclarar que los departamentos paperos del centro del país producen el 65 por ciento de la papa que se consume.

En Colombia se cultivan no menos de 14 variedades de papa, mientras que la agroindustria solo demanda las que tienen 7,5 centímetros de diámetro. Se estima que en el país hay unas 42 empresas procesadoras del tubérculo.

El gerente de Fedepapa reconoció una relativa escasez de papa para la agroindustria, debido a que pocos cultivadores tienen relación comercial con las empresas; de los 90.000 productores, la agroindustria les compra a unos 150. El resto, son pequeños agricultores.

“A los industriales les toca ir finca por finca, buscando dónde encuentran lo que necesitan”, concluyó José Manuel García.

Hoy, según reporte de la Cámara de Alimentos de la Andi, los agroindustriales compran entre 15.000 y 20.000 toneladas mensuales del alimento.

El ministro de Agricultura, Aurelio Iragorri, dijo que si bien hay una relativa escasez de papa industrial, los empresarios pueden procesar las demás variedades. Iragorri anotó que la situación que hoy denuncia la industria de alimentos es coyuntural.

Carolina Lorduy, directora de la Cámara de Alimentos de la Andi, indicó que “de aquí a agosto se calcula que habrá un déficit unas 25.000 toneladas por las siembras que dejaron de hacerse por la sequía de inicios de año”.

Frente a la solicitud de importar 5.000 toneladas de papa en fresco, Fedepapa indicó que esto constituye un alto riesgo fitosanitario para la agricultura del país, pese al estricto cumplimiento de los protocolos fitosanitarios entre los países exportadores e importadores.

En respuesta a esta solicitud, el Gobierno dijo que las importaciones de papa, como pide la agroindustria, no se harán, aunque sí podrán seguir trayendo papa prefrita congelada.

Las cinco medidas para estar cerca de la agroindustria

El gremio de los paperos se propuso un trabajo mancomunado para que el fantasma de la escasez de papa se aleje cada vez más de la agroindustria procesadora que coloca en el mercado local papa prefrita en bastones y en pasabocas.

Para esto, se plantean cinco pasos:

1-La consecución de más de 1.400 productores de papa como posibles proveedores. Así, tras un trabajo censal, se identificaron 1.475 posibles proveedores para la industria de alimentos.

2- Utilización del Centro de Acopio de Villapinzón. Fedepapa dejó a disposición de la industria este sitio de propiedad del gremio, desde el primero de diciembre pasado, a fin de montar allí un laboratorio móvil de calidad, donde se realice el muestreo de la papa a ser negociada por parte de los industriales.

3- Reuniones continúas con la industria, las que se realizaron entre diciembre y enero pasado entregando información de los posibles proveedores debidamente identificados.

4- Por petición de la industria, Fedepapa convocó en enero a los comerciantes de papa, siendo ellos mismos los que han ofertado el producto para la industria, una cifra cercana a las 24.300 toneladas, con lo que se supliría la necesidad de abasto.

5- Precio diferencial. En las reuniones con la industria y el Gobierno, el gremio, los agricultores y los comerciantes han manifestado el interés de consecución de la materia prima para la industria y corresponde solamente a ella ajustar el precio de compra al precio de mercado.

“Así, el gremio ha dado respuesta y soluciones concretas para el abasto de la industria, evidenciando que no hay justificación para la importación de papa; para un mercado que representa el 8 %del consumo total nacional”, dijo Fedepapa.