Nuevo Procurador prometió ejercer cargo sin sectarismo

El Senado eligió con 92 votos a Fernando Carrillo, quien fue ternado por el Consejo de Estado.

Fernando Carrillo / Director de la Agencia Nacional de Defensa Jurídica del Estado

Fernando Carrillo, nuevo Procurador General.

Héctor Fabio Zamora/ETCE

Gobierno
POR:
Portafolio
octubre 27 de 2016 - 10:45 p.m.
2016-10-27

Con una aplastante votación (92 votos de 102), el exministro liberal Fernando Carrillo Flórez fue elegido este jueves como nuevo procurador General de la Nación.

Con este resultado, el Partido Liberal le arrebató la Procuraduría al conservatismo, el cual la ostentó con Alejandro Ordóñez, cuya elección fue anulada en septiembre pasado. Hasta la noche del miércoles varios senadores conservadores intentaron promover la candidatura de María Mercedes López, pero el nombre de Carrillo ya había tomado mucha fuerza.

Carrillo fue ternado por el Consejo de Estado y su nombre siempre ha sido relacionado con el expresidente liberal César Gaviria.

Minutos después de ser elegido, el nuevo jefe del Ministerio Público afirmó en el Senado que su propósito es hacer que esa entidad “resucite los valores del Estado social de derecho, que no sea vocera de radicalismos y que sea garantista del derecho; que no sea un instrumento de persecución política y que se convierta en un estandarte de los derechos de los colombianos”.

Así como hace dos meses lo hizo el fiscal general, Néstor Humberto Martínez, Carrillo también prometió en sus primeras palabras como Procurador que esta será la Procuraduría de la paz. Y pidió al país que esté unido para que se callen los fusiles y se demuestre que es posible conseguir “consensos más allá de sectarismos”.

Añadió que velará por el cumplimiento de los acuerdos a los que se lleguen en el proceso de paz y por los derechos de las víctimas y de “los ciudadanos escépticos”.

“Será una Procuraduría que hace y no solo procura porque no basta con las buenas intenciones”, insistió. Además, prometió recuperar la dignidad de la justicia y luchar contra la corrupción. “La corrupción hace más daño que la guerra, y luchar contra ella debe ser una obligación y no un acto de heroísmo”, afirmó. Y añadió que activará un frente de lucha contra ese flagelo.