"No voy a firmar un mal acuerdo por cumplir una fecha", Santos

El Presidente admitió este jueves la posibilidad de no firmar el próximo 23 de marzo el fin del conflicto con las Farc, tal y como estaba previsto

Juan Manuel Santos Calderón, presidente de la República.

Juan Manuel Santos Calderón, presidente de la República.

Archivo particular

Gobierno
POR:
reuters
marzo 09 de 2016 - 03:42 p.m.
2016-03-09

El presidente Juan Manuel Santos dijo este miércoles que sólo firmará un acuerdo de paz con la guerrilla de las Farc en el plazo fijado del 23 de marzo, si se ha alcanzado un pacto satisfactorio para el país y anunció que las conversaciones se extenderán si es necesario.

Es la primera vez que el mandatario admite la posibilidad de no firmar en la fecha acordada inicialmente los acuerdos de paz y cerrar la negociación que comenzó a finales del 2012 en Cuba las Farc para poner fin a un conflicto de más de medio siglo que ha dejado 220.000 muertos y millones de desplazados.

Santos y alias ‘Timochenko’, se habían comprometido en septiembre a firmar el acuerdo de paz para poner fin a la confrontación el 23 de marzo, pero aún quedan pendientes complejos temas por negociar que hacen imposible cumplir el plazo, de acuerdo con fuentes del Gobierno y de la guerrilla.

“Yo por cumplir con una fecha no voy a firmar un mal acuerdo”, dijo el presidente en un acto de Gobierno en la ciudad de Pereira.

“Después de tanto esfuerzo, después de tanto tiempo, si no hemos llegado el 23 (de marzo) a un buen acuerdo, yo le digo a la contraparte: pongamos otra fecha, yo no voy a cumplir la fecha con un mal acuerdo. Yo cumplo y firmo lo que para los colombianos sea un buen acuerdo”, explicó.

Pese a los altibajos en la negociación, las partes ya lograron consensos en temas para dar acceso a los campesinos pobres a la tierra, en la lucha contra el narcotráfico, la transformación de la guerrilla en un movimiento político, justicia y víctimas, desminado y desaparecidos. Actualmente se discute el cese bilateral y definitivo del fuego y un mecanismo que permita a los ciudadanos refrendar los acuerdos.