Las firmas calificadoras urgen un apretón fiscal del Gobierno

Para evitar que a Colombia le bajen la nota crediticia, estas compañías advierten que el Ejecutivo debe hacer pronto esa maniobra.

La Bolsa

La Bolsa

La Bolsa

Gobierno
POR:
Portafolio
febrero 04 de 2016 - 09:54 p.m.
2016-02-04

Para evitar que las principales calificadoras de riesgo (como Standard & Poor’s, Moody’s y Fitch Ratings) le bajen la nota crediticia actual a Colombia, el Gobierno deberá equilibrar sus cuentas lo antes posible y anunciar ya el primer recorte fiscal de este año.

Este fue el mensaje que los representantes de las compañías calificadoras dejaron claro en Washington al ministro de Hacienda y Crédito Público, Mauricio Cárdenas Santamaría, quien está acompañando al presidente Juan Manuel Santos en su visita oficial a la capital de Estados Unidos.

Fuentes del Gobierno consultadas por Portafolio aseguran que el recorte está siendo considerado, pero todavía no se ha definido el monto preciso del ajuste.

En la actualidad, la nota que tiene Colombia por parte de Standard & Poor’s se sitúa en BBB. Entretanto, la calificación por parte de Moody’s y de Fitch Ratings es de Baa2 (con perspectiva estable).

La analista de calificaciones soberanas Lisa Schineller, de la firma Standard & Poor’s, dijo recientemente que “Colombia tiene una trayectoria de ajuste tanto en gastos, como en los ingresos. Esperamos que ese historial siga adelante”. Sin embargo, la experta dejó entrever que si el apretón en las finanzas públicas no está dentro de lo esperado por Standard & Poor’s, “podríamos actuar”.

Asimismo, la calificadora Moody’s señaló que el Gobierno Nacional se ha comprometido con el cumplimiento de la Regla Fiscal (para este año el déficit esperado por el Ministerio de Hacienda es del 3,6 por ciento del Producto Interno Bruto –PIB–).

Sin embargo, la percepción de esa firma estadounidense es que Colombia tiene en frente un 2016 desafiante a medida que los precios internacionales del petróleo siguen cayendo. Moody’s estima que el Gobierno no la tendrá fácil para cumplir a rajatabla la meta del déficit fiscal establecida para este año.

Los expertos advierten que si las agencias de calificación le bajan la nota al país, el endeudamiento será más caro. A esto se sumaría el reciente incremento de tasas de interés por parte de la Reserva Federal de Estados Unidos (FED), con lo cual el acceso a más recursos se vería limitado.

En cuanto al cumplimiento de la meta de défitit fiscal, el viceministro técnico de Hacienda, Andrés Escobar Arango, manifestó que “hay que mantener la credibilidad de la estrategia macroeconómica del país. Eso pasa en no poca medida por cumplir con la Regla Fiscal. En la medida en que cumplamos con ella seguiremos viendo la disposición del mercado a financiar esa transición de Colombia al mundo de bajos precios del petróleo y volveremos a estar en las naciones con menos de 5 por ciento de déficit en la cuenta corriente”.

Aunque expertos han señalado que con el empeoramiento de la situación petrolera el déficit puede llegar a ser del orden del 3,9 por ciento del PIB este año, el Viceministro reiteró que el objetivo es que la cifra sea del 3,6 por ciento para el cierre del 2016.

“El compromiso del Gobierno con ajustar el gasto en lo que se necesite para cumplir con un déficit del 3,6 por ciento del PIB está tan firme como nunca. La meta se mantiene”, indicó Escobar.

Y aunque las cosas pueden tornarse más complejas por cuenta de la reciente caída del petróleo, Escobar agregó que la fuente más importante de los ingresos petroleros de la Nación ya no tiene que ver tanto con los impuestos, ya que las utilidades de las compañías del sector han disminuido.

Por otra parte, un reporte de la agencia Reuters señaló que las calificadoras de riesgo están a la espera de que Colombia ponga a andar con prontitud una reforma tributaria. Pero de no hacerse, aseguran expertos de las calificadoras, el país podría afrontar una rebaja en su calificación crediticia que incrementaría el costo del endeudamiento.

Incluso, el analista Mario Castro, de la firma Nomura Securities, le dijo a Reuters que la confianza que existe sobre el país es frágil y se puede romper “en cualquier momento” en caso de que no se tomen las medidas necesarias.

“A mí no me sorprendería ver un panorama negativo (en la calificación) en el segundo semestre dadas estas postergaciones, y eso implica que los activos colombianos van a seguir rezagados respecto a sus pares”, afirmó el experto de Nomura Securities.

Por ejemplo, señala un informe de la firma Credicorp Capital, ha crecido la posibilidad de que exista una revisión a la baja en la calificación soberana del país. Sin embargo, ese documento resalta que esto no sería algo inminente.

“De acuerdo con las agencias calificadoras, el principal factor que podría implicar una rebaja en la calificación son unas políticas reactivas insuficientes, que conduzcan a un mayor deterioro fiscal y una creciente trayectoria de la deuda”, afirmó el informe de Credicorp Capital, el cual agregó que el ministro Cárdenas no ha hablado de abortar la presentación de una reforma tributaria estructural.

Pero más allá de una rebaja en la nota del país por parte de las calificadoras, manifestó Credicorp, es más probable que pueda verse un recorte en la perspectiva de estable a negativo. “Una reducción del outlook ejercería presión sobre el Gobierno para acelerar la reforma tributaria. De lo contrario, nos preguntamos si una rebaja en la calificación sería revertida en caso de que la reforma tributaria se dé efectivamente”, concluye el informe.