Tras ‘Papeles de Panamá’, Gobierno
busca alinear a firmas de abogados

El ‘zar’ anticorrupción pidió reunir a los bufetes del país para aclarar
su papel en la lucha contra la corrupción y el lavado de activos.

Camilo Enciso envió la carta el jueves pasado, por lo cual aún espera respuesta del gremio de oficinas de servicios jurídicos.

Camilo Enciso envió la carta el jueves pasado, por lo cual aún espera respuesta del gremio de oficinas de servicios jurídicos.

Archivo particular

Gobierno
POR:
Néstor Alonso López
abril 17 de 2016 - 07:00 p.m.
2016-04-17

El ‘zar’ anticorrupción de la Presidencia de la República, Camilo Enciso, acaba de pedir una reunión con las firmas prestadoras de servicios jurídicos del país con el fin de “evaluar el rol de los abogados en la detección, prevención y lucha contra la corrupción, el lavado de activos y la financiación del terrorismo”. Así reza la carta que Enciso le envió el jueves pasado a Ximena Castrillón Ayerbe, directora de la Cámara de Servicios Legales de la Andi, donde está representado ese gremio.

La convocatoria se da a dos semanas de haber estallado el escándalo de los ‘Panamá papers’ (papeles de Panamá), en el que se reveló la gran cantidad de personajes del mundo que crearon empresas en ese paraíso fiscal a través del bufete Mossack Fonseca. Entre ellos habría unos 850 colombianos; la Fiscalía y la Unidad de Información y Análisis Financiero (Uiaf) indagan si están incurriendo en evasión fiscal o ‘lavando’ dinero de actividades ilícitas.

El encuentro con los juristas, cuya fecha aún no se ha confirmado por Ximena Castrillón, surge justamente por la sospecha de que algunos bufetes gestores de empresas en el extranjero cohonestan con dicha conducta, ayudando a crear sociedades sabiendo de qué se trata.

Enciso habló al respecto con Portafolio.

¿Por qué la cita?

La estamos enviando con ánimo constructivo invitando a unos nuevos actores a sumarse a un esfuerzo en el que debe estar comprometida toda la sociedad. Queremos es tener un diálogo abierto con las firmas de abogados para conocer de manera más cercana de qué forma están percibiendo el fenómeno de la corrupción, cuáles sectores se están viendo más vulnerados desde sus diferentes frentes de trabajo, qué tipo de instituciones o entidades públicas están en situaciones de esta naturaleza, y cuál debería ser el papel de las firmas de abogados en la prevención, detección y denuncia de ese flagelo.

"Frente al tema de Panamá,
quiero decir que a los paraísos
fiscales se les esta acabando el oxígeno".

COMPARTIR EN TWITTER


¿Acaso no están obligadas a hacerlo?

El código disciplinario establece regulaciones que brindan una protección muy amplia en materia de confidencialidad de la información cuando afecta al cliente, pero hay muchas situaciones en las cuales es palpable que hay operaciones anómalas. Por esta razón la tendencia internacional en las últimas décadas es poner obligaciones adicionales de denuncia a las firmas de revisoría fiscal y a los contadores, con el fin de reducir los riesgos de corrupción. La idea es que las firmas de abogados también tengan una parte de responsabilidad en ese esfuerzo de alcance nacional y transnacional.

¿Existe la intención de que compartan responsabilidad penal?

No queremos plantear el debate en esos términos, sino que la forma en que opera la corrupción a nivel global muestra que hay algunos vehículos que a veces son usados para consumar blanqueo de capitales, evasión fiscal o corrupción, y a veces ahí participan firmas de abogados. Por esa razón, sin satanizarlos y presumiendo su buena fe, queremos hacer una reflexión seria y profunda sobre cuál podría ser su case, en qué pueden ayudarle al Estado colombiano y a otros países que también están combatiendo ese flagelo.

¿Hay algún proyecto de ley cociéndose para afinar esto?

Aún no, queremos tener esta discusión preliminarmente, evaluar posibles caminos de acción, verificar que hay otras formas de motivar este tipo de conducta de debida diligencia, y partiendo de esas conversaciones podremos tomar decisiones.

¿Se está abusando del derecho a la confidencialidad?

Hay que partir del principio de la buena fe, pero también creemos que estas firmas tienen una responsabilidad en informar operaciones irregulares que puedan dar luces sobre posibles casos de corrupción, lavado de activos, narcotráfico o financiación del terrorismo.

¿Han pasado de agache?

Creemos que hay firmas que actúan con responsabilidad y que realizan los procesos de verificación de quién es su cliente al momento de tomar su representación, pero también las hay que se hacen las de la vista gorda y que por esa vía terminan cohonestando actos de dudosa reputación.

¿Hay oficinas investigadas?

No me aventuraría a mencionar firmas en particular. Tampoco hay un dato de cuántas son las investigaciones, porque las denuncias por corrupción normalmente no señalan a las firmas de abogados como tal, sino a las empresas. Por eso la idea es que adopten políticas de integridad hacia adentro para todos sus abogados y que contribuyan en la denuncia cuando vean operaciones irregulares.

¿Cuántos bufetes prestan estos servicios?

No se sabe. Pero esa idea de contar con mejor información sobre firmas que participan en transacciones internacionales o constitución de empresas en el exterior, especialmente en paraísos fiscales, sería muy valiosa para entender dónde el Estado podría vigilar de manera más cercana operaciones con algún nivel de riesgo. Lo cierto es que algunas operaciones sí tienen por objeto ocultar bienes fruto de actividades ilícitas.

Se habla de US$ 100.000 millones de colombianos en paraísos fiscales.

La probabilidad de que una parte importante de esos recursos en el exterior sean el fruto de actividades ilícitas es relativamente grande, y esa es una de las razones que hace importante el trabajo en equipo con distintos actores no estatales, porque para el Estado es fundamental avanzar en la recuperación de activos trasladados a lugares lejanos y de difícil acceso para las autoridades colombianas.

Frente al tema de Panamá además quiero decir que en el mundo a los paraísos fiscales se les está acabando el oxígeno.

Néstor Alonso López
Redacción Portafolio