El Gobierno espera la liquidación
del Fondo Nacional del Ganado

Se busca redactar nuevo contrato de administración de recursos con otro gremio, pero con la certeza de poder intervenirlo si llegase a ser necesario.

Vacas

Archivo particular

Gobierno
POR:
Portafolio
mayo 19 de 2016 - 11:55 p.m.
2016-05-19

Invocando el artículo 35 de la Ley 1116, de reorganización empresarial, la Superintendencia de Sociedades ordenaría la liquidación del Fondo Nacional del Ganado (FNG).

La decisión la tomaría la entidad de vigilancia y control teniendo en cuenta que no se llegó a un arreglo con los acreedores.

El auto de la Súper se dará a conocer en los próximos días, aunque no pudo establecerse la fecha, en la medida que sobre este asunto la entidad ha sido cautelosa en entregar información a los medios de comunicación.

“El fondo tocó fondo”, dijo el ministro de Agricultura, Aurelio Iragorri, al ser consultado acerca del tema, que indicó que tras la decisión que tome la Superintendencia, se liquidará la cuenta y se creará otra.

Al mismo tiempo, se abrirá una licitación para que las entidades financieras, en este caso las sociedades fiduciarias, puedan hacerse a la administración de los recursos.

También, se buscaría una nueva entidad gremial que represente a los ganaderos del país para que ejecute los programas previstos por la ley.

En general, estos serían el cuidado del estatus sanitario del país, con los programas de vacunación contra las enfermedades que afectan al ganado, la asistencia técnica a los productores y la promoción al consumo interno de carne y leche, entre otros.

Vale la pena señalar que no son muchos los gremios que representen a todos los ganaderos que producen carne y leche en sus fincas.

Entre otras, podría contarse con la Unión Nacional de Asociaciones Ganaderas Colombianas (Unaga), que reúne a todas las asociaciones de raza.

Portafolio intentó comunicarse con el presidente de Unaga, Ricardo Sánchez Rondón, para conocer su opinión acerca de este tema, pero no atendió el llamado.
Por otra parte, otro de los convocados sería la Asociación Nacional de Productores de Leche (Analac), gremio que en meses pasados pidió al Gobierno que se ‘partiera’ en dos la parafiscalidad.

Esto, argumentando que los productores de leche nada tenían que ver con la de carne, razón suficiente para pedir para sí una parte de la parafiscalidad, calculada en no menos de 80.000 millones de pesos anuales.

A comienzos de mayo, el gerente de Analac, Carlos Estefan, convocó a los productores de leche “a coadyuvar en todas las medidas encaminadas a proteger la parafiscalidad del sector lácteo y a velar por la equitativa, adecuada, oportuna, y eficaz aplicación de los recaudos”.

En esa ocasión, igualmente, Analac también le pidió al Gobierno que los aportes de los lecheros al Fondo Nacional del Ganado no se usaran para el pago de las acreencias de la empresa Friogán “por ser un proyecto eminentemente cárnico”, dijo el gremio lechero.

Otra alternativa podría ser con Unión Colombiana de Criadores de Cebú Lechero y sus Cruces (Ucebul), un gremio que ha venido trabajando silenciosamente, luego de haberse mantenido un par de años en periodo de latencia.

Hoy, Ucebul, dirigida por Óscar Fajardo, ejecuta el programa de alimentación bovina, por medio de un contrato firmado con la Bolsa Mercantil (BMC).

Por último, el ministro de Agricultura, Aurelio Iragorri indicó que –al igual que para el nuevo contrato del Fondo Nacional del Café– una segunda etapa del fondo debe ser lo más democrática posible, para que recoja las inquietudes y necesidades de los ganaderos.

También, busca que se eliminen las cláusulas ‘leoninas’ que no dan margen para la intervención de las autoridades judiciales y de vigilancia y control, pues, al parecer, el contrato vigente de administración está ‘blindado’ para que no puedan intervenirse; es decir, termina por favorecer al administrador, en detrimento del propio Gobierno.

Vale la pena recordar que la nuez del asunto radica en que los recursos parafiscales terminaron respaldando los pasivos de la empresa Friogán.

Ante esta situación, la Contraloría General de la República (CGR), en una ‘Actuación Especial’, indicó que el Fondo Nacional del Ganado (FNG) no debía garantizar deudas o respaldar los problemas de liquidez de terceros, en este caso, de la empresa Friogán.

LA CUOTA DE FOMENTO DE LOS GANADEROS


La llamada Cuota de Fomento Ganadero y Lechero la pagan las personas naturales o jurídicas que produzcan carne y/o leche.

En la Ley 395 de 1997 (Ley de Aftosa) se estableció el equivalente al 0,75% sobre el precio del litro de leche vendida por el productor.

El recaudo para la carne está a cargo de las plantas de sacrificio públicas y privadas; para la leche, los compradores de leche cruda al productor o los productores que la procesen y vendan en el país. También, las cooperativas lecheras por compras a sus no cooperados.

Desde el primero de enero de este año, la administración del recaudo está a cargo de la entidad financiera Fiduagraria.

¿QUÉ ES EL FONDO NACIONAL DEL GANADO?

El Fondo Nacional del Ganado es una cuenta especial que se alimenta de las contribuciones parafiscales creadas por la Ley 89 de 1993, denominada Cuota de Fomento Ganadero y Lechero.

El Fondo es titular del 78,67 por ciento de las acciones suscritas de la empresa Friogán y es garante, en calidad de deudor solidario, de varias obligaciones contraídas por su controlada, cuyo valor aproximado es de 46.593 millones de pesos, informó la Superintendencia de Sociedades.