El Gobierno prepara modificación para los procesos concursales

Se busca que el trámite de estas actuaciones jurisdiccionales, en cabeza de la Supersociedades, sea más eficiente, en armonía
con las normas y principios del Código General del Proceso.

Procesos concursales

Con la iniciativa de los procesos concursales se simplificarán los procesos ante la Superintendencia de Sociedades.

Rodrigo Sepúlveda/Portafolio

POR:
Portafolio
febrero 25 de 2018 - 07:52 p.m.
2018-02-25

El Ministerio de Comercio, Industria y Turismo, y la Superintendencia de Sociedades, trabajan en la puesta a punto de un decreto que modifica parcialmente el Decreto Único Reglamentario 1074 del 2015 (que rige al sector Comercio, Industria y Turismo) en materias relacionadas con los procesos concursales.

Lea: (Supersociedades se pronuncia sobre conflicto de intereses en juntas directivas).

El borrador de decreto busca armonizar las disposiciones del Código General del Proceso (CGP) aplicables a los procesos concursales, y para ello propone actualizar algunos aspectos relacionados con el modelo de gestión de los mismos ante la Supersociedades, todo ello con el fin de hacerlos más eficientes.

“Con esta iniciativa se simplifican enormemente los trámites. Para el efecto, la superintendencia ha tenido en cuenta los desarrollos que introdujo el llamado CGP, que implicó una serie de cambios en la forma como se deben adelantar los procesos jurisdiccionales.

Esencialmente, el CGP establece el principio de oralidad en la realización de las distintas gestiones o en el curso de las distintas instancias. Por tal razón, el proyecto busca que las diferentes acciones o incidentes que interpongan los particulares puedan ser acumuladas y resueltas en un solo momento durante la audiencia que se convoque para tal fin.

Por lo demás, el proyecto de decreto busca establecer una mayor cooperación de los auxiliares de la justicia, quienes, una vez se expida la norma, deberán presentar informes al superintendente delegado con el propósito de informarle completa y detalladamente acerca de todas las circunstancias de las que tenga conocimiento, lo cual permitirá que el proceso pueda administrarse de una manera mucho más expedita y eficiente”, explicó el superintendente de Sociedades, Francisco Reyes Villamizar.

Como parte del diagnóstico que motivó la elaboración de esta norma, y tal como se lee en los considerandos, se encontró que el CGP “incorporó los principios de oralidad y concentración de asuntos que deben tramitarse por audiencias, y prohibió expresamente la exigencia y el cumplimiento de formalidades innecesarias por parte de los servidores jurisdiccionales”.

Habitualmente, todas las solicitudes se tramitan de manera separada (se profiere un auto por solicitud) lo cual ha incrementado el número de providencias del proceso concursal y los tiempos de elaboración, revisión, firma y notificación, haciendo más complejo y engorroso el procedimiento.

De otro lado, también se produce un efecto económico nocivo, toda vez que el alto volumen de providencias es aprovechado por quienes buscan dilatar las actuaciones a través de múltiples solicitudes de aclaración, corrección y adición, cuando no mediante la interposición de recursos o solicitudes de nulidad.

PROCESOS MÁS ÁGILES

En su calidad de juez de insolvencia e intervención, la Supersociedades reconoce la necesidad de implementar estos ajustes a la luz del CGP en materias como la gestión de expedientes, la contabilización de términos, los asuntos que no requieren providencia judicial, la procedencia, trámite y preclusión de incidentes, e igualmente, el ejercicio de algunos deberes de lealtad procesal. Del mismo modo, considera pertinentes las mejoras en el flujo de información de los procesos concursales, concentrando las actuaciones de los auxiliares de la justicia.

Concretamente, el proyecto de decreto apunta a la implementación de la oralidad, a la aplicación del principio de concentración y a la reconducción de actuaciones a las audiencias de los procesos de insolvencia.

Otras medidas tienen que ver con el trámite de incidentes, las costas, medidas cautelares, las reglas de exclusión, relevo y sustitución aplicables a los auxiliares de la justicia, y la implementación de mecanismos adecuados de publicidad de los memoriales.

En cuanto a la creación de un flujo único de trabajo como modelo de gestión, se proponen, entre otros cambios, la implementación de la figura del ingreso de expediente al despacho y el abandono del modelo de gestión basado en radicaciones que dé paso a otro sustentado en la evacuación de asuntos por etapa procesal.

Igualmente importantes serán la concentración de decisiones pendientes en una única providencia, la eliminación de riesgos de selectividad y de incidentes innecesarios. Por último, y con el fin de acabar con las redundancias y duplicidades en el manejo de la información, el decreto prevé que los auxiliares de la justicia la presenten de manera sistematizada tanto en el caso de los procesos de reorganización como en los de liquidación judicial. Se espera que el decreto sea firmado por la Ministra de Comercio, Industria y Turismo en los próximos días.

Siga bajando para encontrar más contenido