Implicados en Reficar hablan sobre los millonarios sobrecostos | Gobierno | Economía | Portafolio

'Error en cálculo inicial encareció obras en Reficar'

Exministro Amilkar Acosta y presidente de Ecopetrol, Juan Carlos Echeverry, explican por qué se aprobaron las cinco adiciones presupuestales.

Contraloría abrió proceso de responsabilidad fiscal contra miembros de juntas directivas de Ecopetrol y Reficar

Contraloría abrió proceso de responsabilidad fiscal contra miembros de juntas directivas de Ecopetrol y Reficar.

ARCHIVO

POR:
Alfonso López Suárez
marzo 14 de 2017 - 09:01 p.m.
2017-03-14

En el proceso de investigación que viene adelantando la Contraloría General por los millonarios sobrecostos en el proceso de ampliación y modernización de la Refinería de Cartagena (Reficar), el ente de control llamó a rendir versión libre a 38 personas, entre funcionarios públicos y particulares, que hicieron parte de las junta directivas de Ecopetrol y de la refinería, así como a exfuncionarios.

(Vea: Sobrecostos de Reficar alcanzan los US$ 6.000 millones)

Con la citación, se establecerá porqué se presentó el desfase entre el valor inicial del proyecto y lo que finalmente terminó costando. Por esta razón, la Contraloría abrió un proceso de responsabilidad fiscal por US$6.080 millones.

Sin embargo, dos funcionarios que en su momento hicieron parte de la Junta Directiva de Ecopetrol, explicaron las razones por las cuales a través de los llamados Control de Cambio hicieron la adiciones presupuestales que se requerían para poder realizar las obras necesarias y así culminar la ampliación y modernización de la refinería.

(Lea los argumentos de la Contraloría sobre el caso Reficar)

El procedimiento que se siguió en la Junta Directiva de Ecopetrol para aprobar esos controles de cambio, es que previamente eran aprobados en un Comité de Nuevos Negocios, allí se canalizan con todo detalle el alcance de las propuestas”, señala el exministro de Minas y Energía, Amilkar Acosta, al precisar que los miembros de la Junta no participan o tienen injerencia en los citados comités.

Aclara el exfuncionario que “el pecado viene desde su origen”, ya que así como hubo un error en el cálculo del costo inicial de la obra; Glencore y CB&I, tampoco tenían la experiencia en el desarrollo de estos proyectos, por esta razón no informaron oportunamente que existían errores en los costos de la ampliación desde un principio.

Hay que diferenciar entre lo que son sobrecostos, y lo que son mayores costos. Esta precisión es importante porque hubo mayor alcance en algunas obras y que se necesitaban desarrollarlas porque el proyecto lo requería, por eso se necesitaban las adiciones”, indica Acosta.

Al hacer seguimiento de las obras, la Junta Directiva de Ecopetrol encontraba que dentro del presupuesto no estaban incluidas partes o piezas de la obra que se necesitaban para el ensamblaje, por esta razón se acudía a la adición para su adquisición en los Control de Cambios.

Con respecto a la rentabilidad actual de Reficar (4,35%), el presidente de Ecopetrol, Juan Carlos Echeverry, explica que esta se presenta porque el proyecto costó mucho más de lo presupuestado, pero que están en el proceso de mejorar su productividad, por eso llegaron recientemente al refinamiento de 150.000 barriles diarios, lo que los llevará a mejorar la rentabilidad de la refinería.

(Esta es la junta directiva de Reficar llamada a versión libre por la Contraloría)

Echeverry coincide con el exministro Acosta en señalar que el pecado estuvo en el origen ya que una obra como Reficar necesitaba ejecutarla una empresa con experiencia, y por el contrario el proyecto comenzó con un 20% de ingeniería de detalle.

Esta, entre otras razones, fue lo que llevó a que en la Junta Directiva de Ecopetrol, se tomara la decisión de aprobar las adiciones presupuestales”, dijo el presidente de la petrolera a la W radio.

Afirma, así como el exministro Acosta, que si se presentan hallazgos en los que se evidencia detrimento patrimonial, debe determinarse quiénes fueron los responsables y que paguen por esas decisiones.

Echeverry aclaró además, que ante la Contraloría explicará otros sobrecostos, como es el de mano de obra que contrató CB&I por poco más de US$4.600 millones, cuando este presupuesto originalmente era de US$1.500 millones.

El presidente de Ecopetrol le indicará al ente de control fiscal que varios de los reembolsos a los sobrecostos se han solicitado ante el Tribunal de Arbitramento.

Reficar explica su actuación ante juicio fiscal


A través de un comunicado Reficar señala que en el 2016 atendió de manera diligente, oportuna y transparente, los 1.005 requerimientos de la Contraloría, así como nueve oficios con 57 observaciones.

Precisa la nota que con relación a los controles de cambio, “son procedimientos reconocidos en la industria para manejar variaciones en el alcance de los proyectos por múltiples causas, entre ellas, por ejemplo, que un proyecto haya sido incorrectamente estimado”.

Agrega que “los controles de cambio efectuados al proyecto de ampliación y modernización de Reficar fueron rigurosamente sustentados técnica, comercial y financieramente y fueron necesarios para asegurar la terminación del proyecto”.

El comunicado señala que en relación con la variación de los costos y tiempos del proyecto originada en la estimación deficiente del proyecto por parte de CB&I, Reficar ha tomado medidas con el fin de resarcir los perjuicios ocasionados por ese contratista, iniciando un proceso en el Tribunal Internacional de Arbitramento, hoy en curso.
Finalmente recalca que Reficar desarrolla permanentemente estrategias para alcanzar la mayor rentabilidad de la compañía, que está impulsando la economía nacional y el sector industrial.

Reficar manifiesta su disposición a seguir colaborando con la investigación que adelanta la CGR y a que sus funcionarios presenten las versiones libres para que aclaren sus actuaciones en el proceso de Reficar”, dice la nota.

Alfonso López Suárez
Redacción Portafolio

Siga bajando para encontrar más contenido