En diciembre aumentará la importación de gas del país

Por el puerto de El Cayao y el Gasoducto Bicentenario entrarían los primeros volúmenes adicionales del energético. 

Gasoducto

El Gasoducto Bicentenario desde Venezuela con una capacidad de hasta 500 millones de pies cúbicos día.

Gobierno
POR:
Portafolio
octubre 31 de 2016 - 08:25 p.m.
2016-10-31

Ante el creciente déficit en la oferta de gas natural, y con reservas probadas solo hasta el 2030 en el mejor de los escenarios, el país aumentará en un volumen considerable sus importaciones.

La medida, que no solo busca darle un respaldo al sector energético e industrial del país en oferta, también pretende extender más allá del 2040 la reservas.

Según el Plan Indicativo de Abastecimiento de Gas Natural 2016 de la Unidad de Planeación Minero Energética (Upme), hay que aumentar la explotación y producción de gas, y construir una infraestructura necesaria para responder a la demanda nacional que cada vez es más creciente.

Por esta razón, mientras se reactiva nuevamente la producción de hidrocarburos, como lo sugiere el documento de la Upme, desde la primera semana de diciembre el país recibirá por el puerto de El Cayao, en el sector de Barú, los primeros volúmenes adicionales de gas los cuales serán llevados a la planta de regasificación de Promigas para su distribución.

“La entrada en operación de la planta de gas natural licuado en Cartagena (regasificación), contrato a 10 años en la sociedad Calamari LNG permitirá una disponibilidad de 400 millones de pies cúbicos día a diez años (abril 2017 - abril 2027) y que será el 40% del consumo nacional”, explica José Antonio Celia, presidente de Promigas.

A través de convocatorias en los mercados internacionales, se comenzará a traer gas de reservas mundiales en Estados Unidos, Rusia, Medio Oriente, Australia, así como de países del Caribe como Trinidad y Tobago, con lo que se busca garantizar el consumo interno de este energético en tiempos de escasez, y mitigar el impacto de situaciones como la ocurrida con la del fenómeno de ‘El Niño’.

Una vez descondensado el gas para volverlo gaseoso en la planta de regasificación, el combustible se destinará únicamente a atender las necesidades de las plantas termoeléctricas del país, y de hecho el Gobierno determinó un grupo de grandes clientes térmicos: Tebsa (Termobarranquilla), Zona Franca Celsia y Termocandelaria, para que contraten directamente con la Sociedad Portuaria de El Cayao el abastecimiento de ese gas natural.

Sin embargo, no se descarta que otras industrias aprovechen también el consumo de este energético que proviene de la citada planta.

“Será un gran respaldo para el sector industrial y productivo del país ya que no solo se garantizará el abastecimiento, sino que de paso se asegura la oferta en el sector residencial”, señaló un vocero de Gas Natural a Portafolio.

Un segundo frente por el que se importaría gas en el mediano plazo es a través del Gasoducto Bicentenario desde Venezuela con una capacidad de hasta 500 millones de pies cúbicos día, es decir el 13% de las reservas actuales del país.

El costo de la importación sería bajo ya que de acuerdo a las fórmulas que conoció Promigas, el precio oscilaría entre US$2 y US$ 3 por millón de BTU”, señala Aquiles Mercado González, vicepresidente Financiero y Administrativo de Promigas. Agregó el citado ejecutivo que el Gasoducto Bicentenario puede traer gas natural inmediatamente, solo depende de la voluntad de Ecopetrol. “Promigas tiene las plantas de tratamiento de gas listas en la Costa Caribe para recibir este combustible y distribuirlo al norte y el interior del país a través del gasoducto Ballenas - Barrancabermeja”, precisó.

Sin embargo, un vocero de Ecopetrol aclaró a Portafolio que el tema de la importación de gas desde Venezuela todavía está en la fase de conversación con la empresa estatal Pdvsa. “No hay una decisión final en este proceso de negociación”, dijo.

Si se tienen en cuenta las importaciones de Venezuela y la entrada en operación de la planta de gas natural licuado en Cartagena, se tendrían poco más de 900 millones de pies cúbicos día lo que permitiría en un periodo de 10 años (2017 - 2027) llegar a importar dos trillones de pies cúbicos.

Un tercer frente a largo plazo es el montaje de la planta de regasificación de Buenaventura, la cual permitiría importar 400 millones de pies cúbicos día de capacidad. Y uno de los principales proveedores de gas natural sería Perú.

Según el ministro de Minas y Energía, Germán Arce, se esta proyectando el montaje de la planta de gas natural licuado en Buenaventura cuyo volumen de importación del combustible permitiría desplazar la curva de la oferta más allá del 2040.

Según cálculos del jefe de la cartera minero energética, la intención del Gobierno Nacional para viabilizar esta segunda planta de regasificación se destinaría una partida presupuestaria de US$ 300 millones.

Un reto adicional para poder suministrar de manera efectiva estas importaciones de gas tiene que ver con la infraestructura de transporte.

Entre 2005 y 2015 se extendieron 1.247 kilómetros de gasoductos y se transportaron 1.034 millones de pies cúbicos día.

“Pero se deben construir más líneas de suministro de gas para responder a la creciente demanda nacional”, indicó Aquiles Mercado González de Promigas.

Al terminar el 2015, más del 60% de los colombianos tenían acceso al servicio de gas natural, 8,1 millones de residencias conectadas directamente.