Optimismo en la industria e inquietud en el comercio

Desde marzo del 2014 la actividad manufacturera no mostraba
un nivel tan alto como el 8,2% de la variación de enero pasado. 

Industria

La producción industrial tuvo un buen repunte durante el primer mes del 2016. La producción real fabril aumentó 8,2 por ciento.

Gobierno
POR:
Portafolio
marzo 14 de 2016 - 10:12 p.m.
2016-03-14

Después de que por años la industria manufacturera pasó ‘las duras y las maduras’ en la economía colombiana y el comercio minorista era un sector de alto dinamismo, las cifras que mostró el Dane este lunes parecen poner en evidencia que ahora los papeles se invierten.

En el primer mes la industria manufacturera creció 8,2 por ciento más que en el mismo mes del 2015, cuando se reportó una disminución de 2,7 por ciento.

Desde marzo del 2014 cuando se situó en 9,6 por ciento, no se registraba en el sector un incremento tan alto.

Al celebrar el resultado, la ministra de Comercio, Industria y Turismo, Cecilia Álvarez-Correa resaltó que al comparar los resultados del mes de enero de los últimos 15 años, el crecimiento de la producción industrial de 2016 es el segundo mejor de este período.

A su juicio, el comportamiento que arrojó en enero pasado la actividad industrial está en línea con la recuperación que ha mostrado el sector últimamente. Destacó que se cumplen ocho meses consecutivos en terreno positivo, no solo a nivel de producción sino también de ventas y empleo, ya que en enero estos dos últimos indicadores también crecieron 6,5 por ciento y 2,4 por ciento, respectivamente, frente al primer mes de 2015.

“Este balance confirma que a pesar de las dificultades que se observan en el entorno macroeconómico internacional, nuestra industria presenta signos de fortalecimiento que nos permiten ser optimistas respecto del comportamiento a lo largo de 2016”, dijo.

Igualmente, consideró que este resultado también muestra la efectividad de la política oficial de estar cerca a los empresarios mediante lo que ha llamado la microgerencia
En enero se registró una recuperación en los diferentes subsectores manufactureros, ya que 24 de ellos crecieron, siendo los más dinámicos, fabricación de vehículos automotores y sus motores (59,2 por ciento), refinación de petróleo, derivados y mezcla de combustibles (26,6 por ciento), elaboración de bebidas (15,7 por ciento), y fabricación de minerales no metálicos (11,4 por ciento).

Por su parte, el ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, expresó su satisfacción por el informe del Dane y dijo que “es claro que la industria despegó, que es hoy la principal locomotora de crecimiento y que está apoyada en un elemento que la hace sostenible y duradera, y es que los colombianos tomamos la decisión de consumir productos nacionales, productos hechos en el país con mano de obra colombiana”.

El presidente de la Asociación Nacional de Empresarios de Colombia, Andi, Bruce Mac Master, dijo que el crecimiento reportado por el sector es muy buena.

Explicó que sin el efector de la operación de las refinerías, el crecimiento del resto de la industria es de 4,3, lo que es halagüeño y enfrenta al sector a un escenario significativamente distinto al de los últimos dos años.

Consideró que la tendencia es cada vez más sólida y opinó también que los efectos de la tasa de cambio que le pegaron a la economía por la vía de la enfermedad holandesa han sido superados.

Según el Dane, durante el acumulado de doce meses la producción real industrial aumentó 1,7 por ciento.

Para el Presidente de la Andi, la cifra es alentadora pero todavía los empresarios tienen un camino por recorrer para que la industria lidere el crecimiento económico de Colombia.

Comerciantes reportan ventas menos dinámicas

Las ventas del comercio minorista crecieron 2,2 por ciento en enero pasado. En el mismo mes del 2015 el aumento fue de 6,3 por ciento, según el Dane.

Excluyendo el comercio de vehículos automotores y motocicletas, la variación de las ventas reales fue 3,8 por ciento; sin el comercio de combustibles la variación fue 3,3 por ciento.

En el análisis de las cifras, el Ministerio de Hacienda anotó que si se descuenta el comercio de vehículos y combustibles, la variación anual fue de 5,4 por ciento.

El crecimiento de las ventas minoristas del comercio obedeció fundamentalmente a las líneas de alimentos (víveres en general) y bebidas no alcohólicas; repuestos, partes, accesorios y lubricantes para vehículos; y prendas de vestir y textiles.

En contraste, la línea de vehículos automotores y motocicletas restó.

Consultado sobre el resultado del sector, Guillermo Botero, presidente de Fenalco dijo que “uno siempre quiere más, las metas que nos fijamos siempre son más ambiciosas, pero cuando la economía comienza a contraerse, en medio de las circunstancias, estas cifras nos dejan satisfechos”.

Sobre las perspectivas para el 2016 aseguró que “es un año duro, una cuesta bien empinada. Estamos listos a dar la batalla para conquistar los consumidores y buscar condiciones mejores de precio y calidad”.

De acuerdo con Botero, la meta es tener un crecimiento superior al 3 por ciento, a pesar de las circunstancias, y “en términos de PIB crecer por encima del 4 por ciento como mecanismo para que el PIB nacional no decaiga tanto”.