Los liberales dicen que no apoyarán la reforma tributaria

El partido le pidió al Gobierno no presentar el proyecto. Afirman que no dejarán gravar las clases media y baja.

Mauricio Cárdenas / Ministro de Hacienda

Archivo Portafolio.co

Gobierno
POR:
Portafolio
octubre 18 de 2016 - 09:54 p.m.
2016-10-18

El Partido Liberal le dio un fuerte golpe al presidente Juan Manuel Santos al anunciar que no está de acuerdo con presentar la reforma tributaria en este momento y señaló que de entregarse al Congreso no respaldará varias de las propuestas que esta contendría.

El capital político del Gobierno comienza a verse afectado y pone en duda su capacidad para sacar adelante el proyecto. Se había anunciado que se radicaría ante las comisiones económicas de la Cámara de Representantes pero la decisión fue postergada.

Sin embargo, a pesar de la demora en la presentación del documento, el ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, sigue dando detalles sutiles del articulado que se someterá a debate en el Legislativo. Ante la controversia generada por un posible gravamen a más productos de la canasta familiar, se informó que en la propuesta no se incluirá IVA a más productos de esto grupo.

Según los liberales, no respaldarán propuestas que contemplen “el aumento del IVA en los productos que componen la canasta familiar ni en ninguno otro que constituya necesidad o inconveniencia a la clase pobre y a la clase media, ni gravámenes para las pensiones”.

Del mismo modo, anunciaron su rechazo al monotributo que el Ministro dio a conocer hace apenas unos días “no apoyaremos impuestos ni contribuciones de cualquier índole ni descuentos, a los tenderos, a los vendedores ambulantes o estacionarios, a los profesionales independientes ni a los trabajadores o empleados. Tampoco apoyaremos impuestos que graven los inmuebles dedicados al culto religioso”.

Añade el Partido que “no apoyará impuestos al desarrollo tecnológico, a los libros y útiles escolares, a herramientas tecnológicas, actividades o componentes relacionados con la educación y la cultura”. Con este nuevo panorama el Gobierno la tendrá más difícil de lo previsto para sacar adelante la reforma tributaria.