Las estrellas que buscan relevar al crudo en la nueva economía del país

Gobierno quiere apostarle a industria y servicios. Minhacienda llevaría su propuesta al Foro Económico Mundial en Medellín.

Industria

Debido a la caída de los ingresos del petróleo, el gobierno busca agilizar el movimiento de la industria y el agro.

Archivo Portafolio

Gobierno
POR:
ROLANDO LOZANO GARZÓN
junio 16 de 2016 - 06:52 a.m.
2016-06-16

La reacción de la economía colombiana para compensar la caída desde hace dos años de los ingresos del petróleo ha llevado a buscar la manera de agilizar la actividad y el crecimiento de sectores como la industria, el agro y el turismo.

Así lo expresó el ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, quien dijo en una entrevista publicada el domingo en EL TIEMPO que “lo más importante es el financiamiento al sector privado del país. Aquí estamos tratando de construir una nueva economía. Una nueva economía ya no tan dependiente del petróleo”.

Se espera que Cárdenas presente en el Foro Económico Mundial que se inauguró la noche de este miércoles en Medellín más detalles sobre cómo se buscará que los sectores diferentes a los golpeados minerales ganen mayor participación en la producción y remplacen lo perdido en el sector mineroenergético. 

De tiempo atrás el gobierno ha venido mencionando a la industria, el agro, el turismo y la construcción como aquellos llamados a impulsar el crecimiento.

Cabe recordar que las exportaciones de minerales (como carbón, esmeraldas, ferroníquel, petróleo y derivados) representan el 44 por ciento de las ventas externas de Colombia.

“La caída del precio de los hidrocarburos y de los minerales nos recordó que el país sigue atado a las materias primas y a pocos productos, al vaivén de la tasa de cambio y la baja sofisticación”, dice la ministra de Comercio, Industria y Turismo, María Claudia Lacouture.

La funcionaria menciona la expansión de estrategias como las llamadas rutas competitivas, para promover y orientar los negocios estratégicos en las diferentes zonas del país.

Lacouture anticipa que desde los ministerios de Comercio y de Agricultura se fortalecerán los ‘Proyectos de interés nacional estratégico’ (Pines), para identificar y superar cuellos de botella de las exportaciones. 

“La idea es lograr la admisibilidad sanitaria en nuevos mercados para bienes como carne bovina, aguacate hass, trucha y tilapia”, explica la ministra.

La funcionaria advierte, sin embargo, que no habrá subsidios a exportaciones sino que se fortalecerán las herramientas de promoción y financieras de organismos como Bancóldex, Procolombia o Fontur.

El plan incluye enfoque y oferta especializada de productos y servicios por región y encadenamientos productivos.

PAPEL DE LAS REGIONES

“Estamos priorizando las regiones, promoviendo su especialización y buscando inversiones ancla que ayuden en ese proceso. Es urgente continuar y profundizar la diversificación de productos y destinos y aprovechar al máximo los acuerdos comerciales”, dice Lacouture.

El presidente de la Asociación Nacional de Empresarios de Colombia (Andi), Bruce Mac Master, sostuvo por su lado que la transición de la economía para el caso de la industria debe basarse en los planes para insertarse en las cadenas de valor y diversificarse.

Tras un año largo, la mayor parte de los sectores no mineros tampoco toman una buena dinámica exportadora, no obstante la mayor competitividad que ganan con la tasa de cambio.

Y para completar el difícil panorama, el proceso de desaceleración que viven países vecinos no impulsa la demanda de los productos colombianos. O sus monedas también se han devaluado respecto al dólar, tanto que nos compiten con igual o más fortaleza en Estados Unidos o Europa.

El presidente de Acoplásticos, Carlos Alberto Garay, afirma que aunque no se requieren políticas de choque, el proceso de diversificación tomará tiempo.

Sin embargo, pide medidas urgentes, como el descuento del IVA para la compra de bienes de capital.

“También se requiere una tributación que no aleje la inversión internacional porque es mucho más alta en Colombia frente a los que compiten con la industria nacional”, acota.

De la misma manera, el gremio solicita modificar urgentemente las fórmulas que fijan los costos de transmisión y distribución de energía para ponerse a la par o superar la tasa de retorno, superior a las de países como Perú o Estados Unidos.

Mauricio Hernández, analista económico de BBVA Research, dice que, sin embargo, no hay que ser tan pesimistas sobre el futuro de las exportaciones y sobre su diversificación, porque los resultados del PIB correspondientes al primer trimestre demuestran que, a pesar de la caída de las ventas en dólares, se presentó un crecimiento del 2,1 por ciento en moneda nacional.

Entre tanto, el presidente de Inexmoda, Carlos Eduardo Botero, prevé la consolidación en los mercados internacionales, por cuanto el producto nacional se ha logrado diferenciar en elementos como el diseño.

Por su parte, el presidente de la marca estadounidense de vehículos Navistar para Latinoamérica, Manuel Barrios, señaló que si bien como importadores quisieran que la tasa de cambio se revaluara, la demanda de los proyectos de construcción, como las 4G, va a ser determinante para impulsar otros sectores no petroleros como la industria de materiales para construcción, los servicios y la industria automotriz.

DECISIONES VALIENTES ANTES DE QUE SEA TARDE PIDE LA ANDI


El presidente de la Andi, Bruce Mac Master, insistió en la necesidad de que haya una política industrial, como distintos sectores empresariales vienen reclamando desde hace años.

¿Cómo podrían suplir otros sectores de la economía los ingresos por exportaciones que se dejan de percibir por petróleo y carbón?

Urge que volquemos esfuerzos para la construcción de una política industrial que convierta a este sector en el eje del crecimiento de la economía colombiana. Debemos apuntar entonces a lo que Dani Rodrik llama ‘políticas industriales turbocargadas’, que se sustentan en los pilares de la estabilidad macroeconómica y jurídica, formación de capital humano y fortaleza de las instituciones (Infografía:'el sector manufacturero depende de la refinación de petróleo').

¿Pero la industria y la agroindustria siguen siendo impulsadas por programas como el Pipe?

Tenemos que entender que no podemos ser buenos en todos los sectores de la economía. Hay que hacer una tarea detallada y juiciosa para detectar en qué procesos productivos mundiales podemos entrar con fuerza.

El paradigma que se maneja en el mundo es el de cadenas de valor, por lo que debemos atacarlo de inmediato antes de que sea demasiado tarde; para eso debemos tomar decisiones valientes. Colombia no puede estar ajena tampoco a la IV revolución industrial porque las posibilidades de crecer en exportaciones, atraer más inversión y, sobre todo, generar empleo serán influenciadas por los cambios tecnológicos.

¿Qué propuesta tienen para el Foro Económico Mundial Latinoamérica?

Nos referiremos, entre otros, al trabajo que estamos adelantando en aumento de confianza, inversión y competitividad.

La coyuntura que afronta Colombia, con un fin del conflicto que parece inminente, nos hace pensar en la necesidad de discutir las tendencias mundiales que hay en este aspecto.

ROLANDO LOZANO GARZÓN
Redacción Economía y Negocios