‘Estamos en mora de dar un estímulo fiscal y tributario a la minería’

Minminas está trabajando en una propuesta para presentarla en reforma tributaria. También se refirió a la prohibición de la minería en los páramos.

Tomás González, ministro de Minas y Energía, señala que es importante que los estímulos tributarios no atenten contra las necesidades fiscales de corto plazo.

Tomás González, ministro de Minas y Energía, señala que es importante que los estímulos tributarios no atenten contra las necesidades fiscales de corto plazo.

Archivo Portafolio.co

Gobierno
POR:
Pedro Vargas Núñez
febrero 19 de 2016 - 07:16 a.m.
2016-02-19

En momentos de dificultades en el sector minero-energético por la crisis de precios, es importante dar señales a las empresas de que habrá estímulos tributarios.
Esto, con el fin de mantener los niveles de producción, lo que a la larga se traducirá en más impuestos y regalías, afirmó Tomás González, ministro de Minas y Energía.

¿Qué opina de la decisión de la Corte Constitucional de prohibir la minería en los páramos?

Estamos esperando el fallo porque lo que tenemos hasta ahora es un comunicado y uno siempre quiere los detalles porque hay muchas preguntas. En el Gobierno tenemos la convicción de que los páramos son sagrados, pero buscamos que haya una transición y no restricciones de un día para otro. Lo que se dijo en la ley en el 2011 era que había que delimitar los páramos con criterios ambientales, pero también con sociales y económicos.

¿Qué les preocupa?

Hay una serie de implicaciones de suspender de un día para otro las actividades. Hay personas trabajando allí legalmente, que no causan daño y trabajan con las regulaciones: tienen títulos y licencias ambientales. Cuando de páramos se trata, se piensa en las grandes inversiones extranjeras pero, por ejemplo, en Santurbán más de la mitad de los títulos mineros que existen son de pequeños mineros. Otra preocupación es que sabemos que en algunas zonas hay grandes reservas de oro y ahí la amenaza de la criminalidad va a ser grande.

¿Qué le pide el Gobierno a la Corte?

Confiamos en que entienda la dimensión completa del problema para que en su fallo recoja todas estas inquietudes, que tengamos en cuenta las realidades económicas y sociales de las zonas.

¿Esperarían demandas de empresas o personas con derechos adquiridos?

Hay algunas empresas grandes sobre las que tiene incidencia este fallo, pero también hay minería muy pequeña que se beneficia de empleos, que paga regalías e impuestos que aportan al desarrollo de los pueblos y regiones. La certeza que tenemos es que es importante dar la señal de que proteger los recursos naturales de Colombia no es incompatible con los desarrollos empresariales mineros.

En el sector se quejan de la excesiva tramitología para obtener títulos y licencias, ¿qué está haciendo el Ministerio para aliviar esta situación?

La Agencia Nacional Minera está en un plan de reducción de tiempos y de acelerar los trámites grandes, que ya ha empezado a dar sus frutos. Hay trámites que se han podido acelerar, otros que toman más tiempo porque las sentencias judiciales están obligando a que el proceso sea más detallado.

Mucha gente opina que ya pasó el ‘boom’ del carbón a nivel mundial, que los precios difícilmente volverán a niveles de hace cuatro o cinco años, ¿cómo lo ve usted?

La minería es un sector que tiene ciclo de precios, en este momento estamos en los bajos pero no es algo definitivo. Los precios bajos generan ajustes y el mercado vuelve y se equilibra. Pero al carbón le queda reinventarse, hay que buscar cómo sacarle valor agregado, para lo cual está en mora. Encontrar procesos de sacarle más valor agregado al carbón para poder exportar esos componentes que tienen más valor.

También se quejan de los altos pagos en impuestos y regalías, ¿piensa hacer algo al respecto en estos tiempos de crisis?

Estamos en mora de dar un estímulo fiscal y tributario al sector. Eso no es nada distinto que sembrar regalías. Lo cierto es que, con estos niveles de precios, si no damos unas señales fiscales va a ser difícil que podamos mantener los niveles de producción que queremos y esos niveles de producción nos van a dar impuestos y regalías. Las compañías mineras para este año y para el próximo tienen previsto pagar cero en impuesto de renta por la situación tan complicada, si no se le da un impulso y ayudar al sector a que se ajuste, se van a reducir las regalías y los impuestos. Los recursos del subsuelo están para que nos ayuden a pagar nuestro desarrollo.

¿Cómo serían esos estímulos fiscales?

Quisiéramos encontrar un camino para que las empresas puedan tener un menor pago de impuestos en el corto plazo, sujeto a que hagan más actividades e inversión y que eso pueda hacer que la producción se mantenga lo máximo posible. En la situación fiscal de hoy en día, interesa que estos estímulos no atenten contra las necesidades fiscales de corto plazo y hay varios caminos que estamos estudiando.

¿Sería este mismo año?

Eso espero y todo el trabajo que estamos haciendo es para que haga parte de la reforma tributaria que ha dicho el Gobierno sería para el segundo semestre del año.

¿Ya está el tren de Fenoco funcionando las 24 horas?

Sí, se demostró que son compatibles los temas ambientales con los de desarrollo.

¿Cómo va la negociación de la prórroga del contrato de La Loma con Drummond?


Esas discusiones están en cabeza de la Agencia Nacional Minera, las prórrogas se hacen bajo el criterio de que tenga más sentido en términos de valor hacerlo que no hacerlo.