DNP busca reducir los Ocad
de 1.090 a 147 desde marzo

Gobierno pretende que estos órganos encargados de aprobar proyectos
ejecutados con regalías se concentren en iniciativas con mayor impacto regional.

Los acueductos en el norte del país son algunos de los proyectos hechos en los últimos años con regalías.

Los acueductos en el norte del país son algunos de los proyectos hechos en los últimos años con regalías.

Archivo particular

Gobierno
POR:
hecsan@eltiempo.com
febrero 25 de 2016 - 09:35 p.m.
2016-02-25

Al tiempo que el Gobierno está terminando de afinar sus cálculos para conocer el hueco real que le dejará la caída de la renta petrolera en los próximos años, también está mirando cómo pone en marcha con los nuevos alcaldes y gobernadores algunas correcciones a la ejecución de los proyectos que se están haciendo con las regalías derivadas de la actividad minero – energética.

Manuel Castro Quiroz, subdirector Territorial y de Inversión Pública del Departamento Nacional de Planeación (DNP), le dijo a Portafolio que casi un 60 por ciento de los proyectos que se financian con regalías están valorados en montos menores a $1.000 millones.

“Esto es contrario a la filosofía de la reforma a las regalías, la cual vendió la idea de los grandes proyectos de impacto regional”, explicó Castro.

A esta dispersión de pequeñas iniciativas en las regiones que se ha venido haciendo desde el 2012 hasta la actualidad, manifestó el Subdirector, se suma el hecho de que los Órganos Colegiados de Administración y Decisión (Ocad) de los municipios están aprobando proyectos “sin criterios suficientemente objetivos y robustos de priorización. Se avalan cosas que no están listas para ejecutarse”.

Lo anterior, relató, ha llevado a que en el Sistema General de Regalías (SGR) se estén viendo saldos cercanos a los $5 billones que se encuentran guardados en cuentas bancarias. “Los proyectos que aprobaron en un alto porcentaje ($2,2 billones) fueron avalados y no tenían la estructuración lista. Hasta que no se cumplan los requisitos no puede iniciarse la ejecución”.

De $5
 billones
son los saldos existentes en
el sistema general de regalías.


Por otra parte, argumentó el Subdirector, están $2,3 billones en los bancos ya que en los Ocad no se ha visto un número suficiente de proyectos para aprobar. Y para lograr que este cuello de botella comience a solucionarse, recordó, el Plan Nacional de Desarrollo (2014 –2018) había incluido la posibilidad de que la Nación también tenga la opción de estructurar iniciativas (anteriormente solo los municipios y departamentos desempeñaban esa función).

A SIMPLIFICAR LOS OCAD

Uno de los objetivos que tiene Planeación Nacional para comenzar a eliminar las trabas en la ejecución de las regalías es que los Ocad comiencen a simplificarse a partir del próximo mes. En la actualidad, existen cerca de 1.090 de estos órganos en todo el país.

Sin embargo, asegura Castro, este sistema –que surgió también con la reforma al Sistema General de Regalías– es “pesado y costoso de operar. Los funcionarios de la Nación tienen que ir a las sesiones de los Ocad en todo el país”.

Lo que está contemplado es que se creen Ocad subregionales, los cuales permitan que sesionen conjuntamente los representantes de varios municipios que formen parte de una misma región para discutir prioridades de impacto. Esto significará pasar de los 1.090 Ocad actuales a cerca de 147.

“Esto ayudará a ahorrar plata, a hacer más eficientes las reuniones y hará las decisiones más ligadas a los temas subregionales”, contó Castro. Y es que según cálculos estimados de Planeación Nacional, con esta maniobra pueden ahorrarse $8.500 millones anuales en viáticos, transporte de funcionarios y logística (esa suma equivale al doble del presupuesto de inversión que tiene el Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario).

Además, Planeación Nacional buscará establecer desde el próximo mes un sistema de puntajes para los proyectos que sean aprobados dentro de los Ocad. Esto significa que se establecerán prioridades con el objetivo de que las iniciativas tengan mayor impacto regional y no solo municipal (como ha sucedido hasta la actualidad).

LOS RECURSOS PARA LOS NUEVOS GOBERNANTES

El ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas Santamaría, manifestó recientemente que este año el país solo recibirá por cuenta de renta petrolera cerca de $700.000 millones. Y es que entre el 2013 y el 2016, señalan los cálculos, dejarán de ingresar a las arcas de la Nación unos $20 billones por ese concepto.

Aunque desde las regiones se ha hecho evidente la preocupación por una posible parálisis de los proyectos derivados de regalías, el Gobierno busca que con los saldos existentes ($5 billones que se suman a otro billón de pesos de ciencia y tecnología) los nuevos alcaldes y gobernadores no sientan un impacto tan marcado en la financiación al menos en los años 2016 y 2017.

“Los mandatarios están formulando planes de desarrollo, organizándose para arrancar. En eso no gastan tanto. En el segundo año es cuando se viene el peso grande y todos esos saldos permitirán mantener un flujo de inversiones acorde con las tendencias que traía el sistema”, aseguró el Subdirector de Planeación.

Pero después del 2017 las cosas podrían comenzar a complicarse para la financiación de proyectos ya que se reflejaría una caída prolongada de los precios del crudo.

Según cifras de Planeación, antes del choque petrolero estaban entrando al Sistema General de Regalías cerca de $8 billones (de los cuales se ejecutaba un 70 por ciento). Pero con los actuales precios del petróleo, los cálculos de la entidad apuntan a que ese monto bajaría a $4 o $5 billones anuales.

“Hay que mantener un ritmo de obras para contribuir al crecimiento de la economía. Las obras van a seguir con la plata que hay”, concluyó el Subdirector.

MÁS DE 9.600 PROYECTOS APROBADOS

De acuerdo con las cifras del Sistema General de Regalías (SGR), desde el 2012 hasta el momento se han aprobado 9.623 proyectos para ser ejecutados con los recursos provenientes de las regalías.

El valor total de los recursos aprobados en ese lapso, según datos del SGR, es cercano a los $27,5 billones. Asimismo, el monto avalado por los Ocad (con cargo al SGR) es cercano a los $19,3 billones.