'No se debe descartar la aplicación de Carta Democrática a Venezuela'

Así lo aseguró el presidente Juan Manuel Santos en Cartagena, por la crisis en el país vecino.

Juan Manuel Santos

La declaración de Santos, esta mañana, en relación con Venezuela, es la más dura en mucho tiempo.

EFE

Gobierno
POR:
Portafolio
marzo 31 de 2017 - 03:34 p.m.
2017-03-31

El presidente Juan Manuel Santos aseguró en la mañana de este viernes que no se debe descartar la aplicación de la Carta Democrática a Venezuela, en el contexto de la OEA, como sanción por la ruptura institucional en ese país.

La aplicación de ese recurso (la Carta Democrática) podría implicar la salida de Venezuela de la Organización de Estados Americanos (OEA), una de las sanciones más severas aplicables a un país cuando se conspira contra la esencia de la democracia.

Al intervenir ante alcaldes de todo el país reunidos en Cartagena, el mandatario colombiano urgió a la comunidad internacional a ayudar en la búsqueda de soluciones a la crisis venezolana.

Santos habló de la necesidad de exigir que organismos como la ONU y la OEA aboquen la situación y formulen alternativas de solución.

La crisis institucional en Venezuela se agravó cuando el El Tribunal Supremo de Justicia sustituyó a la Asamblea Nacional (el Legislativo) y asumió su competencia.

"Estamos dispuestos a ayudar pero no a cohonestar medidas que agraven la crisis"
, aseguró Santos de manera categórica, en una especie de condena de lo ocurrido esta semana con la supresión del órgano legislativo. "Anular por una decisión arbitraria el Poder Legislativo es inaceptable, esto claramente destruye el pilar más importante de cualquier democracia".

También llamó a los sectores de oposición a que se coordinen y ayuden en las soluciones. Dijo que las distintas expresiones de oposición al gobierno de Nicolás Maduro deberían intentar "algún tipo de consenso".

Colombia forma parte del grupo mayoritario de países en la OEA que se ha unido para buscar una solución política a la problemática de Venezuela.

La declaración de Santos, esta mañana, en relación con Venezuela, es la más dura en mucho tiempo, pues siempre ha tratado de proceder con mucha discreción sobre lo que pasa al otro lado de la frontera.

La "provocación", como la calificó la canciller María Ángela Holguín, de ese país al enviar a más de 60 soldados para intentar controlar una pequeña área del territorio colombiano, en Arauca, la semana pasada, marcó al parecer una inflexión en la actitud que Colombia y el gobierno de Santos ha mantenido por años con el gobierno de Maduro.

Colombia está hoy claramente dentro de un grupo de países del continente que no apoyan las acciones de Maduro.