Panamá dice que prepara medidas si Colombia rechaza fallo de OMC que elimina sobretasa

Desde 2012, Colombia aplica aranceles de 10 % a calzado y textiles de
la Zona Libre de Colón, y un cargo de US$ 5 por cada contenedor.

Zona Libre de Colón

Colombia impone un arancel a calzado y textiles provenientes de la panameña Zona Libre de Colón.

Archivo Portafolio

Gobierno
POR:
agencias
febrero 24 de 2016 - 01:51 p.m.
2016-02-24

Panamá confía en que Colombia "acate" la decisión final de la OMC que, espera, ratificará la medida de eliminar unas sobretasas a sus reexportaciones desde la Zona Libre de Colón, de lo contrario prepara un paquete de "medidas", dijo el ministro panameño de Comercio e Industrias, Augusto Arosemena.

"Si Colombia no acata el fallo, Panamá está preparando los mecanismos que tiene a su alcance dentro del marco legal, como la ley de retorsión, por lo que todo está en consideración", explicó.

Colombia aplica desde 2012 aranceles del 10 % a los calzados y textiles provenientes de la Zona Libre de Colón, y un cargo de 5 dólares por cada contenedor.

El titular del Ministerio de Comercio e Industrias (MICI) dijo que el primer fallo de la Organización Mundial de Comercio (OMC), de noviembre pasado, le dio la razón a Panamá, que exige la eliminación de las sobretasas.

Pero "Colombia en su justo derecho apeló", aunque presentó "argumentos ofensivos hacia los panameños", al calificar al país centroamericano como un gestor del blanqueo de capitales, dijo el ministro.

Arosemena señaló que Panamá aspira a que las relaciones comerciales colombo-panameñas se desarrollen "de mutuo respeto, y eso quiere decir que nos atengamos al marco institucional, que mi país respeta, como son las reglas que hemos suscrito ante la OMC".

Panamá se quejó por las "ofensivas y muy desatinadas declaraciones" de su colega colombiana de Comercio, Industria y Turismo, Cecilia Álvarez-Correa, explicó el ministro, porque fueron "una falta de respeto". "Ellos tienen su problema y confiamos en que el fallo va a ser acatado", sostuvo el titular del MICI.

Puso como ejemplo de que "se deben separar las cosas", al hecho de que Panamá colabora con Colombia en materia de seguridad "y no porque el año pasado decomisamos 100 toneladas de cocaína procedentes de ese país, se nos va a ocurrir ahora imponerle barreras arancelarias a los comerciantes colombianos".

Según Arosemena, "a fines de abril o mayo saldrá el fallo definitivo del panel arbitral", por lo que anticipadamente está contactando a Álvarez-Correa para estar anuentes de las posiciones de los dos países.

El pasado 3 de enero la Cancillería panameña expresó el repudio a la posición de
Colombia, que argumentó que las barreras arancelarias "a la importación de textiles, prendas de vestir y calzado" son para proteger a ese país de la práctica del lavado de activos, en su oposición al fallo de la OMC.

El pasado 22 de enero Colombia apeló la decisión de noviembre del Grupo Especial de la OMC por supuestas aplicaciones erróneas del Entendimiento Relativo a las Normas y Procedimientos por los que se rige la Solución de Diferencias (ESD) y el Acuerdo General sobre Aranceles Aduaneros y Comercio (GATT).

Colombia alega, entre otros puntos, que el Grupo Especial incumplió su obligación al desestimar pruebas sobre la contribución del decreto que aplica los aranceles "a la lucha contra el lavado de activos y, en particular, contra el uso de las importaciones de prendas de vestir a precios artificialmente bajos para lavar activos", de acuerdo con la apelación entregada a la OMC.

Tras conocerse el fallo, el pasado 27 de noviembre, Colombia anunció que recusaría porque su medida busca prevenir el contrabando, el comercio ilícito y es "necesaria para proteger la moral pública y un mecanismo de lucha contra el lavado de activos".

El sector privado panameño planteó el pasado 28 de enero al Gobierno del presidente de ese país, Juan Carlos Varela, la opción de aplicar medidas de retorsión o reciprocidad a
Colombia porque insiste en imponer los aranceles pese a la resolución de la OMC.

PANAMÁ DICE QUE SU ZONA FRANCA ESTÁ EN "COMA" POR COLOMBIA Y VENEZUELA

La zona franca panameña, la mayor de América Latina, está atravesando una grave crisis, en parte por problemas con Venezuela y Colombia, dijo este miércoles el ministro Arosemena.

"El paciente (la Zona Libre de Colón) está en coma porque las reexportaciones han ido bajando y algunas empresas han cerrado", dijo Arosemena en rueda de periodistas.
"Colombia y Venezuela eran de los principales mercados de la Zona Libre, así que en gran parte (la crisis) se atribuye a la situación que ellos tienen" con Panamá, añadió Arosemena.

La zona franca, ubicada en la ciudad caribeña de Colón (norte), atraviesa desde 2012 una considerable baja en sus actividades, por lo que los empresarios han pedido al gobierno que le reduzca algunos impuestos y tasas para seguir operando.

La Asociación de Usuarios de esa zona franca informó hace días que en enero de este año cerraron un total de 55 empresas, mientras que en 2015 fueron 155 las compañías clausuradas, con miles de puestos de trabajo perdidos en los dos últimos años.

Cifras de la Contraloría de Panamá indican que el movimiento comercial entre enero y noviembre de 2015 fue de 20.272 millones de dólares, 2.300 millones menos (un 10 %) en comparación con el mismo período de 2014.

Parte de la crisis se debe a que los empresarios venezolanos no pueden pagar porque tienen dificultades para obtener dólares en su país, con un rígido control cambiario desde 2003, y cuya moneda (el bolívar) ha sufrido distintas devaluaciones.

El año pasado algunas fuentes panameñas situaron esa deuda con los empresarios de la Zona Libre por encima de los 1.000 millones de dólares.

"Los números de los primeros meses del año no son alentadores tampoco", lamentó Arosemena, quien llamó a los empresarios de la zona franca a diversificar su mercado y a "reinventarse".

"Estamos aguantando lo que podemos, pero en general todos estamos viendo hacia dónde nos vamos, qué negocio hacemos", dijo el mes pasado Marcos Téllez, según el diario La Prensa.

"La situación se está poniendo más complicada cada día", añadió Téllez.