PIB: el 2015 no fue malo, pero la previsión del 2016 luce pesimista

La economía creció 3,1%, impulsada por los sectores financiero, comercio
y construcción. Apuestas apuntan a una cifra inferior al 3% para este año.

La construcción de obras civiles creció 5,4 por ciento en el 2015 y se perfila como uno de los motores de la economía en el 2016.

La construcción de obras civiles creció 5,4 por ciento en el 2015 y se perfila como uno de los motores de la economía en el 2016.

Archivo Portafolio.co

Gobierno
POR:
Portafolio
marzo 10 de 2016 - 11:46 p.m.
2016-03-10

Pese a sortear un año de desaceleración, que tuvo como justificación la caída internacional de los precios de las materias primas (en particular del petróleo), la economía colombiana creció 3,1 por ciento durante el 2015 según un informe revelado por el Dane. Esta cifra llegó a superar algunos de los pronósticos más optimistas entre los analistas locales. Sin embargo, el panorama no luce tan tranquilo para lo que resta del 2016.

Mauricio Perfetti del Corral, director del Dane, explicó que durante el año pasado fueron tres los sectores que jalonaron la expansión económica: establecimientos financieros, seguros, actividades inmobiliarias y servicios a las empresas (este grupo creció 4,3 por ciento); comercio, reparación, restaurantes y hoteles (4,1 por ciento) y construcción (de edificaciones y obras civiles) aumentó 3,9 por ciento (ver gráfico).

En cuanto al primer grupo, argumentó la entidad estadística, el crecimiento se sustentó durante el año anterior en una expansión de 9,8 por ciento correspondiente a los servicios de intermediación financiera.

Entretanto, la rama del comercio estuvo impulsada por el repunte de 5,5 por ciento en hoteles, bares, restaurantes y, también, por el comportamiento positivo en la reparación de automotores y por el renglón comercial.

Al referirse al sector constructor, el jefe de la entidad estadística sostuvo que la ejecución de obras civiles creció 5,4 por ciento en el año y que la de edificaciones, se expandió 2,1 por ciento debido a la caída en la producción de vivienda (en el 2014 el registro fue de 8,1 por ciento).

La presidenta de la Cámara Colombiana de la Construcción (Camacol), Sandra Forero, explicó que la ejecución de edificaciones durante el año estuvo influenciada por “la vivienda social” y por el aporte de “inversiones en edificaciones no residenciales”.

En el frente de la industria, las estadísticas mostraron que el sector creció 1,2 por ciento el año pasado impulsado por bebidas, prendas de vestir y productos químicos.
“Sin contar a Reficar, la industria creció 3,5 por ciento en el último trimestre. Eso es importante”, destacó el ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, quien no ocultó su preocupación por el comportamiento del sector minero – energético, el cual se expandió 0,6 por ciento en el 2015 (en último trimestre se contrajo 1,4 por ciento).

Cárdenas también resaltó que el sector agrícola tuvo un repunte de 3,3 por ciento el año pasado gracias a que la producción del renglón cafetero se incrementó en un 15,6 por ciento. A lo anterior se sumó el crecimiento del sector pecuario en 3,2 por ciento.
“Se evidencia el inicio de un proceso productivo capaz de sustituir nuevamente importaciones; no se trata de un fenómeno coyuntural o cíclico”, agregó el Ministro.

PIB EN CUARTO TRIMESTRE CRECIÓ UN 3,3 %

Para el cuarto trimestre del año pasado, la economía se expandió 3,3 por ciento impulsada por sectores como agro (4,8 por ciento), construcción (4,3 por ciento) y establecimientos financieros, seguros, actividades inmobiliarias y servicios a las empresas (4,2 por ciento). Sin embargo, el renglón minero-energético se contrajo 1,4 por ciento. “Al comparar con el trimestre inmediatamente anterior, el PIB aumentó 0,6 por ciento”, indicó el Dane.

LO QUE VIENE PARA EL CRECIMIENTO DEL 2016

Pese a que el Gobierno esperaba un crecimiento de 3,2 por ciento para el 2016, el Ministerio de Hacienda anunció recientemente una reducción en su pronóstico para este año. La previsión se bajó al 3 por ciento, lo cual iría acompañado de un incremento en la tasa de desempleo nacional.

“A la luz de los resultados del 2015, el Gobierno estima que la economía crecerá alrededor de 3,0 por ciento en 2016, impulsada principalmente por la industria y la construcción”, explicó el Ministerio de Hacienda.

Por otra parte, el Banco de la República advirtió que tiene para este año un pronóstico de crecimiento del PIB de 2,7 por ciento. Asimismo, la junta del Emisor había advertido que si continúan viéndose los niveles actuales de demanda interna “la sostenibilidad del crecimiento podría verse comprometida debido al alto nivel de déficit en la cuenta corriente y a la débil respuesta de las exportaciones a la devaluación”.

Entretanto, un informe de Fedesarrollo –el centro de pensamiento– advirtió que el crecimiento del 2016 podría estar por el orden del 2,5 por ciento, teniendo en cuenta que de por medio están factores como la firma de un acuerdo de paz, una posible reforma tributaria y una menor producción de petróleo y carbón. Aun así, señalan que la construcción puede consolidarse como el motor de la economía desde el ángulo de obras civiles y edificaciones.