Las ganancias del petróleo a 50 dólares se gasta en importaciones

Las compras de alimentos afuera contrarrestan el valor del barril, según las minutas del Banco de la República.

Importaciones del país  crecieron 6,0% en abril
Gobierno
POR:
Portafolio
julio 09 de 2016 - 08:03 a.m.
2016-07-09

Para explicar el incremento de 0,25 puntos básicos en las tasas de interés, que es actualmente de 7,50%, el Banco de la República publicó este viernes las minutas de la reunión de su junta directiva en junio. El órgano encargado de administrar la política monetaria del país se encuentra en la mira de la opinión pública por la influencia que sus decisiones tienen sobre la inflación que afecta a tantos colombianos.

Entre los once puntos mencionados hay uno que llama la atención. ¿Por qué si en junio el indicador de términos de intercambio en Colombia (la razón entre el precio de las exportaciones y el precio de sus importaciones) habría continuado mostrando niveles superiores a los observados a comienzos del año, este factor no tuvo influencia en la reducción de la inflación?

En otras palabras, por qué si en junio los precios internacionales del petróleo rondaban los 50 dólares por barril y los precios de otros bienes básicos exportados por el país se habrían estabilizado o habrían continuaron subiendo (café, carbón y níquel) a pesar de una disminución de un 54,6 % en la exportación de petróleo de enero a abril de 2015, no se logró que esta balanza entre exportaciones e importaciones significara más divisas y diera respiro a la tasa de cambio y la inflación.

La respuesta la ofrece el Banco argumentando que ese nivel superior en términos de intercambio en junio fue contrarrestado “por las alzas recientes en los precios internacionales en algunos de los alimentos importados por el país, las cuales estarían asociadas con caídas en la oferta por factores climáticos”.Cabe aclarar que la renta del petróleo aporta considerablemente menos a la economía del país que hace 3 años cuando el barril rondaba en los US$ 100.

Sin embargo, en un momento en el que la inflación llegó al nivel más elevado en los últimos 16 años esta relación se importante porque las divisas que supuestamente hubiera recibido el país por cuenta de las exportaciones de petróleo y otros bienes básicos exportables se están yendo a pagar los alimentos importados que el país está teniendo que traer por la reducción en la producción local generada por el fenómeno de ‘El Niño’. La importación de alimentos reduce las divisas circulantes y a su vez aumenta la tasa de cambio devaluando el peso y encareciendo aún más los bienes importados para los compradores colombianos, que al final no se están pudiendo transportar los alimentos que traen del exterior a las principales ciudades del país, trasladando los costos al consumidor final.

Cabe resaltar que de enero a abril de 2016 el país importó más de 4.900.000 toneladas de alimentos. Un 24 por ciento más que en el mismo periodo de 2015. Así lo subrayó la Sociedad Agricultora de Colombia, que hizo un llamado para que el país sustituya las importaciones por producción local y así dejar de sufrir y alimentar la inflación.

Cristóbal Vásquez
crivas@eltiempo.com