Producción de crudo puede bajar a 600.000 barriles por día

Para el gremio de los petroleros mantenerla por encima de los 900.000 barriles en 2017 será difícil sin éxito exploratorio.

Petróleo

El optimismo en el mercado del petróleo está condicionado a la decisión que tome Irán con respecto a su producción y exportaciones de crudo.

EFE

Gobierno
POR:
Portafolio
julio 06 de 2016 - 11:02 p.m.
2016-07-06

En un editorial del presidente de la Asociación Colombiana de Petróleo, Francisco José Lloreda, se hacen fuertes críticas a las medidas que hasta ahora se han tomado para mejorar la producción de crudo en el país y se asegura que mantenerla por encima de los 900.000 barriles por día en 2017 será muy complejo.

A esto se le suma que luego de que se lograra superar el millón de barriles a inicios del 2015 la producción nacional podría descender hasta los 600.000 barriles en los próximos años dependiendo del éxito en exploración en tierra y mar además del continuo repunte de los precios internacionales del crudo.

Sin embargo Lloreda sostiene que “la situación actual permite prever que ese éxito exploratorio difícilmente se dará”.

Esto debido a que, en lo que va corrido del año, no se había realizado un solo kilómetro de sísmica en tierra firme y apenas se había perforado ocho pozos exploratorios (luego de alcanzar 131 como cifra máxima en 2013).

Añade que “en cuanto a pozos de desarrollo, pasamos de 1.019 en 2012 a 710 en 2015 (una caída de 30 %), mientras que en lo que va corrido del año se han perforado 40 frente a 250 del mismo periodo de 2015”.

Critica también que hasta el momento no se ha dimensionado lo negativo que podría llegar a ser para el país que se pierda la autosuficiencia en petróleo y gas, lo cual llevaría a importar estos a partir del 2022. “La pérdida de autosuficiencia en crudo para cargar las refinerías sería infortunada. Seguramente, el país quedaría expuesto a precios de mercado spot, y le tocaría incurrir en costos de transporte y probablemente de pago de aranceles, lo que haría el crudo más caro. Además, las pérdidas para el país se relacionarían con el costo de no contar más con una industria que aporte divisas y rentas a la nación, y regalías a las regiones”.

Del mismo modo, Lloreda manifiesta que “la producción seguirá cayendo un tiempo, pero existe la posibilidad de recuperarla a mediano plazo, si se introducen cambios estructurales en los aspectos necesarios. El Gobierno Nacional es el llamado a liderar una estrategia contundente para que esto suceda”. Indicó además que “las medidas tomadas por el Gobierno y la Agencia Nacional de Hidrocarburos han sido útiles pero insuficientes”. Esto dado que la problemática sigue con un régimen fiscal que no es competitivo; dificultades para que las empresas puedan operar en el territorio; demoras y obstáculos en licencias, consultas y permisos, y –finalmente- agudización de la inseguridad jurídica.

Concluye que la recuperación de la competitividad y, por ende, de las reservas y la producción dependerá de la inversión. “Se requieren al menos US$7.000 millones al año durante una década. Sin embargo, la inversión programada para 2016 llega a US$3.800 millones” puntualizó Lloreda.