La cruzada de la Superindustria para educar a los consumidores

A través de las Casas del Consumidor ha atendido a 200.000 personas en 500 municipios.

Daniel Orozco, director de la Red Nacional de Protección al Consumidor.

Daniel Orozco, director de la Red Nacional de Protección al Consumidor.

Archivo Particular.

Gobierno
POR:
Portafolio
octubre 24 de 2016 - 10:58 p.m.
2016-10-24

La Superintendencia de Industria y Comercio, a través de la Red Nacional de Protección al Consumidor (RNPC), inició desde hace tres años una correría por las regiones del país, con su programa de “desbogotanización”. Este incluso le ha permitido llegar a las zonas más apartadas del territorio nacional, a defender los derechos de los consumidores y a ayudar a los empresarios a prestar un mejor servicio a la comunidad.

Con una atención personalizada en las Casas del Consumidor que ya están funcionando en 12 capitales de departamento y la Ruta del Consumidor que con cuatro buses recorre todos los días las vías del país ha atendido a 200.000 personas, lleva 500 municipios visitados, más de 4.000 brigadas y operativos de inspección, vigilancia y control y cerca de 20.000 tenderos capacitados en protección al consumidor, según cuenta el director de la RNPC, Daniel Orozco.

¿Cómo y por qué nació la RNPC?

La RNPC nace por dos razones: la necesidad que advierte el legislador de articular el trabajo de las entidades del orden nacional y territorial que ejercen funciones de protección al consumidor. La segunda consiste en incentivar y apoyar la regionalización de la protección al consumidor para lograr un verdadero impacto en todo el territorio nacional.

La Superindustria lidera la RNPC y hoy articula, en parte, el trabajo de entidades como las superintendencias de Salud y de Servicios Públicos Domiciliarios, así como de varias alcaldías.

¿Qué servicios prestan?

A través de nuestros proyectos Ruta del Consumidor y Casas del Consumidor la gente recibe orientación y asesoría personalizada para defender sus derechos como consumidor o usuario. Además hacemos ‘audiencias de facilitación’ entre el comerciante y el consumidor, con las que le resolvemos los problemas al ciudadano de manera ágil y eficiente, y le evitamos tener que acudir a presentar una demanda ante la Superindustria.

Una cifra para destacar en este punto, es que alrededor del 70% de estas audiencias terminan con un acuerdo de voluntades a favor del consumidor.

Además, desde estos proyectos, desplegamos operativos de inspección, vigilancia y control en materia de protección al consumidor y metrología legal (pesas y medidas) y adelantamos jornadas de sensibilización y capacitación en protección al consumidor, dirigidas a estudiantes, autoridades locales, empresarios y comerciantes.

Tenemos también la app consumóvil, con la que se pueden interponer denuncias o demandas desde el teléfono celular.

¿Cómo es la coordinación con las alcaldías?

Nosotros estamos apoyando el ejercicio de la función de inspección, vigilancia y control en materia de protección al consumidor y metrología legal, que les corresponde a las Alcaldías. Con las alcaldías de 12 capitales departamentales hemos puesto en funcionamiento el proyecto Casas del Consumidor con el que trabajamos de manera conjunta en defensa de los derechos de los consumidores de la región.

También, con la Ruta del Consumidor hemos capacitado a funcionarios de cerca de 500 alcaldías para que ejerzan su función. Tenemos además, un Banco de proyectos dirigido a alcaldías, ligas de consumidores y universidades, a través del cual financiamos iniciativas, como por ejemplo la conformación de una oficina municipal del consumidor o la adquisición de equipos técnicos necesarios para adelantar los operativos de inspección, vigilancia y control.

De otra parte, estamos visitando los municipios para lograr la firma del Pacto por la Protección al Consumidor, con el que los alcaldes se comprometen a adelantar políticas y destinar recursos en favor de los consumidores de su jurisdicción.

Ya tenemos 316 pactos firmados, pero falta todavía el compromiso de muchos mandatarios locales. Los necesitamos, pues ellos deben ser los protagonistas de la protección al consumidor en su municipio.

¿Qué balance hay de ese trabajo con las regiones?

Es bastante positivo y sin antecedentes en materia de protección al consumidor. Además de las sonadas y millonarias sanciones a quienes en ocasiones abusan del bolsillo del consumidor, la “desbogotanización” es el silencioso, pero también importante legado que le dejará el superintendente Pablo Felipe Robledo al país.

TAMBIÉN HAY CORRERÍA POR LA CAPITAL DEL PAÍS

Después de “desbogotanizar” durante dos años, en el 2016 y sin descuidar las regiones, la Red se ha dedicado a la capital del país. Un bus de la Ruta del Consumidor recorre y atiende los barrios.

Además, el 23 de agosto se firmó entre el superintendente Robledo, el Secretario de Gobierno de Bogotá y los 20 alcaldes locales el Gran Pacto por la Protección al Consumidor, cuyo primer resultado es la próxima puesta en funcionamiento de 4 Casas Locales del Consumidor en San Cristóbal, Engativá, Kennedy y Tunjuelito.

Entendemos que las personas que viven en las localidades también necesitan la institucionalidad a su alcance”, dice Orozco.

También, teniendo en cuenta que, según estudios técnicos, alrededor del 85% de los alimentos de esta ciudad se consumen en los pequeños negocios, han visitado y capacitado más de 20.000 tenderos en 900 barrios de las 20 localidades.

Les enseñamos la importancia de un consumo responsable y el papel preponderante que juega la protección al consumidor como elemento de competitividad”, puntualiza el Director de la Red.