Los privilegios de ser cónsul de Colombia

Buen salario, primas y bonificaciones son parte de los beneficios. Estos cargos son de libre nombramiento y remoción. Hay representación en 59 países.

San Francisco

Casi $34 millones mensuales recibirá Carlos Calero como cónsul de San Francisco, California (EE. UU.).

Archivo particular

Gobierno
POR:
Portafolio
octubre 18 de 2016 - 07:03 a.m.
2016-10-18

Con el nombramiento la semana pasada del presentador de televisión Carlos Calero como cónsul general de Colombia en San Francisco (Estados Unidos), surgió la duda acerca de los detalles de este nivel de funcionarios diplomáticos, quienes se encuentran representando al país en ciudades de 59 países el mundo.

Sobre Calero se cuestionaron sus credenciales académicas (es comunicador social) frente a esta función públicaAl respecto, la Asociación Diplomática y Consular de Colombia afirmó que les llama la atención la llegada del comunicador a este cargo diplomático, a la par que señalaron que apenas el 20 % de los embajadores son de carrera diplomática, lo cual deja entrever que el resto han sido nombrados gracias a 'palancas' políticas.

A pesar de esto, la Cancillería aseguró que "jamás ha vetado a las personas por su profesión, ni para los cargos de libre nombramiento ni en la selección de elegibles para los aspirantes a la carrera diplomática".

La discusión queda, entonces, en saber las exigencias para estos cargos diplomáticos adscritos al Ministerio de Relaciones Exteriores. Un cónsul hace las veces de representante del país en ciudades de todo el mundo, exactamente para casos particulares de ciudades no capitales o de gran tamaño.

Además: Cerca del 90 % de colombianos quiere trabajar en el exterior.

REQUISITOS Y SALARIOS

Es importante resaltar que el requerimiento principal para ser un cónsul tiene que ver con cursar la carrera diplomática en la Cancillería, a la que se puede acceder si se cumple con ser colombiano de nacimiento y no tener doble ciudadanía, tener libreta militar (en el caso de los hombres), manejar un segundo idioma acreditado y contar con un grado profesional en cualquier área.

Partiendo de esto, las personas interesadas comienzan a dar los pasos necesarios en esta carrera, ascendiendo cada vez en importancia y grados, lo cual finalmente es lo que termina definiendo el monto a percibir por parte de estos.

Por ejemplo, un consulado como el que ejercerá el comunicador Calero le da un estatus diplomático de grado 25 (el máximo es 28), confiriéndole un salario base de US$4.528, cifra que al día de hoy le daría un aproximado de $13'270.571.

A lo anterior se suma que, como cónsul de alto grado, recibirá también una prima especial, una bonificación por servicios prestados y una prima por costo de vida.

Los datos se desglosan así: la prima especial, que fue modificada este año, reza que todo funcionario con cargo de cónsul general percibirá una prima especial mensual por monto de $14'030.484. La bonificación, por su parte, representa al 35 % del salario base, con lo que recibirá otros $4'644.699.

Las cuentas cierran, pues, con la prima por costos de vida, que se define por una fórmula entre salario base, prima especial y un 'ranking' de este estilo hecho por Naciones Unidas, y que le daría un monto agregado por valor $2'000.000. Así, el expresentador de 'Profesión Hogar', terminará ganándose cerca de $34 millones mensualmente.

Acá, además, es importante destacar que el tiempo de duración en el cargo de este y cualquier otro diplomático de alto nivel -además del cónsul general están los embajadores, ministros plenipotenciarios, ministros consejeros y consejeros de relaciones exteriores- es indefinido, al ser cargos de libre nombramiento y remoción.

OTROS NOMBRAMIENTOS POLÉMICOS

Quizá el caso de Carlos Calero sea apenas uno más en la historia de los nombramientos inesperados en la diplomacia colombiana. La Asociación Diplomática y Consular de Colombia advierte que solo uno de cinco embajadores han hecho la carrera diplomática con Cancillería.

Otro nombramiento cuestionado en su momento fue el del comentarista deportivo Édgar Perea, quien en 2008 fue nombrado como embajador en Sudáfrica, en reemplazo de Carlos Moreno de Caro.

También se recuerda el de José Gabriel Ortiz (recordado por su programa Yo José Gabriel), quien durante cinco años -entre 2010 y 2015- representó al país en la Embajada de México. La lista la completa Adriana Amat, hija del periodista Yamid Amat, quien en su momento fungió como vicecónsul en Washington.

Finalmente, la Cancillería defiende estos nombramientos y afirma que cada uno ha pasado "por una inmersión en el tema consular y ha cumplido el cronograma de inducciones", efectuadas por distintas entidades estatales relacionadas con la diplomacia nacional e internacional.