Qué hay detrás de las protestas de los taxistas | Gobierno | Economía | Portafolio

¿Qué hay detrás de las protestas de los taxistas?

Hay choque de trenes en las tres ramas del poder por cuenta de la regulación de las nuevas plataformas. Cabify y Uber se pronuncian.

Paro de taxistas en Bogotá

Paro de taxistas en Bogotá, 10 de mayo de 2017.

Paro de taxistas en Bogotá, 10 de mayo de 2017.

POR:
Portafolio
mayo 11 de 2017 - 12:26 p.m.
2017-05-11

El paro de taxistas que se realizó este miércoles en Bogotá y en otras 23 ciudades del país, es apenas la punta del iceberg de un problema que va más allá de la aparición de plataformas tecnológicas de transporte.

Se trata de un choque de trenes que tiene enfrentadas a varias entidades del Gobierno y en donde, mientras los taxistas exigen mejores condiciones para su operación frente a otros jugadores más competitivos, las ramas del poder no se ponen aún de acuerdo.

(Lea: Los retos que trae el paro de los taxistas). 

Hace unos días el Tribunal Superior del Distrito Judicial negó la solicitud de medida cautelar en contra de Uber por parte de la empresa Comunicaciones Tech y Transportes Cotech –más conocida como la app de Taxis Libres-, que buscaba dar de baja la aplicación en el país.

Los motivos de la compañía son que desde que Uber llegó a Colombia, sus ingresos se han reducido considerablemente y que la compañía de tecnología tiene prácticas de competencia desleal que afectan a la colectividad.

Sumado a eso, el Ministerio de Transporte interpuso una demanda en contra de Uber, el Ministerio de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones y la Agencia Nacional del Espectro ante el Tribunal Administrativo de Cundinamarca con el fin de “proteger los derechos colectivos” y solicitar una medida cautelar (bloquear la ‘app’ en el país).

En respuesta a esa demanda, el MinTIC contestó en pro de la defensa del derecho de la neutralidad de la red y dijo que “el Ministerio TIC no está facultado para asumir las competencias de vigilancia y control que corresponden por disposiciones legales a otras autoridades públicas”.

Por su parte, la Superintendencia de Industria y Comercio ya ha emitido varios conceptos a favor del uso de plataformas tecnológicas de transporte. “Llama la atención de esta Superintendencia la decisión del regulador de continuar con esta tendencia de micro regulación con el riesgo de que, de esta forma, y sin atender otros problemas quizás más relevantes para el usuario, se estén creando condiciones que hagan que ciertos requisitos sean posiblemente aún más difíciles de cumplir”, dice el concepto de Súper dirigido al Ministerio de Transporte en cuanto a un proyecto de ley que busca regular el transporte especial.

(Así se vivió la jornada de protesta de taxistas en el país). 

A su vez, la Corte Constitucional ya se declaró inhibida por cuenta de una demanda que buscaba reglamentar la operación de Uber.

Así las cosas, los directivos de Cabify insisten en que seguirán operando en el país y pondrán todo su empeño en buscar que su operación en el país tenga unas reglas de juego claras. “Tenemos toda la disposición de negociar, de regular la operación de vehículos particulares. Creemos que este es un modelo que beneficia a toda la ciudadanía”, le dijo a Portafolio Miguel Torres, director de Operaciones de Cabify.

Y la posición de Uber es similar, pues aseguran que aunque en el transcurso del paro ha habido varios incidentes en los que los taxistas han inmovilizado sus carros, “confiamos totalmente en que las autoridades tendrán como prioridad proteger los derechos de los ciudadanos a elegir una movilidad segura, confiable y transparente, mientras avanza el proceso de modernización de normas que reconozcan los beneficios de los viajes compartidos, como ya ha ocurrido en más de 90 jurisdicciones alrededor del mundo.
Seguiremos estando disponibles para los ciudadanos cuándo y dónde nos necesiten, nuestro compromiso es con los usuarios”, explicaron los voceros de Uber.

Y para Jorge Eduardo Rojas, ministro de Transporte en Colombia existe una regulación que les permita a las plataformas tecnológicas prestar un servicio público de transporte de forma legal.

Recordó que hace ocho meses se expidió una regulación, buscando que estas se acogieran al ordenamiento jurídico colombiano y pidió que deben acogerse a lo establecido por el Gobierno.

EL LADO DE LOS AMARILLOS
 
Sumado a este debate, los taxistas argumentan que están en una condición de desventaja frente a la aplicación. “Mientras que nosotros tenemos que pagar casi seis millones de pesos anuales en impuestos, y además, tenemos que pagar un cupo de más de 100 millones de pesos más el precio del carro, los de Uber y otras aplicaciones solo tienen que pagar el precio de un carro y los impuestos exigidos por la ley para carros particulares”, le dijo a Portafolio un taxista que transita en Bogotá, quien agrega que mientras las condiciones sigan así, es muy difícil competir con las apps.

“La manifestación no es en contra de nosotros, es, en el fondo, en contra del propio modelo del taxi”, dice al respecto el director de operación de Cabify.

A su vez, los taxistas anunciaron hoy que puede haber otro paro nacional en agosto si la situación de Uber, Cabify y otras 120 plataformas de transporte no se regula.

Queda en el tintero la decisión que tome el Tribunal Administrativo de Cundinamarca frente a la demanda del Mintransporte y si el Congreso formula otro proyecto de ley que aclare el panorama de miles de taxistas y de los conductores de las otras alternativas tecnológicas.

Y el ministro también confirmó que actualmente están trabajando en una plataforma, en conjunto con el Ministerio de las TIC, para que los taxis presten servicio de mayor calidad. Igualmente, se ha pensado en una posible tarifa diferencial o dinámica para taxistas que adecuen sus vehículos con elementos de lujo.

María Camila González 

marola@eltiempo.com

Siga bajando para encontrar más contenido