Reficar y contratista CBI buscan acuerdo para evitar arbitramento

El proyecto no tuvo ingeniería de detalle, dice la empresa. Los responsables serán señalados por los entes de control.

Reficar

La Refinería está 'bajo la lupa' de los entes de control por los sobrecostos de su modernización.

La Refinería está 'bajo la lupa' de los entes de control por los sobrecostos de su modernización.

Gobierno
POR:
Jaime Viana
febrero 10 de 2016 - 12:19 p.m.
2016-02-10

Los Ministros de Hacienda y de Minas, y los presidentes de Ecopetrol y de la refinería de Cartagena asumieron la responsabilidad que sobre sus dependencias recae en lo relacionado con los sobrecostos de Reficar, obra que inicialmente se calculó que tendría un costo de 3.900 millones de dólares y por la que finalmente se pagó algo más de 8.000 millones de dólares.

La buena noticia es que las partes involucradas, es decir, Reficar y CBI Internacional buscan un acuerdo para evitar ir a un tribunal de arbitramento. En la actualidad, y desde el pasado mes de septiembre, un equipo de abogados de la refinería y de la firma con sede en Houston, buscan la manera de subsanar el daño económico que generó a Ecopetrol la tardanza y los sobrecostos de esta megaobra.

“El avance se dará en semanas. Y creemos que el proceso llegará a un acuerdo entre las partes, que no quieren llegar a la etapa de arbitramento”, señaló Juan Carlos Echeverry, presidente de Ecopetrol.

Por su parte, el Ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, explicó que este proyecto tuvo tres ‘pecados’: Primero, haber puesto el desarrollo de la refinería en manos de Glencore, “empresa sin vocación para construir refinerías” y por el contrario, con experiencia en el tema de minería y no de hidrocarburos. “Esta compañía nunca tuvo la vocación de desarrollar el proyecto”, agregó Cárdenas.

En segundo lugar, Minhacienda dijo que la cadena de errores se extendió al haber contratado a la firma CBI Internacional, porque no tenía la experiencia suficiente para modernizar una refinería del tamaño de Reficar ni las competencias que buscaba Ecopetrol al planear su ampliación.

A esto, se suma que el proyecto nunca contó con lo que se denomina ‘ingeniería de detalle’ que desde un comienzo diseña y justifica los costos de un megaproyecto.

Por esa última razón, Reyes Reinoso, presidente de Reficar dice que es impreciso señalar que los sobrecostos son cercanos a 4.000 millones de dólares. Es decir, no se puede hablar de una cifra específica del sobrecosto, pues de inicio ni siquiera se estableció a ciencia cierta a cuánto ascendería la inversión para modernizar este proyecto vital para la economía del país. Además, un paro sindical y un periodo de fuertes lluvias en la zona de la refinería, también contribuyeron a subir los costos.

En este sentido, Echeverry, presidente de Ecopetrol dice que, en el año 2013, cuando “se enderezó el camino” se hizo la ingeniería de detalle necesaria.

La deuda de Reficar por su obra de ampliación y modernización, asciende a 5.000 millones de dólares, desagregados en 3.000 millones que se le adeudan a la banca privada y 2.000 millones que se deben a Ecopetrol.

“El proyecto, a pesar de sus sobrecostos, será rentable. Generará ingresos para pagar su deuda y para generar utilidades”, enfatizó Reyes Reinoso.

RESPONSABLES

Con el objetivo de mejorar la reclamación y el proceso de acuerdo que buscan Reficar y CBI Internacional, en la actualidad, se revisa toda la etapa de la contratación para definir dónde y en qué inversiones se deben hacer las reclamaciones.

Con respecto a los funcionarios responsables de haber destinado mal los recursos, durante la etapa de contratación y construcción, el presidente de Ecopetrol, Juan Carlos Echeverry, dijo que serán los entes de control, Fiscalía, procuraduría y Contraloría, los que en su momento señalarán a los responsables.

Lo cierto es que como dijo Reyes Reinoso, quien asumió la presidencia de Reficar en 2013, “Terminar la obra de Reficar fue todo un dolor de cabeza”. Lo grave es que este escándalo apenas comienza y más allá de lograr un acuerdo con la firma responsable de los sobrecostos, el país espera que se conozcan y señalen los nombres de los verdaderos responsables de haber invertido mal 8.000 millones de dólares en una obra, que se prendió a finales del año pasado y que debe generarle valor al desarrollo industrial país.

Jaime Viana Rojas
Editor Portafolio.co