Tras reunión con Minagricultura, supermercados comprarían directamente a los agricultores

Tras una reunión de dos horas entre el Ministro de Agricultura y los comerciantes, se evalúa esta posibilidad de acortar la cadena.

Corabastos

Hay quejas por los altos precios en los supermercados frente a Corabastos.

Archivo

Gobierno
POR:
Portafolio
febrero 11 de 2016 - 10:42 p.m.
2016-02-11

No muy bien librado salió el Ministro de Agricultura, Aurelio Iragorri, tras la reunión que por más de dos horas sostuvo la noche del miércoles con los voceros de las grandes superficies y el gremio que los acoge, Fenalco.

La reunión se motivó tras las declaraciones del Ministro de que en los supermercados los precios de la comida cuesten el doble o más del doble que en las centrales de abasto.

“Hay demasiados intermediarios en el negocio de la comida en Colombia: ganan los de escritorio y se empobrecen quienes sudan la tierra”, afirmó Irragorri.

Estas afirmaciones fueron calificadas como ‘infortunadas’ por el presidente de Fenalco, Guillermo Botero.

Durante la reunión, Botero expuso al Ministro que la utilidad sobre el total de las ventas de alimentos que hacen las grandes superficies puede estar entre el 2 y el 2,5 por ciento.

Botero también aclaró que los altos costos de alimentos se deben, no a la especulación del comercio, sino a otros factores como la alta incidencia (negativa) que está teniendo el fenómeno climático de ‘El Niño’.

También, al impacto que están recibiendo los comercializadores por la devaluación del peso colombiano frente al dólar estadounidense.

Vale la pena señalar que el fenómeno cambiario ha venido presentándose, de forma sostenida, desde el mes de septiembre del 2014, por lo que se han venido encareciendo las importaciones de alimentos.

La tasa de cambio, al cierre de ayer, fue de 3.385 pesos por dólar, mientras que hace un año era de 2.380 pesos, reportó el Banco de la República, es decir, que en solo un año se han encarecido en 1.000 pesos.

Según la Sociedad de Agricultores de Colombia (SAC), las importaciones de productos agropecuarios y agroindustriales de Colombia acumularon cerca de 10,6 millones de toneladas durante el periodo enero a noviembre del 2015.

Para el gremio, la cifra significó un aumento de 9,9 por ciento en volumen frente a la reportada en el mismo lapso del 2014. “El valor total de las compras fue de 5.369 millones de dólares, 6,4 por ciento menos; cae en valor y crece en toneladas a pesar de la devaluación”, explicó Rafael Mejía, presidente del gremio.

Por su parte, el Presidente de Fenalco destacó durante la reunión que las grandes superficies no son responsables de alza en los precios.

Del total de bienes que adquieren los colombianos –dijo– más de 50 por ciento proviene del canal tradicional, es decir, las tiendas de barrio, las plazas de mercado y las ventas callejeras.

“Los supermercados y los hipermercados son grandes reguladores del precio hacia abajo, dada su competencia casi perfecta”, concluyó Botero.

Por su parte, el ministro de Agricultura, Aurelio Iragorri, les dijo a los empresarios que es necesario mejorar la cadena productiva para evitar que algunos eslabones se queden con gran parte de las ganancias, en desmedro del campesinado.

Por ahora, se planteó la posibilidad de que los comerciantes (supermercados y grandes superficies) compren a los cultivadores sus productos, sin intermediarios.

DECLARACIONES QUE CAUSARON CONMOCIÓN

En entrevista con EL TIEMPO, Iragorri dijo: “No hay derecho a que hagan lo que están haciendo. El productor recibió este año en enero menos de lo que obtenía el año pasado en el mismo mes; pero el consumidor pagó este año, en muchos productos, el doble de lo que valía en enero del año pasado.

Todos los días, y en los supermercados valen el doble. En algunos es mucho más del doble. Le doy un ejemplo: la papa está hoy a 80.000 pesos la carga, que son dos bultos. En un supermercado, el bulto vale 400.000 pesos”.