‘Solicitudes de títulos mineros no deben demorar más de 180 días’

La presidenta de la ANM, Silvana Habib, afirma que la entidad se enfoca más en el servicio al cliente, agilizando las gestiones a través de internet.

Silvana Habib, presidenta de la Agencia Nacional de Minería

Silvana Habib, presidenta de la Agencia Nacional de Minería, afirma que uno de sus retos es lograr avanzar en el proceso de articulación con las entidades territoriales.

Archivo particular

Gobierno
POR:
Portafolio
mayo 05 de 2016 - 11:16 p.m.
2016-05-05

Silvana Habib Daza llegó a la Agencia Nacional de Minería en noviembre del año pasado como presidenta de la entidad, y desde ese momento se propuso metas como hacer a la agencia más cercana al sector minero, más eficiente, agilizar los trámites en la disminución de los mismos y del tiempo que requieren, y trabajar con las entidades territoriales para darles la certeza de que se hace una minería responsable y que genera desarrollo.

¿Desde que llegó hace siete meses a la ANM, que ha adelantado?


Nos propusimos un plan de descongestión ambicioso para darles seguimiento a los trámites que tiene la ANM. Logramos avanzar en 781 por ciento en el primer trimestre de este año comparado con el trimestre anterior en trámites de modificaciones, y un 171 por ciento respecto al número de solicitudes de contrato resueltas, pero todavía tenemos un stock de alrededor de 7.000 trámites represados de los cuales algunos vienen desde el 2011.

Queremos dar certidumbre en tiempos, sin desconocer la ley.

¿Qué tiempos reales se están manejando para los trámites?

En el análisis de solicitudes de títulos pasaban más de 800 días y en estos momentos tenemos máximos de 100 días con las ya represadas, el resto ya queda en la consulta con los alcaldes, pero la idea es que se haga en 180 días hábiles. Tengo un equipo dedicado a evaluar procedimientos y determinar cuáles agregan valor y cuáles no.

¿Qué le hacía falta a la Agencia para su buen funcionamiento?

Lo que decía el sector minero y me di cuenta que había que mejorar era la unificación de criterios de evaluación porque de eso depende el tiempo en los trámites y le da seguridad jurídica al sector.

Y en eso hemos avanzado mucho. Hubo un cambio en el servicio al cliente, de saber que somos una agencia que está hecha para los mineros, de puertas abiertas y que da certidumbre en los tiempos.

¿Ese fallo de la Corte que obliga a las consultas retrasa la actividad del sector?


Lo hemos tomado como una oportunidad de mejora que ha cambiado la forma de hacer minería en el país, porque las entidades territoriales participan de cómo quieren la minería en su territorio.

Es importante que el dueño del suelo (el alcalde) conozca qué se va a hacer en su territorio, y con eso las compañías llegan no como un enemigo o desconocido, sino como un aliado, porque la gente en el territorio sabe a qué va a llegar y se va a beneficiar de eso. Lo más importante es que se hace al inicio del proceso y no cuando este ya se está ejecutando, lo que genera incertidumbre y conflictividad.

Mi mayor reto es lograr avanzar en el proceso de articulación con las entidades territoriales y que la Agencia sirva para legitimar al sector minero, que pueda rendir cuentas ante las entidades de cómo se hace la minería bien hecha.

¿Cómo va el proceso de formalización?

Ese es uno de los pilares fundamentales de nuestra política. Se reconoce que hay una minería tradicional de mineros ancestrales, los invitamos a que se formalicen más allá de cumplir la ley minera y tener un instrumento ambiental, una política que les permite eso y un proceso de acompañamiento para que vean como sí se puede hacer minería dentro de la legalidad.

El Plan Nacional de Desarrollo establece que al 2017 tenemos que formalizar a todos, pero vamos más rápido y hasta el momento van 2.600 solicitudes de formalización.

¿Cuáles son las necesidades de los mineros del país?

Que les resuelvan rápido sus trámites, por eso se me ha vuelto el tema una obsesión. Segundo, tener más acceso a la Agencia y por eso estamos esmerándonos para tener oficinas en diferentes partes del país y donde no las hay, unos puntos de atención regional para resolver inquietudes jurídicas, atenderlos y capacitarlos, porque muchos de ellos llevan años con trámites y no saben qué hacer, necesitan información y solución de trámites.

¿Cómo va el proceso de que los trámites se hagan por internet?

La Agencia ya tiene varios servicios en línea y han sido bien recibidos. El certificado de área libre, el estado del expediente, el certificado de registro minero, el pago de canon superficiario, el PIN, por los que antes tenían que ir a un punto de atención y se demoraban días porque los regresaban, etc., eran extenuantes y dispendiosos, ahora están a un clic.

Ya llevamos más de 130 millones de pesos recogidos por el canon superficiario.

La meta es tener a final de año tres servicios más en línea, incluido uno tan importante como el pago de regalías. Queremos que el usuario no tenga que ir tanto a las oficinas a consultar cómo se mueve su trámite, sino que cada paso lo pueda ver en internet.

Empresas miran al país

¿A pesar de los tiempos de crisis, todavía hay gente que quiere invertir en la industria minera?


En estos momentos tan difíciles de precios bajos tenemos una línea para retener la inversión, diciéndoles a los mineros que estamos para apoyarlos, qué necesitan que se les agilice, qué trámite tienen, para hacerles el camino más fácil.

Vamos bien, la prueba está en que no han bajado las solicitudes de títulos mineros y unas 40 empresas internacionales han hecho consultas porque están interesadas en el país.

Les decimos que somos un país con potencial minero, fuerte institucionalmente y con estabilidad jurídica.

Pedro Vargas Núñez
Subeditor Portafolio