Las tareas del próximo presidente para mejorar la educación colombiana

Expertos aseguran que hay que garantizar un mayor cubrimiento, más inversión y enfoque en las demandas del mundo actual.

Clase

La expansión de la educación superior en el país se ha dado de manera desorganizada y sin la garantía de calidad.

Archivo Portafolio

POR:
Portafolio
junio 06 de 2018 - 06:21 p.m.
2018-06-06

El camino que tome la educación en Colombia en los próximos años dependerá en buena parte de las decisiones de quien llegue a gobernar desde la Casa de Nariño. Los candidatos ya hablaron de la hoja de ruta que tomarán sobre el tema, sin embargo, poco se sabe sobre las acciones que académicos, expertos, analistas del sector y líderes de opinión consideran debe tomar el próximo presidente al respecto.

(Lea: ¿Cuál candidato tiene la mejor propuesta para impulsar la educación?

Según los expertos, una de las principales tareas en las que debe concentrarse el país en el próximo cuatrienio es en garantizar un mayor cubrimiento en el derecho a la educación que, de acuerdo con Julián De Zubiría, consultor en educación del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), un pacto nacional por la educación es una “condición insalvable” para lograrlo.

(Lea: La propuesta en educación de Iván Duque)

“Un pacto que involucre a todas las fuerzas económicas, políticas y sociales de la nación. El punto de partida, tiene que ser, comenzar por respetar los diez desafíos que se establecieron en el reciente Plan Decenal de Educación acordado para el periodo 2017-2026 y que marcará el norte del país en este aspecto”, dice.

(Lea: La propuesta en educación de Gustavo Petro)

Y agrega que, en lo que tiene que ver con educación superior, tan solo el 10 por ciento de los jóvenes del primer quintil socioeconómico asisten a la universidad. “Nuestra inversión promedio por estudiante no llega al 50 por ciento de la que realiza Brasil, ni al 30% de los países de la Ocde. En Colombia invertimos 6.400 dólares por estudiante, mientras que Estados Unidos invierte unos 28.000”.

Sobre ese punto, la Asociación Colombiana de Universidades (ASCUN) señala que uno de los mayores desafíos del próximo gobierno en educación superior es la escasez de fondos frente a una demanda en ascenso, costos crecientes y una oferta educativa inequitativa en la distribución de los recursos entre las diferentes instituciones de educación superior.

En ese orden, ASCUN propone la construcción de métricas sobre costos por estudiante y matrículas promedio, por áreas del conocimiento, para todas las Instituciones públicas y privadas. “Estas métricas serán de carácter público y servirán de parámetro para la formulación de políticas y la asignación de recursos entre las mismas”, señala la Asociación. Igualmente, plantea que los estudiantes de bachillerato con rendimiento meritorio y condiciones socioeconómicas precarias obtengan un subsidio para su manutención equivalente al costo promedio por persona en la carrera escogida.

Por su parte, Luis Eduardo Varela, cofundador de Todos por la Educación, asegura que el nuevo gobierno debe enfocarse en hacer que más jóvenes lleguen a la educación superior. “Solo el 30 por ciento de los jóvenes está llegando a la universidad y hay que mirar qué está pasando en el bachillerato”, dice. Y agrega que en los próximos años el país debe “lograr que más jóvenes se gradúen de los colegios con formación pertinente a la actualidad que vive el mundo”.

Para Varela, el nuevo presidente del país también debe enfocar sus políticas en educación con el objetivo de mitigar la deserción escolar y hacer de la atención de la primera infancia, de 0 a 5 años, una ley y no una política de gobierno.

Finalmente, los expertos coinciden en que la calidad de la educación debe ser un tema redundante en el próximo gobierno, que no olviden en sus prioridades la inversión en ciencia y tecnología como elemento fundamental para lograr mejores profesionales.

No mejoraremos en calidad mientras no cualifiquemos la formación de docentes y reestructuremos por completo el currículo que ven niños y jóvenes”, precisa Zubiría, mientras Varela recalca que “se tiene que invertir en la calidad de los recursos que tiene los estudiantes”.

Siga bajando para encontrar más contenido