Así fue la visita del Superintendente a Corabastos en la que capacitó a comerciantes sobre consumo

Pablo Felipe Robledo capacitó personalmente a los comerciantes en materia de protección a los consumidores.

El superintendente Pablo Felipe Robledo

El superintendente Pablo Felipe Robledo visitó este martes la central mayorista de Corabastos

Cortesía SIC

Gobierno
POR:
Portafolio
mayo 10 de 2016 - 12:37 p.m.
2016-05-10

Como parte de las iniciativas que buscan incentivar una cultura de consumo responsable en las localidades de Bogotá, el superintendente Pablo Felipe Robledo visitó este martes la central mayorista de Corabastos, en donde personalmente capacitó a los comerciantes en materia de protección a los consumidores.

En su visita desarrolló temas como la comercialización y exhibición de tabaco; la importancia de separar, de la leche normal, los productos elaborados a base de lactosueros rehidratados; la prohibición de reventa de minutos de celular, sin que medie autorización del operador; el ajuste y buen funcionamiento de instrumentos de medición (balanzas); la indicación pública de precios y promociones; las ventas financiadas directamente, con las consecuencias que puede traer para el comerciante superar los límites de la usura; entre otros.

El superintendente Pablo Felipe Robledo

Cortesía SIC


Esta estrategia se seguirá desarrollando con funcionarios de Alcaldías locales, Juntas Administradoras, Juntas de Acción Comunal, Comerciantes y Consumidores, dirigidas a los tenderos de Bogotá, quienes atienden las necesidades de consumo de la población más vulnerable, para de esta forma, construir una alianza que permita mejorar la protección de los derechos del consumidor.

La alianza consiste en el compromiso que asumen los tenderos de la capital con el respeto de los derechos de los consumidores, después de ser visitados por la Superindustria en sus propias tiendas para capacitarlos en la normatividad en materia de consumo y enseñarles los beneficios que para ellos trae la protección de los derechos de los consumidores como elemento de competitividad en sus negocios.

El superintendente Pablo Felipe Robledo

Cortesía SIC


Después de recorrer la Capital de la República durante 10 meses, desde julio de 2015, los funcionarios de la Red Nacional de Protección al Consumidor liderada por la Superindustria, han realizado diferentes actividades de prevención, socialización y capacitación en temas relacionados con la protección al consumidor en 680 barrios de 16 localidades de Bogotá.

Bosa, Tunjuelito, San Cristóbal, Usaquén, Fontibón, Kennedy, Engativá, Suba, Chapinero, Usme, Rafael Uribe Uribe, Candelaria, Santafé, Ciudad Bolívar, Chapinero y Barrios Unidos son las localidades en las que se han realizado actividades de prevención, y en las que se han sensibilizado y capacitado 12.424 tenderos en materia de protección al consumidor.

En estas visitas de prevención se desarrollan temas referentes a la forma de comercialización y exhibición de tabaco; a la importancia de separar, de la leche normal, los productos elaborados a base de lactosueros rehidratados e informar que se trata de este tipo de productos para no inducir a un presunto engaño al consumidor; la prohibición de reventa de minutos de celular, sin que medie autorización del operador; el ajuste y buen funcionamiento de instrumentos de medición (balanzas); la indicación pública de precios y promociones; las ventas financiadas directamente, con las consecuencias que puede traer para el comerciante superar los límites de la usura; entre otros.

El superintendente Pablo Felipe Robledo

Cortesía SIC


Acerca de la Red Nacional de Protección al Consumidor

La “Red Nacional de Protección al Consumidor”, nació con la expedición del Estatuto del Consumidor (Ley 1480 de 2011) para contribuir a su propósito de proteger y garantizar la efectividad y libre ejercicio de los derechos de los consumidores, así como amparar el respeto a su dignidad y a sus intereses económicos y tiene tres objetivos fundamentales:

Defender los derechos e intereses comerciales y económicos de los consumidores colombianos frente a la posible vulneración que de ellos hagan los distintos proveedores de bienes y servicios.

Trabajar por mantener un equilibrio en la relación que se da entre los consumidores y los productores o proveedores de bienes y servicios, basándose fundamentalmente en el respeto y el juego limpio que debe haber en las relaciones de consumo.

Estimular al ciudadano a participar activamente en la defensa de sus derechos como consumidor, invitándolo a convertirse en veedor permanente del respeto de tales derechos, e incentivando la creación de organizaciones ciudadanas que velen por la protección del consumidor.