Bogotá: Hogares más pequeños, mejores casas y más bicicletas que buses

Conozca los resultados de la Encuesta Multipropósito, que muestra los cambios más significativos que ha tenido la ciudad en los últimos años. 

Bogotá

Rodrigo Sepúlveda - Portafolio

POR:
Portafolio
julio 19 de 2018 - 01:08 p.m.
2018-07-19

Bogotá ha cambiado. Atrás quedaron los bogotanos de gabardina y sombrero, que iban por las calles capitalinas con una sombrilla bajo el hombro.

La migración hacia la capital ha hecho a la ciudad más dinámica y multicultural. Esos cambios también han cambiado el estilo de vida de su ciudadanos, tal y como lo refleja la Encuesta Multipropósito 2017 (EM2017).

La Alcaldía Mayor de Bogotá, a través de la Secretaría Distrital de Planeación, en convenio con la Gobernación de Cundinamarca y el Departamento Administrativo Nacional de Estadísticas (Dane), presentó los resultados de esta muestra, que obtuvo información de 320 mil personas, en 109 mil hogares de la capital del país y la región.

(Lea: Bogotá: vienen más complejos comerciales). 

En Bogotá, la EM2017 permitió obtener resultados a nivel de Unidad de Planeación Zonal -UPZ-, lo que contribuye a una mejor aproximación al territorio, dada la heterogeneidad que presentan las localidades en la actualidad en términos sociales, económicos y de entorno.

Por primera vez se aplica a la zona rural del Distrito, esfuerzo que representa un insumo valioso para la planeación de esta área de la ciudad que corresponde a alrededor del 75 por ciento del territorio de la capital. Se realizó caracterización de su población a partir de temas estratégicos como la demografía, condiciones habitacionales, mercado laboral, calidad de vida y estructura de gasto, entre otros.

En Cundinamarca aumentó la cantidad de municipios encuestados, pasando de 31 municipios en 2014 a 37 en 2017. En este departamento, la encuesta se aplicó a 32.000 hogares y 98.000 personas. Esto representa un esfuerzo en la consolidación de información para la coordinación y la planeación del área metropolitana.

(Lea también: La reinvención de las boleras en Bogotá). 

De acuerdo con el Secretario Distrital de Planeación, Andrés Ortiz Gómez, “la Encuesta Multipropósito 2017 es un insumo valioso para la toma de decisiones de política social, económica y de ordenamiento territorial. Con esta herramienta estadística, la ciudad y la región contarán con información actualizada de unas 1.500 características de los hogares, viviendas y personas, con una desagregación territorial a nivel UPZ y con una mayor cobertura, ya que por primera vez tiene en cuenta la ruralidad de la capital. Sus características la consolidan como la operación estadística más robusta del país después del Censo Nacional de Población”.

MÁS CIUDADANOS VISTAN LOS PARQUES DE LA CIUDAD

En 2017 aumentó 9,4% el número de personas que van a parques. Esto quiere decir que hay 194.000 personas adicionales que hacen uso de los parques de la ciudad durante su tiempo libre, y realizan actividades recreativas. Este comportamiento se debe a la disponibilidad de espacio público de calidad, que permite el disfrute de la ciudadanía de sitios de esparcimiento y recreación como las canchas sintéticas y los parques para niños.

AUMENTAN USUARIOS DE LAS CICLOVÍAS DE LA CIUDAD

En 2017 aumentó en un 9% el uso de las ciclovías en la ciudad, lo que corresponde a 97.500 personas adicionales que hacen uso de la red de ciclovías, demostrando la importancia de fortalecer este espacio de recreación en la ciudad.

EM2017 MIDE POR PRIMERA VEZ QUÉ TAN FELICES SON LOS CAPITALINOS 


Menos del 1% de las personas que habitan la capital se sienten insatisfechos con su vida, en contraste con el 53,6% de los bogotanos que se sienten muy felices y el 39,7% felices. Los factores que más contribuyen a la satisfacción de los ciudadanos son: relaciones familiares, vivienda, salud, educación y amigos, a pesar de que la ciudadanía siente que la prestación de los servicios de salud y educación podrían ser mejores. Adicionalmente, han caído el número de personas que se consideran pobres, al pasar de 22,5% en 2014 a 14,6% en 2017.

Es de recordar, que el objetivo principal de la ‘Bogotá Mejor para Todos’ es propiciar el desarrollo pleno del potencial de los habitantes de la ciudad, para alcanzar la felicidad de todos en su condición de individuos, miembros de una familia y de la sociedad, a través del mejoramiento de la calidad de vida. Esta medición, que se hace por primera vez en la ciudad con la Encuesta Multipropósito 2017, es un reflejo de cómo se está dando cumplimiento a esta meta del Plan Distrital de Desarrollo.

HOGARES UNIPERSONALES CRECIERON EN LA CAPITAL 

Los hogares de Bogotá están siendo más pequeños con el transcurrir del tiempo. En solo 3 años, pasaron de 3,16 a 2,98 personas por familia.

Se observó adicionalmente que los hogares unipersonales (hombres y mujeres que viven solos) aumentaron de 14,5% en 2014 a 16,32% en 2017. En contraste cayó el porcentaje de hogares de cuatro o más miembros al pasar de 39,2% a 34,4%.

AUMENTA LA JEFATURA FEMENINA EN LOS HOGARES BOGOTANOS 

El número de miembros que conforman los hogares de la capital también está cambiando su composición. En relación con el año 2014, se observa un aumento en la jefatura femenina para el año 2017, pasando de 35,9% a 37,1%. Este fenómeno responde principalmente al hecho de que cada vez más mujeres viviendo solas.

La jefatura de hogar femenina es mayor en la localidad de Chapinero donde aumentó en un 16%.

MÁS BOGOTANOS VIVEN EN APARTAMENTOS 

En los últimos tres años se observa que sigue cambiando el tipo de vivienda que utilizan los bogotanos. Entre el 2014 y el 2017, continúa cayendo el porcentaje de hogares que viven en casa al pasar de 35% a 28,9%, mientras que los que viven en apartamentos crecieron del 61,2% al 68,6%.

Las localidades donde más se presentó este tipo de cambios fueron Usme, Bosa, Fontibón, Santa Fe y Rafael Uribe, donde se registraron incrementos de más de 15 puntos porcentuales.

DISMINUYÓ EL DÉFICIT DE VIVIENDA URBANA 

La EM2017 mostró que el porcentaje de hogares con déficit de vivienda cuantitativo y cualitativo pasó de 7,8% en 2014 a 5,4% en 2017, lo que demuestra que hoy día la ciudad cuenta con más unidades para cubrir las necesidades habitacionales de la ciudadanía y que las condiciones de las edificaciones han mejorado.

Estrategias de legalización de barrios, provisión de servicios públicos domiciliarios y mejoramiento de las viviendas impulsadas por la ‘Bogotá Mejor para Todos’ han aportado a la reducción de este indicador. Localidades como Ciudad Bolívar, San Cristóbal y Usme, conocidas tradicionalmente por sus procesos de expansión informal, han disminuido este déficit de vivienda.

Por otra parte, las condiciones que afectan la calidad de la vivienda mejoraron considerablemente en los últimos 3 años. La presencia de humedad en paredes y techo pasó de 24,8% a 20% en esta versión de la encuesta; la presencia de grietas pasó de 14,4% a 11,2%; la falla de tubería pasó de 6,8% a 4,5%, y el hundimiento de la estructura pasó de 2,8% a 1,5%.

En términos de entornos, la ciudad mejoró casi en todas las dimensiones en estos últimos 3 años. Los hogares que manifestaron problemas de ruido cayeron del 36,7% al 33,8%, en términos de contaminación pasó de 36% a 33,8%, en malos olores se redujo de 33,7% a 30,3%, en basuras bajó del 24,3% al 17,8% y en percepción de inseguridad, del 69,1% al 64,1%. Solo en el ítem de exceso de anuncios publicitarios, la ciudad desmejoró al pasar de 9,49% a 9,52%, posiblemente porque la última encuesta coincidió con el periodo de campañas electorales.

EL 36% DE LOS HOGARES RURALES PRESENTAN DÉFICIT HABITACIONAL 

Gracias a esta Encuesta Multipropósito, la ciudad por primera vez cuenta con cifras del déficit de vivienda en el área rural del Distrito Capital. Para el año 2017 fue del 36%, siendo la estructura de la vivienda (por ejemplo, materiales de techos y paredes de mala calidad), la característica que más incide en esta situación.

Este porcentaje se ubica 31 puntos por encima de la zona urbana; resultado que permitirá tomar decisiones de política pública más integrales para estas zonas de la ciudad.

MÁS PROPIETARIOS DE VIVIENDA EN ZONAS RURALES DE BOGOTÁ 

El número de propietarios de vivienda en la ruralidad de Bogotá es mayor que en la zona urbana de la ciudad. El 44% de los hogares rurales viven en viviendas propias, en contraste con el 40% en áreas urbanas.

Además, se observó que en la zona rural de Bogotá el 97% de las viviendas son tipo casa, en cambio en la zona urbana las casas solo representan el 30%.

Bogotá se consolida como una ciudad con alta cobertura en servicios públicos
El cubrimiento de servicios públicos domiciliarios en la capital es casi universal. El 99,8% de los hogares manifiestan tener cobertura de acueducto, 99,9% de alcantarillado, 99,7% de recolección de basuras y 99,9% de energía.

En cuanto a gas natural se registran algunas necesidades, Sin embargo, entre 2014 y 2017, se observan mejoras evidentes en localidades como la Candelaria donde la cobertura pasó del 48,1% al 60%, en Chapinero de 65,6% a 79,9% y en Santa Fe de 70,4% a 81,6%. Las localidades con mayor déficit de servicio de gas son:Tunjuelito (70,32%) y Rafael Uribe Uribe (74,98%).

COBERTURA DE INTERNET EN LA CIUDAD AUMENTÓ A 67%

La brecha digital en la ciudad continúa cayendo gracias a los importantes aumentos de la cobertura del servicio de Internet. La ciudad pasó de tener internet en un 59% de los hogares en 2014 a 67% en 2017. Los estratos dos y tres fueron los que más contribuyeron con aumentos de un 8% cada uno. Se destacan localidades como Antonio Nariño que pasó de 57% a 74,2% y Santa Fe que pasó del 42,2% al 58,7%.

Las localidades con mayor cobertura son Teusaquillo y Chapinero con 90,1% y 87,1%, y las de menor, Usme y Ciudad Bolívar con 43,3% y 49,4%, respectivamente.

Por su parte, el acceso a Internet móvil aumentó de 20,6% en 2014 (299 mil personas) a 28,9% en 2017 (521 mil personas), que representa un 74% más que en la encuesta anterior.

ALTOS NIVELES DE COBERTURA EN EDUCACIÓN EN LA CAPITAL

La Encuesta Multipropósito está mostrando que los jefes de hogar son cada vez más educados. Mientras que aquellos que tenían únicamente educación primaria pasaron de 21,4% en 2014 a 18% en 2017, los que tienen hasta básica y media de 40% a 38,7%, respectivamente. En contraste, los jefes de hogar con estudios técnicos pasaron de 12,3% a 14% y con educación superior de 21% a 25,1%.

La ciudad continúa con niveles de analfabetismo bajos. En 2017 la cifra se ubicó en 1,1%. La asistencia escolar hasta los 15 años sigue siendo superior al 95%, incluso entre 2014 y 2017.

Las personas de 12 a 15 años que tienen acceso a educación aumentaron de 95,9% a 96,9%, las personas de 16 a 17 años pasaron de 85% a 87,9%.

La ciudad registró un incremento de 17% en el porcentaje de usuarios que utilizan bicicleta para ir al trabajo,

MÁS DEL 90% DE LA POBLACIÓN DE LA CAPITAL, AFILIADA A SALUD


El número de personas afiliadas a salud es superior al 90%. En 2017 se observó que la población sin afiliación a salud era tan solo del 6,1%, donde las localidades de Chapinero y Teusaquillo representaban los menores porcentajes; 3% y 2,7% respectivamente, y con mayores porcentajes se encuentran Bosa con 7,9% y Rafael Uribe con 7,3%. Las localidades que con mejores resultados fueron Antonio Nariño que pasó de 9,4% en 2014 a 6,8% personas no afiliadas en 2017 y la Candelaria de 7,8% a 5,8%.

Por su parte, el 91% de las personas de la zona rural cuentan con algún tipo de afiliación al sistema de seguridad social en salud. Si bien, la participación en el régimen subsidiado es mayor, cerca del 38% de las personas hacen parte del régimen contributivo.

DISMINUCIÓN DE ENFERMEDADES EN LA PRIMERA INFANCIA 

Se observó una disminución de enfermedades prevalentes en niños menores de cinco años. Según los resultados de la EM2017, los casos de tos pasaron de 35,7% en 2014 a 30,1% en 2017; las enfermedades respiratorias de 8,2% a 7,1%; los casos de fiebre se redujeron de 17,1% a 14,6% y los casos de diarrea se mantuvieron constantes en 8,9%.

CIUDADANOS DE CHAPINERO Y USAQUÉN HACEN MÁS DEPORTE 

La cantidad de personas mayores a 15 años que practicaron un deporte o incurrieron regularmente en actividad física pasó del 15,4% en 2014 al 16% en 2017. Las localidades con ciudadanos más activos son Chapinero y Usaquén con un 29,5% y el 28,5% respectivamente, mientras que Usme y San Cristóbal presentan menores porcentajes con solo 8,8% y el 9% respectivamente.

BOGOTÁ AUMENTÓ EN 17% LOS BICUUSUARIOS PARA IR AL TRABAJO

La ciudad registró un incremento de 17% en el porcentaje de usuarios que utilizan bicicleta para ir al trabajo, pasando de 5,4% en 2014 a 6,3% en 2017, lo que representa un aumento de 27 mil nuevos usuarios. La construcción de más ciclorrutas en la ciudad, responde a este aumento.

Las localidades donde hay más ciudadanos que se desplazan en bicicleta a sus lugares de trabajo son Bosa (8,21%) y Suba (8,39%) y las que menos San Cristóbal (1,53%) y Usme (1,54%).

El uso de Transmilenio para ir a trabajar pasó de 30% en 2014 a 33% en 2107 y el SITP aumentó de 18,7% a 23,7%. En el caso del uso del carro particular, se mantuvo en 14,3% por desplazamientos por motivo de trabajo, pese a que el 28% de los hogares encuestados tienen carro.

CAPITALINOS TARDAN MENOS TIEMPO EN DESPLAZAMIENTOS

El promedio general de desplazamientos de los ciudadanos hacia su trabajo pasó de 53 minutos en 2014 a 47 minutos en 2017. Sin embargo, mientras que las personas en las zonas centrales solo se demoran 30 minutos en llegar al trabajo, las personas que tienen su lugar de residencia en las periferias pueden demorarse 1 hora o más.

Por su parte, los tiempos de desplazamiento para llegar a una institución educativa pasaron de 35 minutos en 2014 a 31 minutos en 2017, siendo las zonas del sur, occidente y centro de la ciudad las que presentan los mejores resultados.

Estos bajos tiempos de desplazamientos a las instituciones educativas son el reflejo de la equitativa distribución de colegios públicos que hay en Bogotá, y la oferta de cupos en colegios públicos que ofrece la Administración Distrital. Los mayores tiempos de desplazamientos se evidencian en las localidades de Usaquén y Suba, resultado de la concentración de los colegios privados de la ciudad.

CHAPINERO Y TEUSAQUILLO, LOCALIDADES CON MENOS POBRES MULTIDIMENSIONALES 

La pobreza incide en la capacidad de los hogares para el acceso a bienes y servicios. Sin embargo, se vuelve más crítica en la medida que los bajos ingresos limitan la posibilidad de consumir comidas. Según los resultados de la Encuesta Multipropósito, el porcentaje de hogares que habían dejado de consumir las tres comidas por falta de dinero bajó a 2,53% en 2017, en contraste con el 2014 donde era de 4,7%. Los cambios más fuertes se dieron en estratos 1 donde la cifra pasó de 8.7% a 4,2% y en estrato 2 pasó de 6,8% a 3,6%.

La alimentación, así como las condiciones de hábitat, empleo y primera infancia se recogen en el Índice de Pobreza Multidimensional, que se ubica en 4,85% de los hogares de la ciudad. El buen comportamiento de este indicador se da gracias a las buenas condiciones en el cuidado de la primera infancia y la juventud, las mejoras en las condiciones habitacionales y acceso a servicios públicos domiciliarios.

Las localidades que menos hogares pobres multidimensionales tienen son: Chapinero con 2,23% y Teusaquillo con 0,61%, y las que más tiene son: Usme con 10,9% y Ciudad Bolívar con 8,94%.

SOACHA APORTA MAYOR NÚMERO DE MIGRANTES A BOGOTÁ

En el 2017, el 6,5% de la población que vive en Bogotá manifestó vivir en otros municipios en los últimos cinco años, para 2014 esta cifra era de 6%.

El municipio de Cundinamarca que más migrantes aporta a Bogotá es Soacha, según cifras de EM2017. Sin embargo, la migración intramunicipal entre Bogotá y Soacha es constante, puesto que el 59% de los migrantes de Soacha vienen de Bogotá.

El 7,2% de las personas que hoy viven en los municipios de Cajicá, Chía y Cota, vivían en Bogotá hace cinco años. Para el caso de municipios de Funza, Madrid y Mosquera, esta proporción es del 5%.

170.598 PERSONAS SALEN DE BOGOTÁ PARA TRABAJAR EN OTROS MUNICIPIOS

El 4,45% de la fuerza laboral de Bogotá, correspondiente a 170.598 personas, aseguran que trabajan en otro municipio, siendo Chía, Soacha y Cota los municipios que más trabajadores capitalinos reciben. Se observó también que el 16% de los trabajadores de los municipios de la región laboran en Bogotá.

Siga bajando para encontrar más contenido