‘En negocios, el arranque del 2017 debe ser positivo’

Jaime Trujillo, socio director de Baker McKenzie, analiza el futuro de las fusiones y adquisiciones en Colombia. 

Negocios: con el crecimiento en la innovación y el emprendimiento, se necesitarán más carreras que comprendan los flujos de mercado y que no lleven a la quiebra a las nuevas empresas.

"Pensamos que el ecoturismo y el turismo de aventura debería arrancar en el nuevo año", dice aime Trujillo, socio director de Baker McKenzie.

123rf

POR:
Portafolio
diciembre 18 de 2016 - 07:45 p.m.
2016-12-18

Con el augurio de que el año entrante las fusiones y adquisiciones estarán activas en Colombia, la firma Baker & McKenzie anuncia su cambio de nombre a Baker McKenzie. Jaime Trujillo, socio director de la firma, habla de las perspectivas favorables en ese campo de los negocios.

¿Por qué el cambio de logo y de nombre, de Baker & McKenzie a Baker McKenzie?


Quisimos plasmar ahí el hecho de que somos la firma de abogados más global del mundo, que llevamos mucho tiempo siendo exitosos en un entorno general difícil, pero al mismo tiempo una firma moderna, dinámica y apasionada por lo que hace.

Nos parece en el mundo de hoy mirar las cosas con un lente más amplío, ser más comerciales y más pragmáticos, porque de lo que se trata es de ofrecerle soluciones a nuestros clientes y dejar de lado esa imagen tan acartonada y tan conservadora.

¿Cómo ve el final del 2016?

El año estuvo marcado por una gran volatilidad e incertidumbre, tanto en el plano internacional como local. Eso hizo que el panorama de fusiones y adquisiciones se afectara bastante en Colombia. Hubo una caída importante en el número de transacciones.

El valor promedio de negociaciones que se hicieron aumentó un poquito y el valor sumado de las transacciones no se vio tan afectado, pero el número de operaciones de fusiones y adquisiciones en el 2016 fue notablemente inferior al del 2015, que fue un excelente año.

¿Qué ve ahora?

Estamos viendo hacia final del año un crecimiento en la actividad transaccional. Se han superado algunos elementos de incertidumbre y las compañías han decidido seguir adelante con su estrategia.

Pensamos que el 2017 va a ser mejor que el 2016 y que las empresas, como siempre lo hacen, se van a ajustar a las nuevas realidades. Y ajustarse a las nuevas realidades incluye hacer fusiones y adquisiciones, porque son un mecanismo para defenderse de los cambios en el mercado. Creemos que el año que viene no será la excepción.

¿Cuáles son esas nuevas realidades?

El país estará en modo posconflicto. El precio del petróleo se está estabilizando a unos niveles que son bastante aceptables y, en esa medida, se debe dinamizar el negocio petrolero. En Estados Unidos, como efecto de las políticas del nuevo presidente, se espera una reactivación de las compañías. Yo no estoy diciendo que eso sea sostenible en el largo plazo, pero es lo que ha anunciado y eso debe generar una dinámica interesante en el mundo entero.

Aquí ya habremos asimilado los efectos de la reforma tributaria y los empresarios volverán a lo que más les interesa, a hacer negocios.

¿El arranque será lento?

Es difícil decirlo, pero nosotros estamos experimentando en diciembre del 2016 una actividad económica significativamente mayor a la del resto del año, y en esa medida creo que el arranque del 2017 debe ser muy positivo.

¿Qué tan activa estará la inversión extrajera?

Creo que los extranjeros todavía ven a Colombia como una muy buena opción y, además, ellos son menos sensibles a los temas políticos internos. Creo que la inversión extranjera va a ser significativamente mayor, incluso más que la puramente local. Los foráneos van a representar una parte importante del pastel de transacciones.

Luego, ¿Colombia sigue siendo mercado atractivo?

Claro que sí. Por cosas como el tamaño de nuestra población, su distribución regional y el crecimiento de la clase media. Esto hace que a pesar de temas que afectan la competitividad, como el régimen tributario, Colombia siga siendo atractiva. Además, es un buen paso inicial para entrar a América Latina.

¿Cuáles son los sectores más atractivos?

Sin duda, infraestructura, los contratos de concesión vial y el sector portuario; la construcción, y hotelería y turismo, porque se van a empezar a ver inversiones en áreas tradicionalmente olvidadas como consecuencia del acuerdo de paz. Pensamos que el ecoturismo y el turismo de aventura deberían arrancar en el nuevo año. El sector inmobiliario en general está bastante activo. Y también se ven negocios asociados con consumo masivo y servicios a una masa importante de usuarios.

¿Hay negocios por cerrarse antes del cierre del año?

Algunos, pero la reactivación que hemos experimentado en el volumen de negocios se va a reflejar en cierres hacia el primer trimestre del 2017; no van a alcanzar a cerrarse antes del 31 de diciembre.

Siga bajando para encontrar más contenido