Índice de seguridad alimentaria: Colombia es octava en América Latina

En el escalafón mundial, se ubica en el puesto número 44 de los 113 países estudiados. Frente al 2015, escaló tres posiciones.

Alimentación escolar

En el Presupuesto de 2016 se prevé que con estos recursos y la cofinanciación de las regiones se provean 4,2 millones de raciones escolares.

Archivo Portafolio

Economía
POR:
Portafolio
noviembre 07 de 2016 - 02:24 p.m.
2016-11-07

En términos de asequibilidad, disponibilidad, calidad y seguridad alimenticia, Colombia se posicionó en el puesto 44 a nivel mundial y en el octavo puesto frente a los otros países de América Latina y el Caribe, según el Índice de Seguridad Alimentaria de 2016.

En el marco del foro ‘Semillas de buena calidad: su papel en la agricultura y la seguridad alimentaria’s se presentaron los resultados del índice, realizado por la Unidad de Investigación del grupo The Economist y patrocinado por la multinacional Dupont.

El estudio, que se realiza desde el 2012 en 113 países, busca evaluar la dinámica de los sistemas alimentarios de los principales países del mundo, además de revisar los desafíos que se vienen para el sector agrario en el mundo.

El índice tienen en cuenta tres aspectos: la disponibilidad de la tierra, la asequibilidad a ella y la calidad y seguridad de los alimentos.

En el caso del Colombia, la puntuación para disponibilidad aumentó 4,8 puntos y el puesto en esa categoría subió seis posiciones.

Para asequibilidad el panorama no fue positivo sino que se mantuvo igual frente al 2015, pues se mantuvo en el puesto 55 y disminuyó 0,2 en su calificación.

En la última categoría, Colombia mostró una mejora de 1,1 puntos, pero su ranking se mantuvo en el mismo lugar (49).

“Colombia, aunque no está entre los países con puntajes más altos, sí está arriba del promedio. La posición de este año es consistente con el nivel de ingresos del país y de desarrollo. Los países que están por encima de Colombia son países un poco más ricos, desarrollados y más pequeños donde es más fácil tener una política agrícola y agroindustrial que en Colombia”, dijo Rodrigo Aguilera, analista de la unidad de inteligencia The Economist para Latinoamérica.

El analista resalta que a Colombia le falta trabajar más en mejorar la infraestructura agrícola y en mejorar los mecanismos de financiación para los campesinos, factor común en el resto de países de Latinoamérica.

“El área de éxito que muchos países han tenido es que logran, no solo apoyar, sino que crean diferentes programas en los que apoyan a los pequeños productores con proyectos de financiación. Por otro lado es necesario que países como Colombia, le apuesten a trabajar en productos de valor agregado”, manifestó el investigador de The Economist.

El analista explica, de igual manera, que uno de los aspectos que hacen que la agricultura en el país sea más complicada es su geografía y situación meteorológica.

EL AGRO PARA EL POSCONFLICTO

Si bien el conflicto armado en Colombia ha dificultado el avance agroindustrial del país, con el actual proceso de paz se vienen grandes oportunidades de crecimiento.

Así lo aseguró José Luis Sánchez, presidente de Dupont región Andina, quien asegura que Colombia está atravesando por un momento crucial que puede impulsar el campo y a los campesinos.

“Aunque todavía quedan muy retos muy grandes en el país en términos de agroindustria. Las empresas le están apostando al campo”, agregó Sánchez.

LOS RETOS DE AMÉRICA LATINA Y EL CARIBE 

Para el analista de la unidad de inteligencia de The Economist, Rodrigo Aguilar, los países de medianos ingresos (como los de América Latina y el Caribe) han alcanzado alcanzar, en los últimos cinco años desde cuando hacen el índice, un umbral de desarrollo donde pueden priorizar las inversiones en infraestructura y programas públicos para mejorar la seguridad alimentaria.

“Desde 2012, las puntuaciones de asequibilidad de alimentos han mejorado por 1,9% en los países de bajos ingresos, en comparación con un aumento promedio de 5,2% para los países de medianos ingresos”, explicó Aguilar en su presentación del informe.

El analista dice, además, que los principales retos para la región están en invertir en una infraestructura agrícola, en redes de seguridad alimentaria y en financiación para agricultores.