Industria del cigarrillo quiere impulsar productos de riesgo reducido

El sector busca que se comprendan las diferencias fundamentales que existen entre cada uno de los productos de nueva generación.

Cigarrillos elevaron el alza.

Archivo Portafolio.co

POR:
Portafolio
julio 17 de 2018 - 10:10 a.m.
2018-07-17

Tres grandes temas planteará la industria tabacalera al gobierno de Colombia en las mesas de trabajo que se desarrollaran en el marco del Concordia Summit, un evento que avanza en Bogotá con el objetivo de abordar los retos políticos y económicos del país para el próximo cuatrienio.

(Lea: El cigarrillo, un negocio que cada vez echa menos humo)

El primer asunto tiene que ver con impulsar la transición de los fumadores de Colombia a productos de riesgo reducido, especialmente a los de tabaco calentado, haciendo énfasis en los estudios médicos que demuestran menor daño.

(Lea: Impuesto al cigarrillo: del humo a lo concreto)

Para el segundo tema se abordarán los asuntos correspondientes a los efectos que tiene el consumo del cigarrillo en el bolsillo del país. Al respecto, se tratarán las enfermedades relacionadas con el consumo de tabaco y cómo estas afectan la productividad de las personas, que se ausentan de sus labores por complicaciones asociadas al consumo.

(Lea: ¿Sirvió el impuesto al tabaco para reducir el contrabando?)

Finalmente, los empresarios del cigarrillo buscarán que el gobierno comprenda las diferencias fundamentales que existen entre cada uno de los productos derivados del tabaco, para que las regulaciones que se hagan al respecto diferencien cada aspecto.

En la mesa se sentarán la industria, comunidad científica y gobierno con el fin de que se haga un consenso al respecto, para que la administración entrante lo revise frente a lo que está planteado actualmente”, señaló Analucia Saraiva, representante de Souza Cruz, filial de British American Tobacco en Brasil, entre las comunidades científicas y de salud pública de ‘Harm Reduction’.

De acuerdo con Saraiva, lo que se busca es que la propuesta regulatoria vaya en sintonía con el riesgo que suponen los productos derivados del tabaco, que camine en paralelo a la propuesta científica de la industria para que se haga una diferenciación.

“Lo más importante en mi opinión es que hay que tener una regulación que separe la categoría de los productos tradicionales, los que tienen humo, de los que no lo tienen. Entonces cuando hablamos de productos de nueva generación la cosa más importante es ubicar por separado los productos de nueva generación, que contienen nicotina, de los productos de reposición de nicotina. En este orden de ideas debería estar la regulación”, explica.

Por su parte, Delon Human, presidente del Health Diplomats, un grupo de consultoría especializado en salud, nutrición y bienestar que opera a nivel mundial, señaló que en el caso colombiano las autoridades deben hacer énfasis en la información que se le suministra al consumidor de cigarrillo para que pase a productos de nueva generación.

A lo que se quiere llegar aquí es que si se le entrega al consumidor información y las alternativas para hacer la transición a un producto menos dañino, él va a hacer el cambio”, dijo Human, al tiempo que señalo que en unos 20 o 25 años la gran parte de necesidad de productos con nicotina va a estar cubierta por esos productos que no tienen combustión, de riesgo reducido.

En ese orden de ideas, James J Murphy, líder de la unidad de Substanciación de Riesgo Reducido para British American Tobacco, precisó que la innovación en la industria se adelanta con el fin de satisfacer tres perspectivas del fumador: una ritualista, otra sensorial y finalmente una desde el punto de vista farmacológico, que está asociada a la nicotina.

Cuando se habla de innovación no puedes hablar de un solo producto, sino que tienes que hablar de una variedad de productos que se acomoden a los diferentes mercados. La innovación se hace desde tres plataformas diferentes: productos de tabaco calentando, orales sin vapor y los cigarrillos electrónicos o vaporizadores”, resalta Murphy.

Finalmente, Delon Human señala que el tabaco tradicional está lejos de desaparecer y al menos tardaría una generación para ver un cambio significativo en la tendencia, sin embargo, sostuvo que para el 2022 BAT busca que un cuarto de sus ganancias mundiales provengan de productos de nueva generación.

Siga bajando para encontrar más contenido