Inflación retomaría el curso previsto a finales del tercer trimestre

Se espera que terminado ‘El Niño’ la oferta agropecuaria se normalice y bajen los precios.

La inflación acumulada en el 2014 en Perú es del 2,2 por ciento, para agosto, según el reporte más reciente.

Los efectos directos de los choques que han afectado la inflación en Colombia en el último año deben empezar a desvanecerse en la segunda mitad de 2016.

Economía
POR:
Portafolio
agosto 03 de 2016 - 09:47 p.m.
2016-08-03

En el informe presentado por la junta del Banco de la República al Congreso, se observa que esta espera que terminado el fenómeno de ‘El Niño’ la oferta agropecuaria se normalice y permita el descenso en los precios para los consumidores.

Dice el reporte que en los últimos meses se han hecho presentes diversos choques de oferta (paro camionero, ciclo de retención ganadera, un posible fenómeno de ‘La Niña’) que se suman a los que desde hace varios trimestres venían afectando los precios al consumidor y que generan riesgos de presiones alcistas sobre la inflación en la segunda mitad del año. (Lea: Cifra de inflación prende todas las alarmas: sector productivo, el más preocupado)

No obstante, reitera que los efectos directos de los choques que han afectado la inflación en Colombia en el último año deben empezar a desvanecerse en la segunda mitad de 2016.

De esta manera, se espera que los precios de varios alimentos no procesados, como la papa, las hortalizas, las verduras y varias frutas, junto con otros semiprocesados, como los lácteos, comiencen a descender o frenen sus alzas entre junio y septiembre de este año.

Además, estas nuevas bajas deberían hacerse más marcadas hacia el cuarto trimestre, reduciendo, de tal forma, una parte sustancial de las presiones alcistas que hasta ahora ha enfrentado la inflación al consumidor.

Advierte la junta en el documento entregado al legislativo que en los meses recientes ha aumentado de manera importante la probabilidad de que se presente un fenómeno de ‘La Niña’.

Si esta condición se llega a materializar, sus efectos empezarían a sentirse en el país en el cuarto trimestre de este año y su impacto se extendería durante la primera mitad del próximo. Añade que aunque en el pasado este evento climático ha tenido un efecto mínimo sobre la inflación al consumidor, siempre existe el riesgo de que las alteraciones en los patrones climáticos incidan adversamente en la producción agropecuaria del país, alterando los precios, sobre todo si su intensidad es fuerte. Por lo pronto el mercado espera el dato de inflación de julio que se conocerá mañana. En los últimos 12 meses aumentó 14,28%.

PRESIDENTE SANTOS NO INCIDIRÁ

A pesar de que el presidente Juan Manuel Santos reveló que la votación de la más reciente junta del Emisor quedó 4-3 en la decisión de subir las tasas, el gerente del Banco Central, José Darío Uribe, sostuvo que de cara al futuro, al igual que se ha hecho en el pasado, la corporación tomará las decisiones de política monetaria con base en las cifras macroeconómicas que tenga a su alcance.

“Las decisiones de política monetaria se toman a partir de análisis técnico que incorporan el comportamiento de la inflación y del crecimiento”, dijo el Gerente.