‘Infraestructura debe cuidar la confianza que le tiene la banca’

El presidente de la entidad, Luis Fernando Andrade, se refirió al escándalo de la posible liquidación de la Ruta del Sol 2.

El contrato de la Ruta del Sol sector dos fue adjudicado en el 2009.

El contrato de la Ruta del Sol sector dos fue adjudicado en el 2009.

Infraestructura
POR:
Cynthia Lewis
febrero 05 de 2017 - 06:22 p.m.
2017-02-05

Hasta hace un mes los cierres financieros de los proyectos de infraestructura de transporte avanzaban sin contratiempos. Las cosas empezaron a cambiar a medida que se dieron a conocer los resultados de la investigación de la Fiscalía respecto al caso Odebrecht.

Los bancos parecen tener nerviosismo para acceder a firmar contratos de créditos con los concesionarios de autopistas de cuarta generación. Por eso una de las prioridades de la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI) es mantener la confianza del sector financiero.

La preocupación que hay ahora es que ante lo que ha ocurrido en Ruta del Sol 2 con Odebrecht, porque en ese proyecto hay una deuda de $2,4 billones. Eso sí está generando nerviosismo en los bancos, por eso es que estamos buscando una forma de liquidar ese contrato rápido”, dijo Luis Fernando Andrade, presidente de la ANI.

El funcionario explicó que esta es una de las razones por las que se ha solicitado la nulidad del contrato ante el tribunal de arbitramento, e inclusive “le hemos pedido a la concesionaria un acuerdo para liquidarlo antes de que falle el tribunal”.

El objetivo de esta petición, de acuerdo con el funcionario, es que con la liquidación “se le pueda pagar a los bancos y se puedan licitar de nuevo las obras”.

El proyecto de la Ruta del Sol sector 2 alcanzó una financiación por 2,4 billones de pesos con el sector bancario del país.


“Tenemos como pagar esos 2,4 billones de pesos mediante el dinero que está en la fiducia del proyecto y los recursos públicos que estaban comprometidos en los siguientes tres años”, precisó el funcionario.

No obstante, bajo esta fórmula de liquidación, lo que no se pagaría de inmediato sería “lo que le corresponde a los accionistas”.

Lo que no vamos a pagar de inmediato es lo que le quedaría a los accionistas hasta que no se definan todos los procesos de multas y demandas contra Odebrecht y la Ruta del Sol sector 2”, explicó el Presidente de la ANI.

De acuerdo con Andrade, esta cifra asciende a los $260.000 millones que quedarían a la espera hasta el momento en que se den a conocer el monto de las multas y demandas interpuestas al proyecto después del resultado de las investigaciones de los organismos de control.

Un ejemplo, de acuerdo con el Presidente de la entidad, sería lo anunciado por la Superintendencia de Industria y Comercio respecto a la apertura de un proceso por falta de competencia en la licitación.

Si esa multa se aplica, podrían ser 70.000 millones de pesos y si vienen otras multas de ese tipo u otras demandas, por eso necesitamos esos recursos en depósito que se pagarían una vez estos problemas se resuelvan”, argumentó el funcionario.

De llegarse a dar liquidación del contrato, como lo tiene planeado el Gobierno Nacional, otra de las prioridades es reiniciar los trabajos de construcción y no perder lo avanzado hasta el momento.

Al respecto, el Presidente de la ANI dijo que “con la liquidación, al día siguiente con el Invías podemos iniciar los procesos de contratación por obra pública y mantener en buen estado la concesión porque eso significa progreso para el país”.

Así las cosas, el plan del Gobierno Nacional a través de la ANI se basa en la recuperación del corredor y continuar con los trabajos de construcción que no alcanzó a ejecutar el Concesionario Ruta del Sol S.A.; y a su vez, cuidar la confianza del sector financiero y la buena imagen que se ha posicionado con el desarrollo del programa de autopistas de cuarta generación.

“Los bancos son los terceros afectados por estos actos de corrupción. Hay que mantener la confianza en el sector financiero y encontrar una forma de saldar esas deudas lo más rápido posible”, puntualizó Andrade.

Odebrecht intentó estar en las 4G

Portafolio conoció que Odebrecht se precalificó para 18 proyectos del programa de autopistas de cuarta generación, pero finalmente no presentaron propuesta económica.
Así mismo, presentaron dos iniciativas privadas y ninguna de ellas fue aceptada.
“Esto nos da mucha tranquilidad. Si hay alguna sospecha de que la ANI trató de favorecer a Odebrecht, lo que pasó en las 4G demuestra que no fue así”, dijo Luis Fernando Andrade, y agregó que “actualmen- te tenemos 50 proyec- tos en construcción. Estos dos que tiene Odebrecht actualmente son importantes, pero no determinantes por lo que no es tan grave llegar a su liquidación”.

Cynthia Lewis
cynlew@eltiempo.com