‘Aprobación del cupo de deuda no implica aumento en tarifas’

El funcionario afirma que desde hace 10 años no se han desarrollado tareas importantes en infraestructura para optimizar el servicio de acueducto.

Germán González

“La tarea es dejar a la ciudad con el 100% en cubrimiento del servicio, incluyendo 123 barrios que están bajo estatus de ilegal”, Germán González, gerente general EAAB.

Claudia Rubio / CEET

Infraestructura
POR:
Portafolio
junio 06 de 2017 - 09:49 p.m.
2017-06-06

La Comisión de Hacienda del Concejo de Bogotá, aprobó a la empresa de acueducto de la ciudad (EAAB) el cupo de endeudamiento por $3,1 billones. Estos recursos permitirán, entre otras obras, ampliar y modernizar la red de suministro potable, y la de evacuación de aguas negras.

En diálogo con Portafolio, Germán González, gerente general de la EAAB, explica que la empresa invertirá $6,9 billones, para desarrollar su Plan de Inversión y Obras (2016-2025) de los cuales $3,1 billones se gestionarán ante la banca privada.

Para el gerente, gracias a estas inversiones se va a garantizar el abastecimiento a la ciudad y a los municipios que se les vende el agua en bloque por los siguientes 15 años, es decir, hasta el 2032.

Las inversiones también estarán dirigidas a optimizar y modernizar las plantas de tratamiento de Wiesner y Tibitoc, así como la rehabilitación y ampliación de la red matriz.

¿Cuáles son los recursos con los que cuenta la EAAB para realizar su plan de inversión y obras?

El cabildo autorizó un cupo de deuda hasta $3,1 billones. Nuestro plan de inversiones y obras total (2016-2025) es de $6,9 billones.

¿Por qué acuden al cupo de endeudamiento?

Además de los recursos por tarifas, también necesitamos de adicionales, con prioridad en inversión para un periodo inicial entre el 2017- 2021 con miras al desarrollo de obras. Desde hace 10 años no se han desarrollado tareas importantes en infraestructura para optimizar el servicio de acueducto y alcantarillado en la ciudad.

¿Cómo se cubrirán los préstamos solicitados?

Independiente del cupo de deuda, el crédito se pagará a través de las tarifas.

¿Del bolsillo de los bogotanos?

La autorización del cupo no implica el aumento de tarifas en la ciudad, salvo lo que la regulación indique.

¿Cuáles son las razones para solicitar este cupo?

La tarea es dejar a la ciudad con el 100% en cubrimiento de acueducto y alcantarillado, incluyendo 123 barrios que están bajo estatus ilegal. Este proyecto va al 2019.

¿Cómo manejaría la EAAB este cupo de deuda?

A medida que se van necesitando los recursos, se solicitan los créditos. Los estudios financieros indican que se deben tramitar hasta $3,1 billones. Tanto la petición, como los pagos se sustentarán siempre ante la Secretaría de Hacienda. Todo dentro de las mejores condiciones para el Distrito. Para el 2017 solo se necesitarán $50.000 millones; $1,2 billones en el 2018, y para el 2019 casi $1 billón.

¿Las inversiones se concentrarán en los primeros años?

Sí, porque ahora el flujo de caja no alcanza. Son inversiones que se necesitan y que no se había hecho. Estas se deben ejecutar ya que es un compromiso con la Comisión de Regulación de Agua Potable y Saneamiento Básico (CRA), si no se hacen, la EAAB debe devolver el valor correspondiente recaudado a través de las tarifas.

¿El plan tienen previsto la descontaminación del río Bogotá?

Parte de las obras que se desarrollarán en ese corredor fluvial están relacionadas con la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales (PTAR Canoas presupuestada en US$1.300 millones) que permitirá al 2025 descontaminar la totalidad del río Bogotá. Al Distrito solo le corresponde US$385 millones.

¿Cuáles son las obras que desarrollará la EAAB para llegar al 100% de la ciudad?


Se garantizará hasta el año 2032 el suministro de agua no solo para Bogotá, sino también a los municipios aledaños a los que se les provee el líquido. Optimizar y modernizar las plantas de tratamiento de Wiesner y Tibitoc, y la rehabilitación y ampliación de la red matriz del acueducto.

¿Y en redes?

Con el Plan Mejoramiento de Barrios se invertirán $1,8 billones para la adecuación de redes de acueducto y alcantarillado de la ciudad. Hay tramos que se deben rehabilitar, renovar o construir para aumentar la capacidad de suministro, así como para la evacuación de aguas negras. Serán intervenidos 500 kilómetros, y solo en el 2017 se trabajará sobre 251 kilómetros.

¿En qué nivel se encuentra el índice de pérdidas por distribución?

Tenemos una pérdida del 38% de agua desde el punto de abastecimiento hasta los lugares de consumo. Es decir, por cada $100 que se entregan en el suministro solo se cobran $62. Este indicador en ciudades como Lima es del 29%. Esto se debe por filtraciones en las redes o fraudes en las conexiones.

¿Contemplan otras obras?

Se dejarán 92 kilómetros adicionales de corredores ambientales con senderos peatonales y ciclorutas a lo largo de los ríos y humedales que hay en la ciudad. Así mismo se construirá en 12.000 hectáreas el Parque El Rocío, en el embalse San Rafael. Y Se tenderá un cable de 6,5 kilómetros para unir a la ciudad con este ecoparque.

¿Cuáles son los resultados en números que reporta la operación?

En los últimos años, los ingresos disminuyeron en términos reales y por el contrario los costos y gastos crecieron. En el 2016 se reportaron $220.000 millones en utilidades. El indicador Ebidta tiene un margen del 41%, pero en el 2011 era del 51%.

Alfonso López Suárez
Redacción Portafolio