¿Asignarán este año franja jugosa para internet móvil?

La cámara de tecnología dice que es urgente sacar la licitación o se afectarían las metas del país. 

El sector no puede seguirse manejando con esa dispersión de funciones en una serie de entes sin poder y adscritos al Mintic.

Archivo

Archivo

Infraestructura
POR:
Portafolio
junio 06 de 2017 - 09:24 p.m.
2017-06-06

La franja de los 700 MHz del espectro electromagnético permite lograr comunicaciones de internet móvil de altas velocidades, con una tercera parte de las antenas que exigen las frecuencias asignadas hasta ahora en el país.

(Lea: El avance de la telefonía móvil ofrece soluciones corporativas

Eso la convierte en una apetecida tajada, y está pendiente de salir a licitación. No obstante, hay visiones encontradas, tanto sobre el valor que podría recibir el Estado en la subasta, así como acerca de la conveniencia de culminar el negocio, en lo que falta del año.

(Lea: Celulares, el primer paso para construir la historia crediticia

El presidente de la Cámara Colombiana de Informática y Telecomunicaciones (CCIT), Alberto Samuel Yohai, critica la demora que se ha dado, considera que es imprescindible que esta porción entre a operar lo más pronto y también sugiere que, si esto no pasa, se podrían afectar las metas del Gobierno en cuanto a penetración de la web, e incluso la posible llegada del internet de las cosas.

(Lea: Colombia cerró 2013 con más de 50 millones de líneas móviles

Según el líder del gremio de empresas que producen tecnología, si se espera al 2018 para una definición, se tendría que enfrentar al ruido de un año electoral, por lo cual lo probable es que la discusión se extienda hasta el 2019 y la implementación solo se logre en el 2020.

“Es muy preocupante lo que está pasando”, anota.

De hecho, asevera que por cuenta de la tardanza, Colombia, que fue pionera en la región en penetración con la red, se quedó rezagada frente a Chile, México, Brasil, Costa Rica Perú y otras naciones donde ya fueron asignados los 700 MHz o se denotan avances mayores en la discusión al respecto.

El viceministro de las TIC, Juan Sebastián Rozo, defendió por su parte que, por tratarse de una porción valiosa del espectro que “determinaría el desarrollo futuro de la industria de telecomunicaciones” y que permitirá llevar internet a lugares recónditos que no los tienen por sus condiciones topográficas y climatológicas, se ha hecho un proceso “sin pausa pero sin saltarse ningún paso”.

“En Perú se adelantó sin haberse hecho la liberación de las bandas respectivas y hoy día están enfrentando problemas, porque adjudicaron con el espectro ocupado”, dice.
Destaca que, en el territorio nacional, la porción del espectro, que estaba ocupada por entidades públicas y señal de televisión, hoy está libre.

DISCUSIÓN AMPLIA

En este momento, expertos adscritos al MinTic revisan las anotaciones que han salido de varios talleres y foros públicos, donde operadores, organizaciones sociales, Gobierno, gremios y academia han manifestado sus puntos de vista.

Según el Viceministro, se mantendrá la discusión abierta acerca las reglas para que todo se desarrolle de la mejor manera. Agrega que la meta es, ojalá, culminar el año con la licitación hecha o, si no, en la primera parte del 2018.

“Aunque la propia industria ha dicho que todavía tiene espacio para seguir desarrollando temas de 4G, estamos adelantando este proceso para traer nuevos servicios a otros sectores del país”, añade.

Recientemente, el vicepresidente de Regulación de Tigo-Une, Jaime Andrés Plazas, le dijo a El Tiempo que el costo por obtener el permiso de explotación de los 700 MHz, más las obligaciones de cobertura, podrían demandar una inversión de 2.000 millones de dólares.

Yohai explica que los 700 MHz permiten una mejor propagación de las ondas, además de que requiere solo una tercera parte de las antenas de las otras frecuencias asignadas en las licitaciones del 2011 y 2013, con lo cual se abaratan costos.

No obstante, calcula que la licitación no subiría más allá de $400.000 millones. Al respecto, el MinTic se abstuvo de hacer comentarios, pues apenas está aproximándose a los cálculos con base en las nuevas condiciones del mercado.

Cuando fueron consultados por el MinTic, a principios de este año, Claro, Telefónica, Tigo-Une, Avantel y ETB manifestaron su intención de estar en la puja, pero luego, varios han expresado reparos.

Uno de ellos es justamente el importe del contrato. Aseguran, así mismo, que el mercado se encuentra en crisis y “no hay dinero para invertir”. Además, aducen que 10 años de vigencia de la licitación no dan seguridad a una inversión millonaria.

Hasta ahora se ha planteado que de este espectro se asignaría un tramo de 30 MHz, otro de 20 y dos de 10 MHz, con lo cual, de los tres mayores operadores de celular actuales, solo Tigo-Une podría participar por la parte mayor, pues Telefónica y Claro están al tope de los 25 MHz permitidos y esto, según Yohai, le quita interés a la puja.

Justamente, el Viceministro de las TIC le dijo a Portafolio que ya hay un proyecto de decreto para ampliar esos límites.

Ayer, el presidente de Tigo-Une, Marcelo Cataldo, le aseguró a este periódico que su participación en el concurso estaría supeditada al precio y las exigencias de cobertura.
También, pidió que le den a su firma un precio diferencial, en compensación por los 50 MHz en banda de 2.600 MHz, que tuvo que devolver cuando se fusionaron las dos firmas que la componen, con un consecuente perjuicio económico.

@nesperiodista