‘Bogotá tendrá un metro social, con tarifa asequible’

El director del DNP, Simón Gaviria, aseguró que los usuarios de este medio de transporte tendrán un servicio de calidad. 

Simón Gaviria, representante a la Cámara.

Archivo Portafolio.co

Infraestructura
POR:
Portafolio
enero 15 de 2017 - 01:23 p.m.
2017-01-15

El metro elevado que se construirá en Bogotá tendrá una tarifa asequible para los usuarios, un servicio de calidad, reducirá los tiempos de desplazamiento y aumentará a cerca de 1 millón de pasajeros diariamente en el sistema, lo que garantiza su sostenibilidad financiera.

Así lo aseguró el director del Departamento Nacional de Planeación (DNP), Simón Gaviria Muñoz, al referierse a los alcances del Conpes aprobado la semana pasada por el Gobierno para refrendar el compromiso de la nación de cofinanciar los proyectos de infraestructura que necesita la Región Capital para solucionar sus problemas de movilidad.

¿Cuáles son las bondades o ventajas del metro aprobado en Bogotá?

Un metro con tarifa asequible para los ciudadanos, con un servicio seguro y de calidad, que disminuya los tiempos de viaje y que movilice mayor volumen de pasajeros por hora. Necesitamos que sea social y que se integre al sistema, garantizando mayor demanda y sostenibilidad financiera.

El metro propuesto logra descongestionar la Avenida Caracas, la troncal más cargada de pasajeros, se complementa con las otras troncales y se articula con los demás medios de transporte masivo.

¿El proyecto responde a la realidad técnica y financiera de la ciudad?

En el proyecto avalado se tiene en cuenta la coyuntura financiera del país y de Bogotá en particular. A partir de la situación actual se hicieron los ajustes al proyecto, que llevaron a la decisión de un metro elevado, para evitar sobrecostos en la construcción y reducir gastos en los demás componentes de una obra de esta magnitud.

Esta primera línea tiene menores posibilidades de sobrecostos y se articula mejor con el sistema de transporte público de la ciudad.

¿No se inflaron mucho las expectativas sobre el trazado de la primera línea para decir ahora que va solo hasta la calle 72?

El diseño completo del metro elevado está contemplado hasta la calle 127, pero este primer tramo va hasta la calle 72 con Caracas partiendo del portal de Las Américas. En una fase posterior, la línea se deberá extender hasta la 127.

El metro se va a hacer por fases, por lo que queda abierto llevarlo hasta la 127. Esta primera línea tiene dos fases: del occidente al centro y del centro hasta la calle 72.

¿Con esto responden a las necesidades de movilidad de la ciudad, que está colapsada?

Sí. Las proyecciones del Distrito muestran que la ciudad va a crecer hacia el occidente y hacia el noroccidente, razón por la cual el trazado actual es similar al inicial, precisamente para responder a esa demanda de pasajeros en el futuro. La Caracas con la 72 es un punto en el que el metro va movilizar un gran volumen de pasajeros.

¿Por qué resultó mejor un metro elevado y no subterráneo?

Elevado y el subterráneo cumplen la misma función de movilizar un gran número de pasajeros a altas velocidades.

Este Metro responde a una realidad fiscal del país, es una decisión realista y responsable que garantizara más cobertura y calidad en el servicio.

Para el pasajero, el metro elevado reduce los riesgos de un aumento en la tarifa por sobrecostos en la operación. Esto significa un servicio con más calidad y cobertura, con una tarifa competitiva frente al sistema actual.

Por ser de gran tamaño este proyecto, ¿cómo se blindará frente a los riesgos de sobrecostos y falencias administrativas?

Sin duda el proyecto del metro será la obra más grande de infraestructura en Colombia. Acceder a la cofinanciación de la nación implica un proceso previo de madurez del proyecto muy estricto en cuanto a estudios y diseños, lo que garantiza el desarrollo adecuado del proyecto y minimiza posibles sobrecostos y tiempos de ejecución.

Estamos hablando de inversiones cuantiosas sobre las cuales el gobierno está exigiendo rigurosidad técnica, legal y financiera que el Distrito deberá garantizar en las diferentes etapas del proyecto.

Es necesario acompañar todo esto con una institucionalidad adecuada y por ello el Distrito creó la empresa Metro, que será la única responsable de administrar y ejecutar el proyecto.

¿El metro para Bogotá cuándo sería una realidad tangible?

La idea es que a finales de este año se abra la licitación, que se estaría adjudicando en el 2018 teniendo en cuenta los tiempos que demanda un proceso de esta magnitud por el valor de la obra. Mientras tanto el Distrito podrá avanzar en procesos previos a la construcción como la compra de predios y el traslado de redes de servicios públicos.

Con estos tiempos y trabajos, se estima que el metro podría estar listo en el 2022.
Bogotá no da espera para tener esta obra que ayudará a la movilidad y a mejorar la calidad de vida de los bogotanos, y estamos comprometidos a que se haga.