Carrocerías Superpolo quiere crecer con nueva línea de buses

Este año, la empresa espera que en este segmento las ventas sumen de 1.000 a 1.200 unidades, cerca de 55 por ciento del total comercializado.

Infraestructura
POR:
Portafolio
febrero 13 de 2016 - 06:03 p.m.
2016-02-13

La compañía Marcopolo-Superpolo hace la apuesta de negocios para este año con unos nuevos buses para atender el segmento de transporte urbano, intermunicipal y especial.

Hoy, la empresa presentará la línea New Senior, en cuyo desarrollo invirtió un millón de dólares.

“La inversión comprende tanto la ingeniería en Colombia como la de Brasil, para el desarrollo del proyecto y la fabricación de moldes y la infraestructura para ensamble de esta línea que comprende busetones, buseta y microbuses para 19 a 40 pasajeros”, explicó James Posada, gerente general de Marcopolo-Superpolo.

El bus va a ser lanzado este mes en Bogotá, Pereira, Manizales, Medellín, Cali, Barranquilla, Bucaramanga, Neiva, Pasto, Tuluá y Cota.

Los nuevos buses también tienen perspectivas de comercialización en Perú, Panamá, Ecuador, y hasta Venezuela, dijo el ejecutivo.

El mercado nacional de buses se estima que estará entre 3.700 y 4.000 unidades, volumen parecido al del 2014.

La participación del mercado de Marcopolo-Superpolo es del 42 por ciento.

Este año, la empresa espera que en este segmento de buses las ventas sumen de 1.000 a 1.200 unidades, cerca de 55 por ciento de las ventas totales de la compañía esperadas (1.800 a 2.000). De paso, prevé crecer en 5 a 7 por ciento sus ventas.

En esta categoría de buses a la que llega New Senior, la compañía participa con 52 por ciento. A nivel nacional, ese segmento es del orden de las 2.000 unidades

En total, la compañía facturó el año pasado unos 200.000 millones de pesos con 2.000 unidades al año. La perspectiva para el año entrante es mantener la cifra en unidades porque no se espera un crecimiento del mercado, dijo James Posada.

El gerente general de Marcopolo-Superpolo explica que la línea New Senior está dirigida a varios segmentos del mercado urbano, especial, intermunicipal y SITP.

“Este es un producto con tres enfoques. El primero, es que está pensado en el usuario final: es más ancho, más alto, más estable. Tiene mayor aislamiento térmico y acústico”, comentó.

El segundo enfoque del diseño de este producto es para el transportador que adquiere el bus. Por ser más liviano, es más eficiente en costos operacionales relacionados con consumo de combustible y el consumo de llantas.

Igualmente, como tercer beneficio, señala que la nueva máquina cumple con toda la normatividad, con lo cual atiende los estándares internacionales.

Posada consideró que, pese a la contracción de la economía, la empresa identifica oportunidades para su nueva línea.

Por ejemplo, destaca la expedición del Decreto 348, el cual regula el servicio especial (buses para empresas e instituciones) y para el servicio escolar, lo que obliga a que los transportadores inviertan en nuevos vehículos porque se fija un límite el ciclo de vida del producto. Determina 15 años para el especial y 20 años máximo para el escolar.

Así, dijo, será necesaria la reposición de 4.000 buses en los próximos tres años.

Para el directivo otra oportunidad de negocio está en el sistema de SITP, ya que está pendiente la reposición de 3.000 buses. El sistema necesita la renovación de flota que se adaptó en su momento para cubrir el sistema.

Por su parte, en el servicio intermunicipal también están identificadas opciones de crecimiento para esta línea, teniendo en cuenta la política de fortalecimiento de la infraestructura y el buen movimiento del turismo que se moviliza por tierra, ya que ofrece más confort y hasta mejor tecnología con conexión wifi, por ejemplo.