Concesiones portuarias del río Magdalena, bajo la lupa de Cormagdalena

Por incumplir contratos, adeudar e invertir poco, 27 firmas están siendo investigadas. Cartera morosa asciende a $14.000 millones.

Los empresarios ven el ahorro que representa el río en el transporte de carga.

Cortesía Cormagdalena

Infraestructura
POR:
Portafolio
julio 03 de 2017 - 07:04 p.m.
2017-07-03

El río Magdalena tiene a lo largo 46 concesiones portuarias adjudicadas, entre fluviales y marítimas, pero –de estas– solo el 30% tiene sus contratos y responsabilidades al día.

En plata blanca, se trata de 26 empresas que están a cargo de los puertos en este corredor fluvial, las cuales registran un balance de “no estar operando”, según el más reciente informe de gestión de la Corporación Autónoma Regional del Río Grande de la Magdalena (Cormagdalena), con corte al 31 de mayo de este año.

Incluso, la corporación va más allá y menciona que “de los concesionarios que se encuentran operando, 7 están habilitados para prestar servicios de operación portuaria, sin embargo, no lo ejecutan debido a temas de disponibilidad de carga”.

Este es entonces otro de los problemas con los que se enfrentará en las próximas semanas Alfredo Varela de la Rosa, quien fue nombrado la semana pasada como nuevo director de Cormagdalena, tras nueve meses de interinidad en la entidad.

Luis Fernando Andrade, quien ocupó este cargo hasta la semana pasada, le aseguró a Portafolio que “la mayoría de los contratos estaban incumplidos cuando llegamos en septiembre pasado. De las 46 concesiones, 27 tenían algún problema, y no se había iniciado ni un proceso sancionatorio en Cormagdalena”.

Lo anterior, aun cuando buena parte de los contratos que hoy están en investigación fueron adjudicados entre 1997 y 2008, los cuales, según Andrade, venían presentando incumplimientos contractuales –algunos graves– desde hace varios años y deudas que ascienden a poco más de $14.000 millones, siendo la Sociedad Portuaria Terminal las Flores la que registra la mayor cartera vencida: $7.134 millones.

Y es que solo en el último mes, Cormagdalena le ha adelantado audiencias de investigación a once concesiones portuarias, y dos de estas ya culminaron: a la Sociedad Portuaria de Magangué se le declaró el incumplimiento parcial del contrato, mientras que a la de Riomar se le archivó el proceso.

Sin embargo, en total son 19 procesos de investigación que se abrieron desde que Luis Álvaro Mendoza (el último director formal de la corporación) renunció a finales de agosto del 2016, y de estas pesquisas, dos concesionarios ya están al día.

“Con muchos concesionarios buscamos soluciones. Algunos no tienen que ver con incumplimientos, sino que no han hecho suficiente inversión. Por ejemplo, Siduport está incluido en este grupo, al igual que la Sociedad Portuaria Regional de Barranquilla, podría ceder una de sus concesiones”, agregó Andrade.

Sumado a lo anterior, el sector portuario sigue en deuda con Bocas de Ceniza (desembocadura del río al Caribe por Magdalena) y para ello, “ya hay un compromiso del Distrito, el departamento y la Nación para sacar adelante el puerto de aguas profundas”, destacó el saliente director de Cormagdalena.

Este proyecto tiene un valor de US$550 millones de inversión, de los cuales US$100 millones serán de aporte patrimonial y el resto será por cupos de endeudamiento, “para lo cual ya estamos juntando el grupo de socios que aportará el primer monto”, concluyó Andrade.

CALENDARIO DE LA NUEVA APP

El informe de Cormagdalena reveló también el nuevo cronograma de la APP para recuperar la navegabilidad del río Magdalena, una vez se abra el proceso en agosto de este año. Así, la preconstrucción (que dura un año) está prevista para abril del 2018, con lo cual el concesionario ganador deberá acreditar el cierre financiero en marzo del 2019 y firmar el acta de inicio de construcción en abril de ese mismo año. Para esta última se tiene presupuestado que dure cuatro años, con lo cual las cuatro unidades funcionales quedarían listas en abril del 2023.

En Twitter: @SLondonoV