La conectividad aérea aumentaría 10% por inversiones en aeropuertos

Con las mejoras, la capacidad de pasajeros crecería hasta un 30% en algunas terminales aéreas del país.

Aeropuerto de Santa Marta

La inversión para la primera etapa del aeropuerto de Santa Marta ascendió a 109.500 millones de pesos.

Cortesía

POR:
Portafolio
marzo 14 de 2017 - 09:15 a.m.
2017-03-14

El turismo sería uno de los principales beneficiados con las inversiones en infraestructura aeroportuaria que se vienen para los próximos años.

En eso concuerdan los presidentes de algunos de los gremios que representan al sector turístico en el país: la Asociación de Agencias de Viajes y Turismo (Anato), la Asociación Hotelera de Colombia (Cotelco) y la Asociación del Transporte Aéreo de Colombia (Atac), además del Ministerio de Comercio, Industria y Turismo.

Lea: (El turismo de Colombia crece más rápido que los otros países de la región).

De hecho, para el 2017 la Aeronáutica Civil ya aprobó 14 nuevas rutas que serán operadas por Avianca, EasyFly, Air Transat, OceanAir, Air Panamá y Lacsa. De estas, ocho son para conexiones internacionales y seis para nacionales.

“Una vez que estas nuevas rutas entren en funcionamiento se incrementará en casi 10% la conectividad aérea internacional frente al cierre del 2016. Los nuevos vuelos ayudarán al cumplimiento de la meta que fijó el presidente Juan Manuel Santos para que Colombia tenga, en el año 2018, 5,2 millones de viajeros internacionales”, dijo la ministra de Comercio, Industria y Turismo, María Claudia Lacouture.

Para Gilberto Salcedo, presidente de la Atac, esta también es una respuesta acertada a un atraso de varios años en infraestructura. “Las inversiones que realiza el Gobierno en infraestructura aeroportuaria permitirán cerrar la brecha que se formó históricamente por falta de inversión”, comentó Salcedo.

Lea: (Así quedó la nueva terminal internacional del aeropuerto de Cali, que se inaugura hoy).

Para el 2017 y el 2018, la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI) prevé una inversión de más de $2,3 billones en 16 aeropuertos en los que, en algunos casos como el de El Dorado de Bogotá, se verá un aumento de su capacidad en más de 30%.

Dicho terminal movió más de 31 millones de pasajeros en el 2016 y con una inversión de $2 billones en mejoras estaría en capacidad de mover casi 40 millones de personas este año.

Otro de los que se destacan en este panorama es el Alfonso Bonilla Aragón, de Cali, que la semana pasada entregó un edificio internacional y espera aumentar su capacidad en un 20% cuando culmine el proyecto en los próximos tres años.

Lea: (Hoy arranca la entrega de la primera etapa del nuevo aeropuerto de Santa Marta).

El Rafael Núñez (Cartagena) no se queda atrás, pues ha sido uno de los que más ha crecido en tráfico de pasajeros en los últimos años –incluso más que El Dorado–, pues en el 2016 registró un incremento de viajeros de 12%, con 4,3 millones de personas transportadas.

Y con las mejoras prevé mover a más de 6 millones en el 2021, según dice el Plan Maestro de la terminal, publicado por la Aerocivil.

Esos son algunos de los ejemplos que además de mejorar la infraestructura del país en ese terreno, significan la ventana para que el turismo, que viene impulsado por el sector privado y público, siga creciendo.

“La conectividad es fundamental para el desarrollo del turismo y la inversión, no solo en aeropuertos, sino en carreteras, puertos, etcétera. Para las agencias de viajes trae múltiples beneficios pues hace más fácil la llegada de viajeros”, afirmó Paula Cortés Calle, presidenta de Anato, quien agrega que los avances en la infraestructura también son jalonadores de las economías de cada región y mejoran la llegada de visitantes a los destinos con vocación turística.

Un ejemplo de ello es Montería, que se ha posicionado como uno de los “nuevos favoritos de los colombianos”, según el sitio web de reservas Despegar.com, y que está teniendo una demanda creciente que la terminal aérea actual no soporta, según pudo constatar Portafolio en el Plan Maestro.

Según el documento, la demanda para el 2035 sería tres veces mayor que su capacidad actual. Y con las reformas, movería casi 1,4 millones de personas. El año pasado cerró con 958.199.

Por otro lado, aunque gremios como Atac aplauden el esfuerzo del Gobierno para mejorar la infraestructura, también hacen un llamado a “optimizar la utilización de las pistas y el espacio aéreo, tanto en El Dorado, que concentra el 33% de las operaciones del país, como en los aeropuertos concesionados que agrupan el 82% de transporte de pasajeros”, explicó Salcedo.

Agregó que en el caso de Bogotá pasar de 60 a 90 operaciones por hora representaría un menor impacto ambiental por combustible y menores tiempos de desplazamiento para los pasajeros.

UNA OPORTUNIDAD PARA DINAMIZAR EL SECTOR

“Si bien la modernización de los terminales aéreos promete un aumento en la conectividad y de paso del turismo, es importante que se vea un trabajo conjunto entre el sector privado y el Gobierno”. Eso dice Gustavo Toro, presidente de Cotelco, quien asegura que no hay una correlación directa entre el número de aperturas de hoteles, con la mejora de las terminales aéreas. “Sí es una oportunidad para que, dadas las condiciones, los hoteles lleguen a zonas donde antes no podían por falta de capacidad aérea”, añadió.

Y concluyó que mientras se establece el proceso de paz y se hacen más visibles los avances en términos de seguridad, se podrá hacer una medición del impacto de las mejoras en infraestructura.

“El sector turístico verá un crecimiento importante que será gracias al trabajo mancomunado entre los hoteles, las agencias de viajes, las aerolíneas y las acciones del Gobierno”, puntualizó.

Siga bajando para encontrar más contenido