Costos al hacer vivienda son cada vez más altos

Uso de materiales, muchos de ellos importados, impacta los presupuestos de obra. 

Construcciones

El suelo, que no está incluido en el listado del Dane, pesa más de 20 % en los precios finales de venta.

Archivo Portafolio

Infraestructura
POR:
Portafolio
febrero 15 de 2016 - 11:01 p.m.
2016-02-15

El incremento en los precios de algunos materiales e insumos para la construcción de casas y apartamentos está afectando los presupuestos de obra en Colombia y esto, en consecuencia, también impacta a los constructores.

De hecho, ayer el Dane dio a conocer el Índice de Costos de la Construcción de Vivienda (ICCV) que, precisamente, confirmó un alza de 5,17 por ciento durante los doce meses, a enero, frente al periodo precedente.

Hay aumentos importantes en elementos como los ascensores, cuyos valores crecieron 29,3 por ciento entre febrero del 2015 y enero del 2016, frente al 4,08 por ciento del mismo lapso, a enero del 2015.

Igualmente, están la ventanería, la carpintería y las instalaciones en PVC, que también llegan del exterior.

A estos hay que sumarles los sistemas de aire acondicionado, los lavamanos y la tubería hidráulica, entre otros, que tienen la ventaja de que ya se están fabricando por la industria nacional.

En este entorno alcista, y a pesar de que siempre se dice que los constructores no pierden, la devaluación no los ha perdonado cuando se habla de insumos importados.

Juan Antonio Pardo, presidente de la constructora Prodesa, asegura que “tenemos que asumir los aumentos, especialmente en las viviendas que ya vendimos, ya sea de interés social o de estratos altos (no hay ninguna distinción) porque no les podemos cambiar el precio pactado”.

El impacto en la VIS

Por ejemplo, los valores de los materiales para la vivienda de interés social (VIS) aumentaron 5,61 por ciento, pero el precio de esta oferta es único, según lo traza la ley vigente.

En los rangos altos tampoco es mucho lo que se puede hacer, si la casa o el apartamento ya fue separado con un valor determinado.

El Dane también analiza el ICCV según el tipo de vivienda y en los últimos doce meses, a enero, para la oferta multifamiliar registró una variación de 5,20 por ciento, mientras que para la unifamiliar acumuló un alza de 5,11 por ciento.

Por ciudades, Pasto fue la que reportó el mayor incremento en los costos de construcción de vivienda: 7,34 por ciento entre febrero del 2015 y enero pasado, frente al 3,12 por ciento del periodo precedente.

Le siguen, por encima del promedio nacional (5,17 por ciento), Santa Marta, con 6,34 por ciento; Medellín, 6,23 por ciento; Cali, 5,97 por ciento y Manizales, 5,95 por ciento, entre otras.

Por su parte, Bogotá registró una variación de 4,56 por ciento, por debajo del total nacional.
‘Para las ventas futuras sí se ajustarán los precios’

Hay consenso en que las viviendas que ya se vendieron no pueden ajustarse al alza, pues debe respetarse el valor inicial pactado entre las partes. Sin embargo, los precios de venta nuevos sí cambiarán. Así lo prevé el presidente de la constructora Prodesa, Juan Antonio Pardo, quien considera que no se puede ocultar el efecto de la devaluación en los materiales importados que se utilizan en los proyectos, especialmente en los de rango medio-alto y alto. En el caso de la vivienda de interés social –asegura Pardo–, “nosotros preferimos entregar más área y cuadrar los presupuestos a través de menos acabados. Es algo más manejable, ya que para los compradores será más fácil adecuarlos progresivamente. De hecho, los compradores aprecian tener más espacio”.

gabflo@eltiempo.com