Después de 57 años de operación, torre de control del aeropuerto El Dorado se demolerá

Desde la primera semana de junio se inició la demolición del antiguo puesto de mando aéreo del país. Allí se construirá una plataforma de rodaje. 

Torre de control Aeropuerto El Dorado

La nueva torre, que requirió una inversión de un poco más de 150.000 millones de pesos, tiene una altura de 84 metros en un área de 5.430 metros cuadrados.

Archivo particular

Infraestructura
POR:
Cynthia Lewis
junio 23 de 2016 - 11:05 p.m.
2016-06-23

El próximo 3 de octubre la antigua torre de control del aeropuerto El Dorado, diseñada bajo el régimen del general Gustavo Rojas Pinilla e inaugurada en 1959, será historia: ese día terminará su demolición.

Luego de 57 años de operación y haber tenido un diseño arquitectónico modernista que hizo furor en su época, el aeropuerto El Dorado le dice adiós a lo último que quedaba de esa edificación.

El pasado 29 de abril, la Aeronáutica Civil le hizo entrega de esta vieja torre a la Agencia Nacional de Infraestructura para que se encargara de su demolición, a través del concesionario Opain desde la primera semana de junio de este año.

En total son 19.000 m2 y su demolición se tomará entre tres y cuatro meses con la metodología tradicional con retroexcavadoras que cuentan con martillos hidráulicos.

De acuerdo con el concesionario, en algunas zonas se están realizando cortes de bloques de concreto para ser conducidos a la parte exterior, acompañando el proceso con humectación permanente y protección que eviten la caída de material particulado en el área de operación.

En esta área se construirá una nueva plataforma de rodaje para seis posiciones de contacto (o puentes de abordaje), que según el cronograma del concesionario estaría terminada en la primera semana de enero del próximo año.

¿QUÉ PASARÁ CON LOS ESCOMBROS?

Aunque no se saben las cantidades que resultarán de la destrucción, el material que sale de la demolición se clasifica en dos: elementos de salvamento y de disposición final.

Los primeros serán recuperados por la Aerocivil con el fin de proceder con ellos como chatarra u objetos que reutiliza. Los otros serán llevados a sitios especiales y que cuentan con licencia para disposición final.

Según Opain, el destino de estos elementos serán escombreras certificadas y sitios de disposición para elementos especiales.

ANTES Y DESPUÉS 

La antigua edificación empezó su funcionamiento el 11 de diciembre de 1959 y en su primer día reportó, entre las 5 y las 11 de la mañana, la realización de 75 operaciones: 39 aterrizajes y 36 decolajes.

Al final del día, alcanzó la cifra de 259 vuelos, y cumplió las expectativas de duplicar la actividad aérea ofrecida en el antiguo aeropuerto de Techo, en el que en un día normal se movilizaban cerca de 120 aeronaves.

Esta emblemática torre de control inicialmente se construyó con 7 pisos de altura y luego de una reforma estructural por el crecimiento de las operaciones, en 1998, se elevó a 12 pisos.

Hoy la nueva torre, que requirió una inversión de un poco más de $ 150.000 millones, tiene una altura de 84 metros en un área de 5.430 m2 y una estructura mixta de acero y hormigón, y, en promedio, reporta aproximadamente 800 operaciones diarias.

Cynthia Lewis
cynlew@eltiempo.com