Diez proyectos de 4G, frenados por retraso en inicio de obras

Licencias ambientales en estudio, consultas previas sin definirse y hasta hallazgos arqueológicos, algunas razones por las que no han iniciado obras.

Obras

Algunas APP están redefiniendo sus trazados por cuenta de hallazgos arqueológicos.

Archivo particular

Infraestructura
POR:
Portafolio
abril 16 de 2017 - 07:37 p.m.
2017-04-16

Falta de licencias ambientales; consultas previas por definir, convocar y realizar; trabajos preliminares incompletos e incluso hallazgos arqueológicos tienen hoy frenadas las obras de 10 concesiones viales de cuarta generación (4G).

La cuestión no es menor, si se tiene en cuenta que estos megaproyectos contarán, en total, con cerca de 1.300 kilómetros de trabajos –entre dobles calzadas, puentes, túneles y otras vías– regados por todo el territorio nacional, para los cuales se tienen $17,5 billones en su presupuesto consolidado.

(Lea: En vías 4G ya se ha invertido más de un billón de pesos). 

Y es que el inicio de estos 10 proyectos de alianza público-privada (APP) sigue en vilo, incluso cuando algunos tienen sus actas de inicio firmadas hace casi dos años, con lo cual –en teoría– ya deberían tener un mínimo porcentaje en su fase de construcción. Este el caso, por ejemplo, de las autopistas Pacífico 1, Pasto - Rumichaca y Popayán - Santader de Quilichao.

Los documentos de inicio de estas concesiones rezan que las obras debieron haber comenzado entre septiembre y octubre del año pasado, pero sus informes carreteros (en los que se dictan los avances de los proyectos) indican que los tres siguen en la fase previa a la construcción, pero con casos particulares cada uno.

En Pacífico 1, la preconstrucción ya está en el 100%, pero no se ha iniciado la fase de construcción porque “el Invías tiene a su cargo otras tareas preliminares, que aún no tienen avances sustanciales”, tal y como le confirmó a Portafolio una fuente cercana al proyecto. Esta situación, agregó, es exactamente igual en la vía Mulaló - Loboguerrero, donde también mantiene frenada su ejecución fallos judiciales.

Por su parte, el informe de la conexión Pasto - Rumichaca señala que el pasado 27 de octubre debieron (cuando debieron comenzar las obras) “no se dio inicio a la construcción”, e incluso el avance actual de la preconstrucción registra un 0%. Es importante destacar que su inicio se ha visto frenado por varias consultas previas que aún están por citarse, además de que su trazado está hoy en reevaluación, luego de que se encontraran piezas arqueológicas y de patrimonio cultural en el mismo.

(Los hallazgos arqueológicos implican cambios en vías 4G). 

El otro caso es el de la vía Popayán - Santander de Quilichao, la cual si bien no ha presentado incidentes de este tipo, sí debió haber comenzado su construcción el 24 de septiembre pasado, pero todavía tiene pendiente recibir la licencia ambiental, adquirir varios y predios y concertar con cinco comunidades étnicas, que solicitaron consultas previas, que todavía siguen sin ser programadas.

Incluso, varios voceros de la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI) le comunicaron a empresarios de la región que las obras no comenzarán en el 2017, con lo cual el cronograma de finalización de la doble calzada y otras obras se retrasará en poco más de un año.

Esta situación no termina allí y son 10 las APP de este tipo que tienen retrasos en el inicio de su construcción, ya sea por temas ambientales, prediales, de hallazgos arqueológicos o de falta de obras preliminares.

Entre estas se encuentran también la vía entre Villavicencio - Yopal y la Autopista al Mar 1 (Túnel de Occidente - San Jerónimo). Ambas APP presentan situaciones anómalas: la primera, inició su fase de construcción el 3 de septiembre del 2016, pero en el último informe carretero del proyecto se especifica que avances tampoco ha arrancada.

Portafolio conoció que, además de licencias ambientas y predios pendientes por lograr, el trazado inicial está siendo analizado y configurado actualmente.

Las obras de la segunda, por su parte, “comenzaron el 11 de noviembre del año pasado” y a corte del último reporte, tenían un avance de 0,05%. La cuestión es que este diario constató que la maquinaria sigue sin operar formalmente, aspecto que se suma al hecho de que los directivos del proyecto no han recibido el aval medioambiental, ni tampoco han adquirido la totalidad de los predios que impacta este proyecto.

Sebastián Londoño V.
seblon@eltiempo.com