El gas, la apuesta de Colombia por un combustible limpio y eficiente | Infraestructura | Economía | Portafolio

Gas natural, la apuesta de Colombia por un combustible limpio y eficiente

Es considerado como el energético fósil menos contaminante, emite menos dióxido de carbono por unidad de energía que cualquiera del mismo origen.

Canacol manejará el gas y los líquidos asociados como la nafta, el propano y el butano.

Archivo Portafolio.co

POR:
Portafolio
marzo 23 de 2017 - 09:39 a.m.
2017-03-23

El pasado 28 de diciembre, cuando Hocol, compañía filial de Ecopetrol, confirmó el hallazgo de gas natural en el pozo Bullerengue Sur- 1, ubicado a 30 kilómetros de Barranquilla, Juan Carlos Echeverry, presidente de la petrolera colombiana no dudó en afirmar que el país comenzaba a aumentar sus reservas con este combustible limpio.

“Este descubrimiento va en línea con nuestra visión de tener un mayor equilibrio entre la producción de petróleo y gas, un combustible limpio y amigable con el medio ambiente”, dijo el vocero de la petrolera.

Lea: (Sólo habría reservas de gas para los próximos 9 años).

El gas natural ha sido calificado por expertos y científicos con un combustible limpio, clave en eficiencia, para potencializar la matriz energética del país. 

“Desde la COP 21 el mundo y Colombia han empezado una ambiciosa transición hacia un sistema energético bajo en carbono. Las emisiones del gas natural son menores entre un 40% a 50% a las del carbón y un 30% inferiores a las de fuel oíl. El gas, que sabemos usar muy bien en el país, jugará un papel determinante en la transición hacia fuentes renovables para un mundo sostenible”, explicó el Presidente de Promigas, Antonio Celia Martínez - Aparicio.

El gas natural emite menos dióxido de carbono (CO2) perjudicial para el medioambiente por unidad de energía que cualquier otro combustible fósil. Además, emite menos gases de efecto invernadero y óxidos de nitrógeno que el carbón o el crudo/petróleo.

Lea: (Hocol descubre gas natural en el pozo Bullerengue Sur-1, en Barranquilla).

COMBUSTIBLE SOSTENIBLE

En varios escenarios y espacios, analistas han afirmado que el gas natural es conveniente para el país, no solo para fomentar la robustez de la canasta energética; sino además, por sus características es un combustible limpio y sostenible con el medio ambiente.

“En su estado natural, el gas se encuentra relativamente libre de impurezas, lo que lo hace inmune a efectos indeseables como los asociados con el contenido de azufre en el Acpm. Adicionalmente, el bajo peso molecular y la relación carbono-hidrógeno que caracterizan a este combustible son propiedades que se reflejan en una baja tendencia a la formación de contaminantes. Esto significa que, en términos de sus características físicas y químicas, el gas natural es intrínsecamente más limpio que la gasolina y el diésel”, explicó el profesor de la Universidad de Los Andes, Eduardo Behrentz, en una columna suya, publicada en el diario El Tiempo, en noviembre de 2008.

Lea: (Listo el primer puerto de gas natural licuado del país).

Reitera el catedrático en la citada columna de opinión, que “el gas natural hace parte del selecto grupo de combustibles limpios cuyo uso es promocionado e incentivado por gobiernos y autoridades ambientales de todos los continentes. Este combustible es utilizado cada día con más frecuencia en hogares, la industria y el sector automotor”.

ANTE LAS NUEVAS RESERVAS

Mientras se encuentran nuevos yacimientos que lleven a aumentar las reservas de gas, el país comenzó desde el 1 de diciembre pasado con la importación de los primeros volúmenes de este combustible a través de la planta de regasificación en Barú.

“Esta terminal nos pone en el mapa internacional del gas natural de manera que nuestros precios internos podrán tener referentes comparables guardando también relación con combustibles sustitutos, como corresponde a una economía de mercado con adecuada regulación”, dijo Antonio Celia Martínez - Aparicio, presidente de Promigas, en la inauguración de la Planta de Regasificación.

Explicó Celia Martínez - Aparicio que “debemos tener la opción de importar una parte del gas; aquella que se pueda requerir para garantizar al 100% el suministro de energía eléctrica en tiempos de hidrología extrema, que son ahora más frecuentes por cuenta del cambio climático. Las plantas térmicas serán las que aporten su indispensable firmeza al sistema”.

Sin embargo, resaltó que se debe seguir buscando mayores reservas. Que hay que mantener señales correctas y equilibradas para consolidar la exploración con la expectativa de que los promisorios yacimientos costa afuera puedan en algunos años monetizarse y quizás, en pocos años ser un hub regional aprovechando la conexión existente con Venezuela.

La Sociedad Portuaria El Cayao (SPEC) es la empresa que tiene a su cargo esta terminal que recibe gas natural licuado (GNL). Luego de 16 meses de construcción y cumpliendo con el cronograma de trabajo, la planta se compone de una unidad flotante de almacenamiento y regasificación, un muelle de 760 metros de longitud y un gasoducto de 10 kilómetros que conecta la terminal con el Sistema Nacional de Transporte.

Siga bajando para encontrar más contenido