En noviembre inicia proceso para contratar el tren ligero para Bogotá

Entre julio y septiembre de este año se firmarán los convenios de integración y antes de finalizar el año se abriría la licitación.

El trazado del Regiotram iría desde la estación de La Sabana hasta Facatativá.

El trazado del Regiotram iría desde la estación de La Sabana hasta Facatativá.

Render/Cortesía ANI

POR:
Portafolio
julio 05 de 2017 - 07:56 p.m.
2017-07-05

Después de muchos años de que se comenzara a hablar de Bogotá región, este mes se firmará la integración para que TransMilenio (TM), el metro y el Regiotram –tren ligero– operen en un solo sistema masivo.

(Lea: En mayo próximo se definiría futuro del tren que conectaría a Bogotá con Facatativá

Esta realidad se materializará cuando el Distrito, la Gobernación de Cundinamarca y la Nación firmen el convenio entre los tres proyectos, que deberá ser antes de que termine julio.

(Lea: En agosto iniciarían las obras de accesos al norte de Bogotá

Además, tanto para el metro como para el Regiotram se espera que el Gobierno Nacional expida un Conpes en agosto, “el cual permitirá desarrollar los dos proyectos y los define como de importancia estratégica para el país”, le aseguró a este diario Jorge Emilio Rey, gobernador de Cundinamarca.

RECAUDO Y COSTOS 

El tren, por su lado, no parará allí y en septiembre tendría listo el aval fiscal del Ejecutivo, por medio de un documento Confis, el cual aprobaría que el 30% de todo el proyecto –unos $5,5 billones– se financie con dineros públicos, de los cuales buena parte serán aportados por la Nación, a través de vigencias futuras.

Así, “antes de noviembre lograríamos firmar la cofinanciación y, por ende, entrar en la etapa de preconstrucción, y ojalá entre finales de este año e inicios del 2018 quede contratada la obra”, agregó el Gobernador.

Esta asociación público-privada (APP) queda entonces destrabada, luego de hacerle varios ajustes, los cuales fueron pedidos por el Distrito. Entre estos están la integración con el sistema masivo, la construcción de pasos a desnivel en las principales avenidas por donde pasará el tren, los precios y el empalme con el futuro metro capitalino.

“Quienes pasen de un medio a otro, es decir, entre TM, el tren y el metro pagarán una única tarifa y su recaudo contará con un único sistema. Esto, porque queremos que sea lo más eficiente para el usuario y no se incrementen los precios”, indicó Rey. Esta integración es la que se firmará este mes.

Además, definirán cómo será la unión física del Regiotram con el metro, que actualmente siguen evaluando y podrá ser en la avenida Caracas con calle 19 o con calle 26. Y aunque las estaciones de uno y otro podrían no quedar en el mismo sitio, la distancia será mínima, “de modo que la demanda de usuarios no se desestimule y logremos cifras que los estudios registran”, indicó el funcionario.

Igualmente, señaló que los análisis financieros del departamento ya están listos, y se presentará la propuesta a la Asamblea. “Tenemos capacidad de vigencias y las expediremos una vez firmemos el convenio para la integración. La Nación hará lo suyo a través del Confis en septiembre, tal y como nos lo comunicó el presidente Juan Manuel Santos esta semana”, afirmó Rey.

IMPACTOS DEL PROYECTO

El arranque de estos proyectos llevará a que más de 10 millones de peronas mejoren su movilidad. Y es que la integración le ahorrará a los pasajeros casi el 50% en tiempos de desplazamiento, con lo cual una persona que hoy se tarda hasta dos horas y media entre Facatativá y Bogotá, con el tren, el trayecto hasta el centro le tomará unos 48 minutos.

Esto sin contar que el trazo del tren dará vía libre para que ‘despegue’ el aeropuerto Dorado II (ubicado entre Madrid y Facatativá), debido a que el proyecto conectará ambas terminales. Cada una tendrá su propia parada y en total habrá 18 de estas.

De hecho, el impacto va más allá. Según Luis Fernando Andrade, presidente de la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI), la inversión total en ese lugar superaría los U$5.000 millones en 10 años, teniendo en cuenta el desarrollo integral que traerían el tren y la segunda terminal.

“Ya estamos trabajando con la Andi y la Gobernación de Cundinamarca para desarrollar una zona franca especializada en la industria aeronáutica, que estaría cerca al Dorado II. Estamos diseñando una ciudadela, de modo que esté lista para cuando también terminen las obras en la segunda terminal ”, concluyó Andrade.

Sebastián Londoño V.
seblon@eltiempo.com

Siga bajando para encontrar más contenido