Vea los beneficios que generará la recuperación de la navegabilidad del río Magdalena

Estudio de Fedesarrollo resalta las ventajas del proyecto y define las medidas para mejorar la vida de las poblaciones aledañas y la competitivdad.

Buque navegando en el Río Magdalena
Infraestructura
POR:
Portafolio
marzo 30 de 2016 - 01:53 p.m.
2016-03-30

Debido a la importancia en materia socioeconómica que generará la recuperación de la navegabilidad del río Magdalena, Fedesarrollo culminó un estudio que sirve de hoja de ruta para que el proyecto sea lo más eficiente posible y mejore las condiciones de vida de las poblaciones aledañas, así como el comercio exterior  del país.
    
Este proyecto busca mejorar las condiciones físicas y permitir la navegación en el río desde Puerto Salgar hasta Barranquilla, para consolidar un medio de transporte que conecte los principales centros de producción y consumo del país con menores costos de transporte.

En su investigación, Fedesarrollo analiza su impacto en materia económica para el país por la reducción de costos y el mejoramiento en logística del sector transporte. Por otra parte, se analizan los impactos sociales y ambientales que el proyecto puede generar.

CONCLUSIONES

Este proyecto presenta importantes beneficios, especialmente respecto a reducción de costos de transporte y beneficios por generación de comercio internacional. De acuerdo con las estimaciones realizadas, los beneficios del proyecto están entre 1,1 y 2,5 billones de pesos, según el nivel de carga que se movilice.

El proyecto tiene el potencial para aumentar la competitividad del país, al aumentar el intercambio entre regiones y con otros países, y posiblemente reducir el precio de los bienes al reducir los costos de transporte. Se estima que casi el 50% de los beneficios generados provienen de mayor comercio exterior.

Adicionalmente presenta beneficios ambientales al reducir las emisiones de CO2 generadas por el transporte carretero, y beneficios por menor necesidad de mantenimiento de vías al reducirse el tráfico de tractocamiones.

A nivel de toda la economía el proyecto de recuperación de la navegabilidad del río Magdalena aportará durante su desarrollo 1,8 billones de pesos, o 0,25% del PIB entre 2015 y 2026.

Al calcular los encadenamientos de la inversión requerida para el proyecto y su efecto multiplicador se encuentra que por cada peso invertido en la recuperación de la navegabilidad del río Magdalena se generan 4,2 pesos adicionales.

Ahora bien, para que se materialicen estos beneficios, el proyecto requiere de inversiones complementarias que aseguren la multimodalidad y permitan el acceso a distintas regiones del país. Las inversiones que se están haciendo en 20 puertos fluviales a lo largo del río y la conectividad con el modo carretero a través de los proyectos 4G son elementos fundamentales para el éxito del proyecto.

El proyecto de recuperación de navegabilidad del río Magdalena es tan bueno como la carga que movilice. Por tanto, es necesario implementar políticas activas para generación y sustitución de carga, de modo que se use este nuevo modo de transporte a plena capacidad y se aprovechen los ahorros que genera.

A pesar de que en la actualidad el río Magdalena no tiene la misma importancia que tuvo en el pasado, sigue siendo la principal fuente de recursos económicos y alimenticios de los pobladores de su ribera. También es la principal vía de comunicación de algunas comunidades, y una importante fuente de abastecimiento de agua de los municipios.

Esto implica que cualquier obra de intervención que se realice sobre el Magdalena impacta a estas comunidades y debe tomar en cuenta los factores de tipo ambiental, social, económico y político que afectan a las poblaciones ribereñas. Navelena ha ido realizando este tipo de trabajo con las comunidades para asegurar buenos resultados.

En este sentido, una de las recomendaciones que hicieron la mayoría de los entrevistados es la de hacer una intervención integral sobre el río teniendo en cuenta a todos los actores que intervienen directamente en él. Esto implica no solamente el proyecto de recuperación de la navegabilidad en el río, sino la presencia de los distintos programas y entidades del estado para resolver las distintas problemáticas que confluyen en él y que son previas e independientes del proyecto. Esto es un reto de país y requiere un compromiso que va más allá del canal navegable.

El proyecto de recuperación de la navegabilidad trae consigo generación de empleo calificado y no calificado (principalmente) tanto en las obras necesarias para el canal navegable como en los puertos que se están desarrollando a lo largo del río. Esta es una de las principales expectativas de las comunidades ribereñas sobre el proyecto y puede tener un impacto positivo sobre ellas.

La pesca en el río Magdalena ha ido disminuyendo en el tiempo, tanto en número de especies como de capturas. Esto se debe a problemas ambientales, como la falta de conectividad entre las ciénagas y el río, y a problemas institucionales como el no cumplimiento de los periodos de veda. Un punto a favor es el nivel de asociatividad de los pescadores que puede ser una plataforma para trabajar por recuperar el recurso.

El turismo en el río Magdalena es incipiente y de bajo perfil. A pesar de estar identificado como un potencial en los planes de desarrollo municipales y departamentales no se han
llevado a cabo las inversiones necesarias para organizar y estructurar proyectos turísticos atractivos para visitantes nacionales e internacionales.

En este punto es necesario tener presente que el atractivo natural de un sitio no es suficiente para que se genere turismo. Se requieren una serie de servicios y bienes públicos que apalanquen la inversión privada y logren atraer turistas.