Inseguridad jurídica complica al sector constructor de Colombia | Infraestructura | Economía | Portafolio

Inseguridad jurídica y trámites, los males del sector constructor

Varias regiones del país cerrarán el año con indicadores a la baja. Freno a licencias, uno de los problemas.

vivienda

.Una reforma tributaria moderna, que apoye la inversión local y extranjera aportaría bastante a la dinámica del sector constructor.

Archivo particular

POR:
Portafolio
diciembre 18 de 2016 - 09:11 p.m.
2016-12-18

El área licenciada para vivienda cayó 7,2 por ciento en el país durante los doce meses a septiembre. Sin embargo, llama la atención que los departamentos de Santander, Cundinamarca y Antioquia fueron los de mayores complicaciones.

Según la Cámara Colombiana de la Construcción (Camacol), “allí las decisiones administrativas del ámbito municipal han afectado de forma sustancial los procesos, por la vía del bloqueo y la creación de nuevos trámites, entre otros obstáculos”.

A estos inconvenientes, la presidenta del gremio, Sandra Forero, les suma decisiones sobre los planes de ordenamiento territorial (POT), que han cambiado de forma estructural frente a las anteriores administraciones, con el agravante de que –según Forero–, “en muchos casos no tienen sustento en el ordenamiento jurídico del país. En el listado de saldo rojo también están Nariño y Meta; sin embargo, sus casos son diferentes y obedecen a comportamientos de la dinámica sectorial”.

Las situaciones con impactos en las licencias que más preocupan están en los municipios de Cota, Zipaquirá, Madrid y Anapoima. La gerente de Camacol Bogotá & Cundinamarca, Martha Moreno, le agrega Cajicá, donde un acto administrativo no ha permitido iniciar 2.100 viviendas; por eso, el gremio lo demandó.

Luis Aurelio Díaz, gerente del Grupo Oikos, que tiene proyectos en varios municipios de la Sabana, también confirmó que hay complicaciones normativas y de servicios públicos; sin embargo, reconoció que –por lo menos en el caso del Grupo– se han logrado concertaciones.

Este diario también consultó a la ministra de Vivienda, Elsa Noguera, quien señaló que una licencia no puede revocarse cuando ha sido expedida conforme a la ley. “Si hay reparos no aprueben más; lo que no pueden hacer es afectar derechos adquiridos”, enfatizó.

Exceso de trámites

A estos líos, Moreno le sumó el exceso de trámites. Para contrarrestar la situación en Bogotá y racionalizarlos, recientemente el gremio, la administración distrital y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) firmaron una alianza. La directiva recordó que hay 57 trámites necesarios para desarrollar un proyecto, de los cuales 26 son traumáticos.

En medio de las eventualidades, Bogotá ha logrado revertir la tendencia que ahora está afectando a los municipios vecinos, pues registró un alza de 9,3 por ciento en el licenciamiento; incluso, movió la mayor inversión en ventas en el país: 7,6 billones de pesos entre enero y octubre del 2016 para un crecimiento 3,9 por ciento frente al mismo periodo del 2015. Le siguen Antioquia, con 4,2 billones, y Valle, con 2,6 billones.

Un estudio de la Asociación Nacional de Instituciones Financieras (Anif) coincide con la recuperación de Bogotá; incluso, analiza lo sucedido en otras regiones y está en línea con lo que explica Camacol. De hecho, advierte una caída en las ventas de vivienda nueva en Villavicencio (capital del Meta) que –asegura– obedeció al fin del auge minero-energético, que también afectó a Bucaramanga, “cuyas economías están amarradas al sector petrolero”.

Al listado, el centro de estudios le agrega Barranquilla, que según sus análisis se impactó por el cierre temporal de los impulsos gubernamentales a la vivienda a finales del año pasado.

Gabriel E. Flórez G.
Economía y Negocios

Siga bajando para encontrar más contenido