¿Se convertirá la Séptima en la nueva Caracas con TransMilenio? 

El proyecto de la Alcaldía ha despertado la oposición de los vecinos de la troncal. Aquí sus argumentos y las respuestas del IDU.

Protesta de ciudadanos por la troncal de TM en la séptima.

Cientos de ciudadanos marcharon este fin de semana en contra del proyecto.

RODRIGO SEPÚLVEDA / EL TIEMPO

POR:
Portafolio
octubre 23 de 2017 - 09:42 a.m.
2017-10-23

Una de las prioridades del alcalde de Bogotá, Enrique Peñalosa, es construir la troncal de TransMilenio por la carrera séptima.

(Lea: Los mitos y verdades de la troncal de la séptima de TransMilenio

Para lograrlo, consiguió que el Concejo de Bogotá le aprobara hace pocas semanas un cupo de endeudamiento por 2,4 billones de pesos, adicional al de 4,5 billones que el mismo cabildo distrital le autorizó el año pasado.

De los $ 2,4 billones recién aprobados, el mandatario tomará $ 1,2 billones para desarrollar este proyecto, que tendrá un costo total de $ 2,4 billones. Esta noticia ha despertado la indignación de unos y el beneplácito de otros.

(Lea: En video: ¿Cómo quedará la carrera séptima con TransMilenio?

Una muestra de la controversia nacida en la ciudad por esta iniciativa es la marcha que cientos de ciudadanos protagonizaron por este corredor este fin de semana.

(Lea: Así se vería TransMilenio por la Séptima, según la administración Distrital

Edmundo López, abogado de la Universidad del Rosario y vocero del comité ciudadano Defendamos la Séptima, dijo que TransMilenio “no es ni más barato ni hace lo mismo que un metro”, y añadió que la llegada de la troncal va a desvalorizar la zona, “porque esto se va a convertir en la nueva Caracas”.

Mientras las marchas avanzaban, por redes sociales el Distrito promovía la etiqueta #NuevaSéptima, en la que exponía la necesidad y los beneficios de desarrollar el proyecto y daba voz a quienes están de acuerdo. Wílmar Quintero, un habitante del barrio San Cristóbal norte, ubicado en los límites de la ciudad, es uno de los que aprueba la obra.

“Me gustaría que TransMilenio cruzara por la séptima porque es más fácil para llegar al lugar de trabajo”, comentó el ciudadano.

Ante ello y para presentar un panorama de las preocupaciones de los ciduadanos, a continuación mencionamos las cinco principales dudas de quienes se oponen a TransMilenio y las respuestas del Distrito.

1
EL TRANSMILENIO NO CABE POR LA SÉPTIMA

“No existe espacio entre la calle 32 y la 100 para hacer bien el proyecto. Va a generar un impacto desastroso sobre los predios que están ubicados en el corredor”, advirtió Roberto Mosquera, residente del barrio El Chicó. Otra duda de este ciudadano es que en puntos angostos, como la Javeriana, habrá embotellamientos.
2
SE AFECTARÁ EL MEDIOAMBIENTE

“Como vecino del lugar opino que la solución no es la mejor desde el punto de vista ambiental, porque estos buses los mueven principalmente con diésel, y este es el que más genera efectos nocivos sobre la salud de cualquier ser vivo”, apuntó Juan Camargo, un economista que vive en la localidad de Chapinero.
3
SE DESVALORIZARÁN LOS PREDIOS

“Me opongo al proyecto porque va a desvalorizar los predios, va a generar deterioro urbano, va a aumentar la inseguridad, nos va a dejar la séptima como una segunda av. Caracas”, dijo Edmundo López, del comité ciudadano Defendamos la Séptima y quien añadió que las vibraciones que producen los buses también los afectarán.
4
DERRUMBARÁN MUCHAS PROPIEDADES

Otra de las inquietudes tiene que ver con la cantidad y la ubicación de los predios que se demolerán. Uno que en particular llama la atención es el parque museo del Chicó, al que según Pedro Poveda, vecino de este sitio, “le van a quitar una tajada porque las calles no dan y eso es costosísimo”, afirmó el ciudadano.
5
COSTARÁ EL DOBLE QUE OTRAS OPCIONES

Otra de las grandes dudas de la ciudadanía tiene que ver con el costo de las obras. Sobre esto han dicho que “TransMilenio no es más barato y no hace lo mismo que un metro”, y que medios de transporte como el tranvía e incluso los buses duales que hoy funcionan, son soluciones más económicas y eficientes.

Ante estas quejas, la semana pasada el Distrito respondió a las inquietudes de los vecinos de la troncal de la carrera séptima. 

El Instituto de Desarrollo Urbano (IDU) explicó que el corredor de la séptima no es homogéneo, pero que pese a ello, “el diseño permitirá contar con 21 estaciones ubicadas estratégicamente, que garantizarán el espacio para los peatones, mínimo dos carriles por sentido para el tráfico mixto y un carril exclusivo para TransMilenio en ambos sentidos”.

Frente a las afectaciones al medio ambiente, la entidad respondió que por dicho corredor solo circularán 140 buses con lo último en tecnología limpia y amigable con el medioambiente. También, explicaron, por allí dejarán de circular cerca del 80 por ciento de buses del SITP y tradicionales. Solo por la calle 127, en hora pico, 600 de estos vehículos no transitarán más.

De igual manera, desmitificó el hecho de que con el proyecto se desvalorizarían los predios argumentando que "hay estudios que demuestran que hay incrementos entre el 5 y el 17 por ciento del valor de los inmuebles; cerca de las estaciones de TransMilenio, la calidad urbanística mejora”.

Finalmente con relación a los predios que se necesitarán y al costo de la obra, el IDU aseguró que solo se requieren 300 predios; de la calle 32 a la 76 son 76; de la calle 76 a la 110 hay 86 y de la 110 a la 200 son 138 propiedades; y los $ 2,4 billones que vale el proyecto saldrán del cupo de endeudamiento y que según estudios internacionales, “la infraestructura de BRT (Bus Rapid Transit – tipo TM) es menos costosa que la de LRT (tren ligero).

ÓSCAR MURILLO MOJICA
EL TIEMPO@oscarmurillom

Siga bajando para encontrar más contenido